Menú
Cómo maquillarse para una sesión de fotos
Cómo maquillarse para una sesión de fotos
PARA ESTAR PERFECTA

Cómo maquillarse para una sesión de fotos

Es muy importante el maquillaje que apliquemos para una sesión de fotos, ya que las imágenes quedarán inmortalizadas para siempre.

Existen momentos muy importantes en nuestras vidas en los cuales las cámaras estarán presentes para inmortalizarlos, como por ejemplo una boda, un bautizo, un cumpleaños o una ocasión especial. Sea como sea, seguramente querremos vernos con nuestra mejor cara a lo largo del evento y también en las fotografías, por lo que lo más probable será que nos compremos ropa nueva (o utilicemos aquella que creemos que mejor nos quedará para la ocasión), nos arreglemos el cabello, busquemos los mejores complementos a conjunto y nos maquillemos.

Si somos conscientes de que vamos a salir en esa sesión de fotos, es importante que tengamos mucho cuidado a la hora de aplicarnos el maquillaje, ya que no se verá del mismo modo durante la celebración que en las imágenes que se retratarán y quedarán inmortalizadas para siempre.

Así pues, al igual que el maquillaje que se utiliza en el teatro o la televisión no es el mismo que el que se utiliza para el día a día, quizás no lo sea tampoco aquel que nos vamos a aplicar si vamos a salir en una sesión de fotos.

Lo primero que vamos a hacer antes de maquillarnos para una sesión de fotos será limpiarnos bien el rostroLo primero que vamos a hacer antes de maquillarnos para una sesión de fotos será limpiarnos bien el rostro

Primer paso: una base de maquillaje mate

Lo primero que vamos a hacer antes de maquillarnos para una sesión de fotos será limpiarnos bien el rostro, para asegurarnos de que no nos quedan restos de maquillaje del día anterior. Asegúrate de que la zona de los ojos está bien limpia y que no quedan restos negros de sombra, lápiz o máscara de pestañas que pudiesen crear un efecto resaca u ojeras.

A continuación aplícate una crema hidratante que no sea demasiado grasa. Busca aquella más fresca, la que probablemente te aplicarías en verano, ya que si es demasiado espesa podrá obstruir tus poros con el calor de los focos durante la sesión fotográfica, lo que te hará sudar más en la zona de la cara y puede que llegue a estropear tu maquillaje o que se vea que estás sudando en las fotos.

Nos aplicaremos la crema hidratante de forma uniforme por todo el rostro, orejas y cuello. Intenta no aplicarte demasiada crema hidratante, sino la cantidad necesaria para hidratar tu piel y para prepararla para la base de maquillaje. Esta base puede tener un terminado natural, pero buscaremos que sea sobre todo mate.

Aquellas cremas hidratantes con un toque brillante no harán más que potenciar aquellas zonas de tu rostro que no quieres que resalten notablemente durante una sesión de fotos. Quizás sean más adecuadas para tu día a día, sobre todo en verano, pero para una sesión de fotos es mejor optar por una base de maquillaje mate y aplicarse después el iluminador en las zonas del rostro que queramos potenciar.

Lo bueno de la base de maquillaje mate es que puede ayudar a cubrir mejor los granitos e imperfecciones que podamos tener en la cara y que queramos disimular durante la sesión de fotos. Para conseguir mejor este objetivo podemos optar por aplicarnos el corrector antes de la base. Algunos correctores de moda funcionan por colores, por lo que el verde nos ayudará a cubrir aquellas zonas rojas que podamos tener en el rostro y el salmón será el más adecuado para las zonas más oscurecidas, como las ojeras.

Nos aplicaremos la crema hidratante de forma uniforme por todo el rostroNos aplicaremos la crema hidratante de forma uniforme por todo el rostro

Segundo paso: realza tu mirada

Lo bueno de una sesión de fotos es que nos permite jugar con nuestro maquillaje, es decir, que podemos realzar nuestra mirada ante la cámara de una manera que quizás no lo haríamos para nuestro día a día. Además, con los flashes puede que no termine de verse bien el maquillaje si optamos por un look demasiado natural, por lo que puedes atreverte con las sombras de ojos más oscuras.

Recuerda que el efecto smoky eye es muy favorecedor y le dará un efecto 3D a tu mirada, realzando los párpados y dándole un toque felino y muy femenino a tus ojos. Para terminar este maquillaje una máscara de pestañas efecto maxi o unas pestañas postizas harán que tus ojos sean los completos protagonistas de tu look.

Sin embargo, es muy importante que las cejas estén perfectamente cuidadas, incluso si llevas gafas, ya que un pelo fuera de lugar podría determinar si te gusta más o menos la fotografía final. Por eso, es esencial no solo que las peines con un gel de cejas sino que también rellenes con un lápiz o sombra el interior de las mismas, para que tengan una perfecta forma y definición.

Tercer paso: define con el contouring

Gracias a la técnica del contouring conseguiremos realzar aquellas zonas de nuestro rostro que queramos y conseguir volúmenes extraordinarios. Simplemente deberemos aprender a utilizar de forma correcta esta técnica si queremos que funcione como deseamos y aplicarla adecuadamente.

Podemos con el contouring realzar nuestros pómulos, disimular una nariz ancha, delimitar los contornos de nuestra mandíbula y de nuestra frente, etcétera. Tendremos que difuminar bien los distintos tonos que nos apliquemos en la cara para que no sean visibles durante la sesión de fotos y tampoco en las imágenes. Bien utilizado, el contouring puede ser nuestro mejor aliado ante la cámara.

Podemos con el contouring realzar nuestros pómuloPodemos con el contouring realzar nuestros pómulo

Último paso: unos labios perfectos

Para terminar el look de maquillaje para una sesión de fotos podemos aplicarnos una barra de labios de nuestro gusto. Como hemos decidido realzar los ojos, de nosotras depende un pintalabios más o menos llamativo. Para una sesión de fotos en verano una barra tipo gloss brillante en tonos claros, como el rosa, el nude o el melocotón serán los más recomendados.

No obstante, si la sesión de fotos es durante el invierno y llevamos ropa de abrigo, los tonos de la temporada en mate, como el marrón, el rojo o el morado, pueden terminar de darle un toque moderno y actual a nuestro look y se verán igualmente bonitos frente a la cámara y detrás de ella cuando veamos y conservemos estas imágenes. Simplemente, asegúrate de que el tono del maquillaje de ojos y de labios está bien contrastado y que consigues con ello el look deseado.

Te puede interesar