Menú
Los 8 tipos de ojos: conoce la forma de tu mirada
Los 8 tipos de ojos: conoce la forma de tu mirada
MIRADAS

Los 8 tipos de ojos: conoce la forma de tu mirada

Conoce la forma de tus ojos para poder sacarles el mayor partido con el maquillaje.

Si hay una parte de nuestro cuerpo que realmente nos define, y que nos identifica a primera vista, sin duda es nuestra mirada. Nuestros ojos se encargan de transmitir prácticamente todo lo que sentimos, todo lo que queremos decir y no decimos, e incluso son capaces de acentuar nuestro discurso. Como dijo Bécquer, "por una mirada, un mundo"; y es que pocas cosas hay tan impactantes como una mirada.

No obstante, y pese a que todos los ojos son bonitos (y a todos los ojos se les puede sacar mucho partido), hay distintos tipos de ojos, todos ellos muy diferentes entre sí. Y en el mundo del maquillaje, esto es especialmente importante. Porque dependiendo de los tipos de ojos a los que nos enfrentemos, tendremos que optar por un estilo de maquillaje o por otro para así poder estar a la altura de esa mirada.

En función de la forma que tengan tus ojos te favorecerá más un maquillaje u otroEn función de la forma que tengan tus ojos te favorecerá más un maquillaje u otro

La forma del eyeliner, el tipo de sombras, los colores, la máscara de pestañas... Todo gira en torno a la forma de nuestros ojos. Y es que los ojos son el rasgo más identificativo del que disponemos y, como tal, lo suyo es que sepamos sacarles partido. Y qué mejor que conocerlos a fondo para saber qué es lo que más nos va a favorecer y lo que menos, ¿no? Así que precisamente eso vamos a hacer hoy: analizar qué tipos de ojos hay, y ver cómo estos pueden sacarse mayor o menor partido con el maquillaje. Lo primero que debemos saber es que hay un total de ocho tipos de ojos y, en más de una ocasión, se puede tener una mezcla de dos tipos, por ejemplo.

Los ojos almendrados

Comencemos por el tipo más común: los almendrados. Como su propio nombre indica, su forma es muy similar a la de una almendra, fruto seco que seguro que conoces a la perfección. La mayor parte de la gente suele tener los ojos almendrados, con los bordes externos inclinados hacia arriba.

Suelen ser ojos bastante simétricos, con lo cual es muy fácil conseguir que las cejas acentúen aún más esta forma almendrada. Para saber si los tienes almendrados, lo único que tienes que hacer es observar tu párpado con los ojos abiertos; si lo puedes ver fácilmente, significa que tienes unos ojos almendrados. Y si ese es tu caso, ¡considérate afortunada! Porque puedes usar prácticamente cualquier tipo de maquillaje sin problemas!

La mayor parte de la gente suele tener los ojos almendradosLa mayor parte de la gente suele tener los ojos almendrados

Los ojos asiáticos

Los asiáticos tienen una forma específica, que serás capaz de apreciar a simple vista. Los pliegues de los párpados, al contrario que en el caso anterior, no se aprecian cuando el ojo está abierto. Por regla general, el maquillaje de este tipo de ojos suele ir encaminado a hacerlos parecer más grandes; no obstante, todo esto depende mucho de lo que os guste o no.

Los ojos pequeños

En este caso, los pequeños suelen ser muy similares a los ojos asiáticos; suelen destacar poco en la cara en general, y a veces son rasgados y a veces no. Cuando son rasgados, son considerados asiáticos; cuando no lo son, únicamente pequeños.

En estos dos casos, como ya hemos explicado anteriormente, se suele tender a intentar hacer los ojos más grandes, y para ello se usan algunos trucos del maquillaje, como apostar por sombras bastante claras, tener cuidado con el eyeliner y alargar las pestañas hasta el extremo. Todo esto depende mucho de tus gustos, por supuesto.

El maquillaje de los ojos asiáticos suele intentar hacerlos más grandesEl maquillaje de los ojos asiáticos suele intentar hacerlos más grandes

Los ojos grandes

Son justo lo opuesto a los pequeños, de los que acabamos de hablar. Es muy fácil conseguir que estos ojos destaquen, ya estén maquillados o no; y es muy fácil identificarlos, también. Dentro de los ojos grandes, podemos hablar también de los ojos prominentes, puesto que estos son bastante grandes también, por regla general.

Lo positivo de tener unos ojos grandes es que es fácil conseguir que llamen la atención con el maquillaje; prácticamente cualquier color de sombra quedará bien. Eso sí: las sombras oscuras los harán más pequeños, y esto es algo que no debes olvidar nunca si tu intención es destacar los labios, por ejemplo.

Los ojos hundidos

Si antes hablábamos de los ojos saltones, ahora hablamos de los ojos hundidos. Estos se pueden identificar cuando se ve un pequeño espacio que comienza justo debajo de la ceja, y que se introduce hasta la parte interna. Debes prestar especial atención al pliegue de los párpados: si estos, al abrir los ojos, solo se aprecian en los extremos de fuera, es que tienes los ojos hundidos.

Es muy fácil conseguir que los ojos grandes destaquenEs muy fácil conseguir que los ojos grandes destaquen

Lo más importante con estos tipos de ojos es que los maquillajes aportando mucho brillo y haciendo que los ojos destaquen lo máximo posible. Lo mejor es optar por tonos claros, por sombras con brillos, que den la mayor cantidad de luz. ¡Y así conseguirás resultados espectaculares!

Los ojos caídos

Puede ser que te hayas sentido identificada con la forma de los ojos de almendra, hasta el momento en el que hemos señalado que los bordes exteriores debían inclinarse hacia arriba. Y es que, quizás, los tuyos se inclinen hacia abajo. En ese caso, tus ojos se suelen denominar ojos caídos. Es muy fácil detectarlos y definirlos, puesto que es un rasgo que se ve a simple vista.

En el maquillaje, lo habitual es que con este tipo de ojos se trate de levantar la mirada. Y, para eso, nada mejor que un eyeliner aplicado en condiciones y unas sombras degradadas. Debes jugar mucho con la forma que te gustaría darles, ¡pero todo es posible!

Los ojos separados

Por regla general, son poco frecuentes, no se suelen encontrar muy a menudo. Son aquellos que mantienen una gran distancia con la nariz, con unos lagrimales muy separados. A la hora de maquillarlos, lo habitual es tratar de contrarrestar esta separación buscando un delineado interior, que llegue hasta el lacrimal.

Si tienes los ojos muy separados busca un delineado interiorSi tienes los ojos muy separados busca un delineado interior

Los ojos juntos

Y, por último, están las personas cuyos ojos están más juntos de lo habitual, con unos lagrimales muy cercanos a la nariz. Al igual que en el caso anterior, lo suyo es que busquemos hacer que con el maquillaje se vean más separados, evitando llegar con el eyeliner hasta el lacrimal.

Cualquier tipología de ojos puede ser bonita, y depende mucho de la partida que se le saque. Es por eso que es positivo que conozcas a la perfección cuál es la forma de los tuyos, y cómo le puedes sacar partido. Recuerda que tus ojos pueden ser una mezcla de varias tipologías, en cuyo caso... ¡Te tocará indagar en el mundo del maquillaje! Disfrútalo, experimenta, ¡y diviértete!

Te puede interesar