Menú
Todos los métodos de depilación: ventajas e inconvenientes
Todos los métodos de depilación: ventajas e inconvenientes

RETIRAR EL VELLO

Todos los métodos de depilación: ventajas e inconvenientes

Conoce todas las formas que tienes para depilarte, y elige uno según el precio, la duración, la comodidad o la facilidad.

Dicen que para estar guapa es necesario sufrir, pero esto no siempre es cierto. En el caso de la depilación, buscamos dos ventajas: que la retirada del vello duela lo menos posible, y que el resultado nos dure. Siempre habrá métodos más dolorosos así como también los completamente indoloros, pero dependiendo del criterio que busquemos escogeremos entre una forma de depilación u otra.

Para decidir qué método de depilación elegir, es necesario tener en cuenta factores imprescindibles tales como su duración, el dolor que pueda causar, posibles irritaciones en nuestra piel, el coste de la depilación y, por último, si se puede realizar en casa o si, por el contrario, es necesario acudir a centros especializados.

Las pinzas de depilar

Una de las formas más sencillas para eliminar todo el pelo indeseado, son las pinzas. No es el método más rápido, pues tenemos que quitar el pelo uno por uno, pero sí es duradero dado que retira el vello desde la raíz, y es un método ideal para las zonas donde tenemos poco pelo como es el caso del labio superior o el entrecejo. Es barato, porque sólo necesitarás invertir en una pinza que te resulte práctica. A pesar de que la zona de la piel tiende a enrojecerse, esta irritación dura tan solo unos minutos.

Con la cuchilla se puede quedar vello incrustadoCon la cuchilla se puede quedar vello incrustado

La cuchilla de depilar

También podemos afeitarnos con una cuchilla. Es un método barato y sencillo pero, al contrario de las pinzas, no elimina el vello desde la raíz sino solo desde su superficie, por lo que el pelo volverá a aparecer incluso al día siguiente y, por lo general, de forma más oscura y gruesa. Otro inconveniente es que nos puede aparecer algún que otro granito, o incluso un corte.

Cremas para depilarse

Muchas mujeres se depilan con cremas depilatorias. Es un método fácil además de relativamente rápido y barato, porque se extiende la crema por la zona que vamos a depilar y, después de esperar algunos minutos, retiramos el producto con agua fría. Un inconveniente de estas cremas es que, al ser un producto fuerte, no son recomendables para zonas sensibles, y es preferible hacer un test en la zona que queremos depilar, para comprobar que no tengamos ningún tipo de reacción ni alergia. Cabe destacar, además, que este método no es de los más duraderos.

La maquinilla eléctrica

Un método que arranca el pelo desde la raíz es la maquinilla eléctrica y, a pesar de que provoca algo de dolor, el resultado es duradero y el vello tardará en reaparecer. Recuerda que es preferible utilizar este método en el caso de tener varices, porque la cera dilataría aún más las venas.

La cera es uno de los métodos tradicionales más permanentesLa cera es uno de los métodos tradicionales más permanentes

La cera

Pero a pesar de que este método no esté recomendado en el caso de tener varices, la cera sí es popular entre las mujeres, al ser mucho más duradero que los anteriormente mencionados. Puede pasar un mes entero hasta reaparecer el vello, si bien es cierto que este método no es tan económico como los demás porque solemos acudir a profesionales. Es más doloroso, aunque cabe destacar que el vello se debilita con el paso del tiempo, al igual que sucede con la maquinilla.

Tras calentar la cera a la temperatura necesaria, con una espátula extenderemos el producto por la piel en la misma dirección del pelo, y en la dirección contraria a la dirección del vello se tirará rápidamente de las bandas. El inconveniente de la cera es que el vello debe medir al menos medio centímetro para que se pueda adherir, por lo que es imprescindible esperar un poco a que el pelo crezca, hasta volver a depilarnos de esta forma.

Depilación con azúcar

La depilación con azúcar es más conocida en el medio oriente. Para retirar el vello de esta manera (barata, por cierto), utilizamos una mezcla de limón, azúcar y agua que, además de eliminar el vello, exfolia la piel. Podemos estar hasta seis semanas sin vello en la zona tratada, la cual no sufrirá de ningún tipo de irritación.

La depilación con hilo más habitual es en las cejasLa depilación con hilo más habitual es en las cejas

Depilación con hilo

La depilación con hilo viene de la India, y se utiliza a menudo en este país sobre todo para la zona del entrecejo. Se utiliza el hilo de algodón normal, y al torcerlo se retira el pelo, con pocas posibilidades de irritación y con la zona sin vello durante varias semanas. Este método de depilación sólo lo pueden realizar los profesionales, y el inconveniente es que pocos conocen la técnica.

¿Láser o fotodepilación?

La depilación láser la realiza también un profesional que elimina los folículos del pelo: es imprescindible que lo realice un profesional con experiencia, o de lo contrario podríamos tener quemaduras. Por lo general se requieren entre seis y ocho sesiones por zona depilada y, entre cada sesión, es necesario esperar al menos seis semanas.

A pesar de que es necesario acudir al centro cada pocos años para recibir otra sesión, el pelo se debilita muchísimo e incluso tras la primera sesión el vello ya tarda un mes en reaparecer. Es el método más caro, pero es también el más duradero, siento más eficaz en pieles claras y en pelo oscuro y grueso, por lo que las rubias o personas de pieles oscuras no podrán recurrir a este método y deberían, en cambio, optar por la fotodepilación.

Hay que saber diferenciar entre la fotodepilación y la depilación láserHay que saber diferenciar entre la fotodepilación y la depilación láser

En comparación con la fotodepilación, podemos destacar que el método por láser es más doloroso y caro, pero también más preciso. La diferencia está en que mientras que el láser es una luz que se transmite en una línea recta y es por lo tanto más precisa, la Luz Pulsada Intensa se extiende en todas las direcciones, siendo el equipo el que controla su movimiento.

Electrólisis

Tenemos otro método también realizado por profesionales, duradero y algo doloroso: la electrólisis, que se realiza mediante agujas que transportan corriente al folículo del vello. Se utiliza una aguja fina y estéril, situada en el folículo piloso, y con una energía de calor transmitida al poro se consigue que el tejido de crecimiento del pelo deje de funcionar.

Se trata de una forma de depilación permanente y, al igual que la depilación por láser, son necesarias varias sesiones por cada zona a depilar. De hecho, la FDA sólo ha calificado este método como depilación permanente; ninguna de las demás formas de depilación, aunque sean duraderas, duran para siempre.

Te puede interesar