Menú
Exfoliante casero para la cara a base de azúcar moreno
Exfoliante casero para la cara a base de azúcar moreno

PREPARADO CASERO

Exfoliante casero para la cara a base de azúcar moreno

Con azúcar, aceite y zumo de limón podrás fabricar un efectivo exfoliante facial. El exfoliante casero es mas económico que uno químico y los resultados son impresionantes.

Tan importante como el proceso de desmaquillado o el de hidratación, es el proceso de exfoliación en nuestro rostro. La exfoliación en la piel de nuestra cara es necesaria para retirar las células muertas de nuestra piel que permitirá lucir a diario una cara mucho más brillante, tersa y sana. La piel se renueva de forma natural cada 28 días. Dependiendo del tipo de piel que tenga cada persona, la exfoliación del rostro será necesaria más o menos veces a lo largo de la semana, nunca deberá realizarse todos los días, o más de dos veces por semana, o podremos provocar la agregación de la piel.

La exfoliación de la piel se puede conseguir mediante procedimientos químicos, es decir, mediante la aplicación de una sustancia irritante para la piel, o mediante procedimientos físicos, a través de remedios caseros o de productos cosméticos destinados a esta función.

Depende de tu tipo de piel requerirás un tipo y otro de exfoliaciónDepende de tu tipo de piel requerirás un tipo y otro de exfoliación

La mejor idea es preparar tu propio exfoliarte con productos naturales que tendrás al alcance en la cocina de tu casa, por ejemplo, un gran exfoliaste es la mascarilla totalmente natural a base de un ingrediente de lo más común, el azúcar moreno. Los exfoliantes caseros están a la orden del día, no solo porque suponen un gasto menor al que comprar un producto específico en una tienda de cosmética, también porque los resultados que ofrecen son magníficos.

Además de echársela al café, a los yogures, o usarla en repostería y como condimento en general, las utilidades del azúcar moreno se extienden hasta el campo de la estética y nos permite obtener una mascarilla para el rostro que dejará nuestra piel de la cara suave y aterciopelada, y la librará de células muertas. Aquí están los pasos para hacer tu propia mascarilla exfoliante de cara.

Ingredientes del exfoliante casero

Los ingredientes que lleva esta mascarilla son:

  • Una taza de azúcar moreno
  • Un zumo de medio limón
  • Una taza de aceite de oliva
El exfoliante casero a base de azúcar moreno tiene unos resultados fantásticosEl exfoliante casero a base de azúcar moreno tiene unos resultados fantásticos

Preparar y aplicar el exfoliante casero

  • Para hacer el exfoliante: en primer lugar hay que mezclar el aceite con el azúcar y revolverlo todo hasta que quede esté bien mezclado. A continuación hay que añadir el zumo de limón y hay que continuar removiendo hasta que consigamos una mezcla homogénea.
  • Para su aplicación: en primer lugar, hay que saber que nuestro rostro debe estar lavado y limpio de impurezas. Con la cara todavía algo húmeda, hay que aplicarlo directamente sobre la piel de rostro y hacer movimientos circulares con las manos. El movimiento podemos hacerlo con nuestras propias manos o utilizando un cepillo especial para el rostro.
  • Zonas a evitar: nunca extiendas el exfoliante por la boca y los ojos.
  • Zonas que no deber olvidar: aunque es usual que quede en el olvido, también hay que aplicar la mascarilla por el cuello
  • Recomendaciones: Aunque el exfolian deber aplicarse por toda la cara, es importante ceder una mayor importancia y masajear más aquellas áreas del rostro que estén más escarpadas o estropeadas, ya que es posible que sean zonas con mas impurezas. La zona T de la cara, frente, nariz y barbilla, suelen ser las zonas más problemáticas.
  • Retirada: después de aplicar la mezcla y tasajear el rostro, es necesario dejarla reposar durante cinco minutos antes de retirarla con agua tibia. A la hora de aclarar no escatimes en la cantidad de agua y lávate el rostro con abundancia.

Cada piel requiere un exfoliante diferente

Algo que también hay que tener en cuenta, a parte de todo lo previo, es saber cómo debes llevar a cabo la exfoliación de tu rostro, teniendo en cuenta el tipo de piel que tengas: piel seca, piel grasa o piel mixta.

Aplícate el exfoliante sobre el rostro limpio y masajea tu rostro con movimientos circularesAplícate el exfoliante sobre el rostro limpio y masajea tu rostro con movimientos circulares

  1. Piel seca: Se suele pensar que las pieles secas no necesitas exfoliación, pero nada más lejos de la realidad. Al menos una vez a la semana es necesaria. Si tienes la piel seca, tiendes a acumular grandes cantidades de piel muerta, y esa piel muerta hay que eliminarla del cutis para que la hidratación penetre mas y sea la más efectiva. Eso sí, las pieles secas no necesitan mucha agresividad a la hora de exfoliarse, ten cuidado y no pases mucho tiempo exfoliando la piel si tienes la piel seca para evitar rojeces.
  2. Piel grasas o mixtas: La piel grasa requiere especial atención para eliminar el exceso de sebo y mantener los poros limpios. El exceso de sebo se centra en la frente o la barbilla, y también en la nariz.

El mejor momento para exfoliar es en la mañana, pues durante la noche la actividad de renovación celular es mucho más alta y las células muertas se habrán acumulado en mayor cantidad.

Los resultados son espectaculares, visibles incluso desde la primera vez. En caso de que los efectos obtenidos no alcancen las expectativas o los objetivos buscados, siempre se puede recurrir a otros productos para hacer otro tipo de exfoliación, incluso acudir a un peeling químico, cuyo índice de eficacia es muy alto.

Te puede interesar