Menú
Depilación casera: los mejores métodos
Depilación casera: los mejores métodos

PROS Y CONTRAS

Depilación casera: los mejores métodos

Conoce las ventajas e inconvenientes de depilarte con cuchilla, crema depilatoria, cera, depiladora eléctrica, pinzas o luz pulsada.

¿Cera, cuchilla, depiladora eléctrica...? Son muchos los métodos de depilación casera. Descubre los pros y los contras de cada uno de ellos y elige el tuyo. Queremos ayudarte con uno de los temas que más preocupa a las mujeres (y también a los hombres): la depilación. Como sabes, en el mercado hay distintos aparatos y productos para que acabes fácilmente con el antiestético vello en tu propia casa.

Pero, para elegir el que más se adapta a tus necesidades es necesario que conozcas detalladamente cómo funciona cada uno y cuáles son sus ventajas y desventajas. Podemos diferenciar dos grandes grupos: aquellas técnicas de depilación casera que simplemente cortan o rasuran el pelo y aquellas que lo arrancan de raíz. Descubre las mejores opciones de cada uno de estos dos modos de depilación.

Métodos de depilación casera que cortan el vello

Cuchilla

La cuchilla es una de las herramientas que permiten rasurar el pelo de una forma fácil y rápida. Basta con que la pases por la zona que quieras depilar (colocando previamente un gel adecuado) y en cuestión de segundos habrás acabado con el vello.

La cuchilla únicamente corta el vello, no lo arranca de raízLa cuchilla únicamente corta el vello, no lo arranca de raíz
  • Ventajas: ofrece una alta capacidad de apurado, es una opción totalmente indolora y económica y puedes depilarte rápidamente incluso en la ducha. Además, muchos modelos incluyen bandas de gel que hacen más fácil la tarea y protegen la piel.
  • Desventajas: debido a que no arranca el pelo, solo lo corta, el vello vuelve a crecer en pocos días. También, puede producir heridas y cortes si no se tiene cuidado al rasurar la piel.

Crema depilatoria

La crema depilatoria es otra de las opciones que acaba con el pelo pero no lo arranca de raíz. En este caso, sus componentes químicos desintegran el vello. Para usar este método y depilarte cómodamente en casa, solo tienes que aplicar la crema en la zona que quieras rasurar y esperar a que actúe el tiempo indicado. Después, basta con aclarar con abundante agua la parte del cuerpo depilada y ¡lista!

  • Ventajas: es muy cómodo, ya que al hacerlo dentro de la ducha se ahorra tiempo y no duele absolutamente nada. También cabe destacar que existen distintas clases adecuadas a cada tipo de piel, incluso algunas específicas para los hombres, siendo uno de los métodos que más usan aquellos chicos que quieren depilarse sin dolor.
  • Desventajas: la duración de sus resultados es corta, ya que en tres o cuatro días el pelo vuelve a nacer. También es importante aclarar que en zonas íntimas o la cara no debe usarse, pero es ideal para las piernas o las ingles, por ejemplo. Por último, si te decantas por este método, no olvides hacer una prueba en una pequeña parte del cuerpo para descartar que el producto te produzca alergia.

Métodos de depilación casera que arrancan el vello

Cera

Este grupo lo encabeza uno de los sistemas más clásicos para acabar con el vello de raíz: la cera. Existen distintos tipos de cera: caliente, tibia, fría, en bandas, roll-on... En todos los casos el procedimiento es el mismo: pon la cera (caliéntala previamente en los tipos que lo requieran) sobre la zona que quieras depilar, espera unos segundos y tira con firmeza, sujetando la piel de alrededor para evitar hematomas.

La cera arranca el vello de raízLa cera arranca el vello de raíz
  • Ventajas: lo mejor es que permite que luzcamos unas piernas libres de vello durante aproximadamente tres semanas, una duración muy alta. Además, puede aplicarse en muchas más partes del cuerpo e incluso existen bandas y formatos específicos para pequeñas aéreas como el labio superior.
  • Desventajas: se trata de una técnica dolorosa, puesto que arranca el folículo del pelo. Además, deben evitar su uso aquellas personas con varices o problemas de circulación y hay que tener cuidado a la hora de retirar la cera para no dañar la piel.

Aunque en los centros de estética puedes realizarte la depilación con cera, te animamos a que lo hagas cómodamente en casa siguiendo estos consejos:

  • Tensa la piel antes de tirar para que el dolor sea menor y no se produzcan moratones.
  • Aplica una fina capa y ten cuidado con no quemarte en el caso de la cera caliente.
  • Recuerda que debes tirar en la dirección contraria al crecimiento del vello.
  • Como ocurre con el resto de métodos, es mejor que evites el sol en las horas posteriores a la depilación.
  • Elimina los restos de cera con aceites especiales o toallitas que puedes encontrar en el mercado o vienen con la propia cera (especialmente en las que son frías o de banda). Si no tienes, el aceite de oliva también funciona y además hidrata la piel.
  • Si eres de las que no soporta el dolor, toma aire y respira profundamente justo antes de dar el tirón.

Depiladora eléctrica

La depiladora eléctrica es también un método muy usado para acabar con el pelo desde la raíz. Este sistema también ha avanzado cada vez más y hoy día la variedad de máquinas eléctricas para depilarnos en casa es cada vez mayor: incluyen luz, masaje, sistemas para atenuar el dolor e incluso algunas pueden usarse bajo el agua o sin necesidad de estar enchufadas gracias a su batería recargable.

La depilación con máquina eléctrica tiene una duración similar a la ceraLa depilación con máquina eléctrica tiene una duración similar a la cera

Para usar este sistema, basta con conectar o cargar tu máquina y pasarla por la zona que quieras depilar. Es un método especialmente indicado para las piernas, pero gracias a que muchas tienen cabezales intercambiables también son útiles para las axilas, ingles o incluso labio superior.

  • Ventajas: ofrecen depilación de larga duración (similar a la cera) pero es un sistema más limpio que el anterior. Además, aunque supone una pequeña inversión económica al adquirir este aparato, realmente es rentable y barato, ya que no tienes que volver a comprar ningún artilugio cuando quieras depilarte.
  • Desventajas: es un método que causa dolor al acabar con el pelo de raíz y es probable que en el caso de pelitos muy cortos no se arranquen bien.

Pinzas

Tampoco podemos olvidar las tradicionales pinzas. Si bien es un método del que debes olvidarte a la hora de depilar las piernas u otras zonas grandes, debido a que se va arrancando pelo a pelo y se tardarían horas, sí es una forma perfecta para acabar con los pelitos de la zona del labio superior, vello facial y, por supuesto, de las cejas. Incluso, puede ser perfecto para complementar los sistemas anteriores y retirar los posibles pelos que se le hayan escapado a la cera o la depiladora eléctrica. Elige las más adecuadas según si quieres acabar con pelos incipientes (las de punta fina) o con aquellos enquistados (las de corte recto).

Las pinzas por lo general solo se utilizan para el rostroLas pinzas por lo general solo se utilizan para el rostro
  • Ventajas: ofrece gran precisión y es un sistema muy limpio y de larga duración.
  • Desventajas: necesita invertir mucho tiempo y solo sirve para pequeñas zonas.

Depilación IPL

Por último, te explicamos los pormenores de una de las opciones más novedosas: la depilación casera con luz pulsada (IPL). Este método va debilitando el folículo piloso logrando que el nacimiento de nuevo vello se vaya retrasando. Es como la fotodepilación que se realiza en clínicas especializadas pero puedes hacerlo tú misma cómodamente en casa. Para ello, debes rasurar primero la zona con cuchilla y después someterla a la luz pulsada de estas máquinas domésticas. Es recomendable realizar una sesión cada dos semanas y los resultados son notables a largo plazo.

  • Ventajas: notarás que el crecimiento del vello va espaciándose en el tiempo (hasta seis meses sin pelo) y nace más débil. Además, no produce dolor, solo se siente calor. Esta forma de depilación es más efectiva cuanto más oscuro sea el color del vello.
  • Desventajas: el precio de estas máquinas de fotodepilación casera son elevados (por ejemplo, Derma Perfect de Rowenta ronda los 400 euros, aunque hay alternativa más baratas como la Silk'n Glide) y sus resultados no son permanentes como en el caso del láser, sino que solo retrasan el crecimiento del pelo. Además, debes tener en cuenta aplicar la potencia y la velocidad adecuadas y evitar (como en cualquier método) las zonas con manchas o problemas.
Te puede interesar