Menú
Cómo elegir la mejor crema antiarrugas
Cómo elegir la mejor crema antiarrugas

CONSEJOS BEAUTY

Cómo elegir la mejor crema antiarrugas

Para elegir la crema que más se adapta a tu tipo de piel debes tener en cuenta la edad, que tipo de piel tienes si es grasa, seca o mixta.

Aunque nos asusten un poco, las arrugas no son más que un síntoma del paso del tiempo en la piel y los efectos del envejecimiento y para combatirlas o reducirlas, es aconsejable usar ciertos productos cosméticos que ayudan a que se pueda lucir una piel más joven durante un periodo más largo de tiempo. En este punto cobra importancia la tan mítica crema antiarrugas, y es muy importante aprender y saber cuál es la más adecuada para ti, ya que no es ningún secreto que cada piel tiene unas necesidades específicas a las que hay que prestar más atención que a otras y cuidarlas bien, tal y como se merece.

Una buena alimentación incrementará el efecto de la crema antiarrugasv
A parte de una buena alimentación y vida saludable, también existen cosas que se pueden usar desde fuera. Estos productos suelen diferenciarse por la edad, ya que, según la edad de cada persona, la piel suele tener más necesidades que otras; o el tratamiento para la zona concreta que se quiera tratar de forma más específica. Para ellos, es mejor acostumbrarse desde muy joven, al menos, a seguir una buena rutina de cuidado de la piel, que sigan los tres pasos imprescindibles que son: lavar el rostro, hidratarlo y utilizar protección solar.

Según la edad

El primer punto a tener en cuenta a la hora de elegir tu crema antiarrugas será la edad. Es uno de los primeros factores a considerar ya que, como es obvio, una piel de una persona de entre 25 o 30 años no va a necesitar la misma intensidad cosmética que otra de 50. Por lo que es lo primero que hay que mirar entre las características a la hora de elegir la mejor para uno mismo. En el mercado existen muchísimas cremas con los ingredientes más específicos para cada edad. Lo normal es empezar a cuidarla un poco más a partir de los 25, aunque sea con simple limpieza e hidratación.

A partir de los 25 años es recomendable empezazr a prestar más atención a la pielA partir de los 25 años es recomendable empezazr a prestar más atención a la piel
Aunque en ocasiones ir probando hasta encontrar la que mejor va contigo mismo puede ser una opción, es un tanto arriesgado porque puede dar reacciones alérgicas, producir más grasa de la habitual o más sequedad, e incluso, hacernos gastar un dinero innecesario si finalmente no podemos seguir utilizándola. Ten siempre un asesoramiento previo que sea profesional, habla con un esteticista de confianza, tu médico, dermatólogo o, a veces, las propias vendedoras tienen nociones muy buenas sobre lo que puede necesitar cada una de sus clientas.

El tipo de piel

De la misma forma que las personas compran cremas corporales según la necesidad de ésta, para las cremas antiarrugas también se cumple la misma norma, teniendo en cuenta el tipo de rostro que tenemos:

Las pieles secas son las más propensas a tener arrugas, tienden más al envejicimiento prematuro por la fragilidad y falta de hidratación que tienen. Estas personas deben utilizar productos cosméticos que favorezcan una hidratación más intensa, como opciones a base de aceites, con ácido hialurónico también y, sobre todo, con protección solar.

La elastina es la proteína encargada de aportar elasticidad a nuestra pielLa elastina es la proteína encargada de aportar elasticidad a nuestra piel
Las pieles grasas, sin embargo, son todo lo contrario, su función más oleosa hace mucho más común la aparición de impurezas, por ello hay que usar cremas libres de aceites. Son recomendados los cosméticos en formato gel más ligeras. Precisamente por la grasa que suelen tener este tipo de pieles, son menos propensa a envejecer de una forma más rápida. También existen pieles más sensibles que necesitan su respectiva ayuda para las arrugas, estas cremas deben ser hipoalergénicas y no aportar nada de perfume, para que al mismo tiempo que tienen un tratamiento antienvejecimiento, también la calmen en profundidad para evitar manchas o rojeces que son tan perjudiciales.

Ingredientes imprescindibles

Existen diferentes ingredientes en la formula de una buena loción antienvejecimiento, componentes que no pueden faltar en esta lucha activa que tenemos con nuestra piel. Mira bien siempre que contenga los siguientes ingredientes:

Uno de los más importantes es el colágeno, un componente que nunca puede faltar y que se considera imprescindible para atenuar arrugas y líneas de expresión.

Es fundamental ser constantes en el tratamiento para que haga efecto

Es fundamental ser constantes en el tratamiento para que haga efecto

La elastina es otro, encargado de enfocarse en la flacidez de la piel del rostro y que la protege de la tersura de los tejidos. El ácido glicólico proporciona una restauración muy potente e hidrata a la misma vez. Antioxidantes que combaten los radicales libres, dando volumen y frenando el hecho de que aparezca la arruga en sí. El último de la lista es AHA, son otro tipos e ácidos que suelen obtenerse de frutos cítricos y aportan luminosidad al rostro, enfocándose más en las líneas de expresión como patas de gallo o arrugas del labio, por ejemplo.

Utilización y constancia

El ultimo paso para que las cremas antiarrugas sean eficaces es la perfecta forma de aplicación y ser constantes en su uso para poder ver los resultados. Al ponerla hazlo siempre en dirección contraria a las arrugas, con ligeros toquecitos de la punta de los dedos y con la piel muy limpia; hazlo cada día, incluso varias veces, por la mañana y por la noche si fuese necesario. Aunque el uso de este tipo de cosméticos no son el milagro de la eterna juventud, si que pueden ayudar mucho si estamos pendientes de ellas desde el primer momento, cuidando el cutis día a día.

Te puede interesar