Menú
Piel suave y tersa gracias a la carboxiterapia

TÉCNICA CON CO2

Piel suave y tersa gracias a la carboxiterapia

Esta técnica no invasiva permite la mejora de celulitis, flacidez y envejecimiento corporal y facial.

La celulitis, esa temible amiga que temen y sufren la mayor parte de las mujeres cuenta, ahora, con otra técnica para combatirla. Hablamos de la carboxiterapia, un método no invasivo que introduce dióxido de carbono en el organismo por vía subcutánea. Aunque es una práctica poco extendida, lo cierto es que, cada vez más, podemos encontrar centros especializados que realizan esta técnica. La carboxiteria no sólo es eficaz contra la celulitis, sino que funciona también contra la grasa, la flacidez y el envejecimiento corporal y facial.

Piel suave y tersa gracias a la carboxiterapiaLa carboxiterapia es idel para eliminar la fluidez y celulitis

Esta práctica no quirúrgica, que tiene su origen en Royat, Francia, permite la mejora de la circulación sanguínea, ya que aumenta los niveles de oxígeno en la piel, además de favorecer la llegada de nutrientes y agua, consiguiendo así una piel más suave y tersa.

Si estás interesada en esta técnica, debes tener en cuenta que ésta no se realiza en cualquier centro estético. La forma en que se realiza la carboxiterapia es lo suficientemente complicada como para ser realizada únicamente con un equipo especialmente preparado. Éstos deben regular la velocidad de flujo, el tiempo de inyección y deben monitorear el porcentaje de dosis suministrada.

¿Cómo se realiza la carboxiterapia?

El dióxido de carbono se infiltra de manera subcutánea con una aguja esterilizada, la cual está conectada a una delgada manguera, y está, a su vez, a un equipo especializado. Diversos estudios han afirmado que la carboxiteria no representa toxicidad alguna ni efectos secundarios, salvo un pequeño dolor en la zona de aplicación. Las sesiones recomendadas por los expertos rondan las 18 ó 20 pases, pudiéndose efectuar de dos a tres sesiones por semana, de 30 minutos de duración.

Piel suave y tersa gracias a la carboxiterapiaGracias al CO2, la pie se ve más tersa y saludable

El dióxido de carbono, al penetrar en forma gaseosa, produce una hiperdistensión del tejido subcutáneo liberando ciertas hormonas, como la histamina o serotonina, que estimulan una molécula para producir lipólisis (destrucción de las células grasas). El CO2, al entrar en contacto con la grasa, se difunde y va directo hacia los glóbulos rojos: al ponerse en contacto con la hemoglobina, cede el oxígeno a los tejidos.

Deporte y vida sana, imprescindibles para una piel joven

Si bien es cierto (y damos gracias por ello) que, actualmente, salen al mercado numerosas técnicas para embellecer el cuerpo, no debemos olvidar que la alimentación, el no fumar y el realizar ejercicio son también puntos clave para mantener una piel bonita y saludable.

Te puede interesar