Menú
Piel joven a los 50: cuidados y precauciones
Piel joven a los 50: cuidados y precauciones

PERFECTA A CUALQUIER EDAD

Piel joven a los 50: cuidados y precauciones

Las mujeres deben de empezar a cuidar su piel a partir de los 21 años, según estudios dematológicos. A pesar de esto nunca es tarde para comenzar con algunos cuidados y prevenciones.

A todos nos gusta cuidarnos, a nuestra manera. Por eso, es normal que con el paso de los años veamos como nuestro cuerpo está cambiando y haya cosas que queramos modificar en nuestra rutina con tal de vernos mejor. Así pues, los habrá que quieran mejorar su dieta o añadir actividad física a su rutina, con tal de perder peso, mantener la línea o tonificar sus músculos. Y los habrá que también querrán parar mayor atención al cuidado de su piel. Si bien es algo que debe hacerse desde muy joven, nunca es tarde para hidratarse o comenzarse a cuidar, particularmente, la piel del rostro.

Nunca es tarde para empezar a cuidarse el rostroNunca es tarde para empezar a cuidarse el rostro

Llegados a los cincuenta es posible que comiences a notar mayores cambios en tu cara. Aunque cada persona es diferente, es normal que con el paso de los años te empezasen a salir las primeras marcas de expresión entre los treinta y los cuarenta años de edad. A los cincuenta es posible que estas arrugas sean cada vez más evidentes, lo que no te restará belleza, pero es comprensible que quizás quieras restarles profundidad o bien quieras evitar la posible aparición de más de ellas.

Descubre cómo mantener la piel joven a los cincuenta, en la medida de lo posible, y cuáles son los cuidados y las precauciones básicas que debes tener en cuenta para cuidar de tu piel como se merece y sentirte a gusto contigo mismo.

1 Protégete del sol

Lo primero que deberás hacer para evitar manchas, sequedad en la piel y la posible aparición de más arrugas será protegerte siempre del sol, sobre todo en verano. Así pues, recuerda que siempre deberás aplicarte crema solar en el rostro. Si vives en una zona en la cual hace sol todo el año, lo mejor será que te compres una crema hidratante, una BB o una CC cream, con filtro solar. A partir del factor treinta serán suficiente para el cuidado diario.

Recuerda que la piel tiene memoria y que pueden aparecerte manchas y arrugas por culpa del exceso de sol que puedes haber tomado en el pasado. Por eso, es esencial que te protejas siempre la piel del rostro aplicándote crema solar, con o sin color como lo prefieras, todos los días y, sobre todo, en verano.

A partir del factor 30 empiezas a cuidar tu pielA partir del factor 30 empiezas a cuidar tu piel

Si vas a estar mucho rato expuesto al sol, extiende la crema tantas veces como sea necesario y ten presente que el sol es muy bueno para nuestra salud, nos aporta vitamina D esencial para el cuidado de nuestros huesos, pero también puede causar daños irreparables en nuestra piel, algo que podría hacerse patente a lo largo de los años, siendo a los cincuenta cuando más consciente puedas llegar a ser de ello. No obstante, todavía estás a tiempo de cuidar de tu piel y de prevenir posibles manchas, sequedades o arrugas futuras.

2 Hidrata tu piel

La piel puede llegar a resecarse por las altas o bajas temperaturas, así como una alta exposición solar. Sin embargo, otro factor, además de la edad, puede ser que no esté lo suficientemente hidratada, tanto por dentro como por fuera. Por eso, es esencial que bebas al menos dos litros de agua al día. El consumo de frutas, verduras y té te será muy positivo a la hora de hidratar tu cuerpo por dentro, además de aportarte vitaminas y proteínas clave para el buen funcionamiento del mismo.

Recuerda que una alimentación sana y equilibrada será la mejor manera de cuidar de tu cuerpo y, consecuentemente, de tu piel. Te sentirás así más fuerte y ligero a la vez que aportarás la cantidad de agua necesaria a tu organismo con tal de que funcione correctamente. La aparición de granitos o rojeces en el rostro pueden ser causados por una mala alimentación, por lo que cuida de tu salud como se merece.

Tendrás un crema hidratante especial dependiendo de tu tipo de pielTendrás un crema hidratante especial dependiendo de tu tipo de piel

También puedes hidratar la piel de tu rostro aplicándote una crema hidratante una o dos veces al día. En el mercado encontrarás muchas marcas diferentes, por lo que no dudes en pedir ayuda al profesional de la cosmética o de la farmacia para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades.

No es lo mismo una piel seca, una grasa que una mixta, por lo que llegados los cincuenta es esencial que compres los productos idóneos según tus necesidades. Normalmente la piel suele resecarse con los años, por lo que el producto adecuado, aplicado tantas veces al día se requiera ayudará a hidratar tu piel y a poder evitar así quizás la aparición de futuras arrugas.

3 Encuentra los productos idóneos para ti

Finalmente, una vez hayas protegido tu piel del sol y te la hayas hidratado de manera que puedas aportarle un cuidado básico podrás comenzar a consultar cuáles son las mejores opciones para seguir cuidándola. Recuerda que existen productos específicos para cada rango de edad, tanto para hombres como para mujeres, por lo que no dudes en consultar con tu dermatólogo cuál será la más adecuada según tus necesidades, ya bien sea porque tienes la piel seca, mixta o grasa o dependiendo de lo que esperes de cada una de estas cremas.

Por ejemplo, las hay que te ayudarán a reducir las arrugas y otras que te ayudarán a prevenir las futuras, otros productos quizás te sean buenos a la hora de eliminar las manchas o rojeces que puedas tener, incluso con los granitos que te puedan llegar a aparecer por una mala alimentación o por cambios hormonales. Así pues, no dudes en encontrar cuáles son los mejores productos para mantener tu piel joven, sana y cuidada a partir de los cincuenta.

Te puede interesar