Menú
Limpieza facial: luce una piel sin impurezas

LIMPIEZA ROSTRO

Limpieza facial: luce una piel sin impurezas

Acostúmbrate a cuidar tu rostro manteniendo una buena rutina de limpieza.

importante limpieza facialEs importante hacerse una buena limpieza facial

Cada día nuestro rostro se expone a una gran cantidad de agentes externos que hacen que nuestra piel sufra. Por este motivo, es importante que mantengamos nuestra piel limpia a diario para poder lucir un rostro sano y sobre todo evitar el envejecimiento prematuro.

No importa si utilizas los mejores productos antiarrugas, renovadores o efecto tensor, si no realizas una buena limpieza diaria no notarás los efectos y los beneficios de ciertos productos.

Es importante eliminar las células muertas de nuestra piel para que un producto se adhiera bien y actúe correctamente. Irse a dormir con la cara sucia o sin desmaquillarnos puede ser muy perjudicial para nuestra piel. Por eso siempre antes de acostarnos debemos limpiarnos adecuadamente el rostro.

Podemos lavarnos la cara con agua y un jabón específico, con toallitas, leche desmaquillante, etc. Siempre debemos elegir el producto que mejor se adapte a nuestra piel, dependiendo de si la tenemos grasa, seca o mixta.

Si la zona de los ojos la tienes algo más sensible, puedes encontrar productos específicos para desmaquillar los ojos, recomendables si sientes que con otros, la zona se enrojece.

Por último, puedes aplicarte un tónico hidratante o bien, la crema que habitualmente uses por la noche.

Una vez por semana puedes hacerte una limpieza facial completa

¿En qué consiste la limpieza facial completa? Debes seguir una serie de pasos para que esta rutina de belleza sea eficaz.

-En primer lugar, asegúrate de que tienes la piel completamente limpia y que no quedan restos de maquillaje.

limpieza rostroLimpieza rostro

-Una vez tengamos la cara limpia, pasaremos a aplicarnos el tónico. Éste ayudará a eliminar todos los restos que no se hayan eliminado en el paso anterior.

-Lo siguiente que debemos hacer es eliminar la grasa de nuestro rostro, para lo que utilizaremos un exfoliante facial. Masajearemos con cuidado el rostro y después nos lo retiraremos con agua tibia. Seguidamente, con ayuda de un algodón nos aplicaremos de nuevo nuestro tónico.

-Para finalizar, nos aplicaremos nuestra crema hidratante.

Una o dos veces por semana podemos ponernos una mascarilla que también sea específica para nuestro tipo de piel. Podemos encontrarlas tanto para pieles grasas como para pieles secas. Algunas aportan hidratación, otras reducen el exceso de sebo, incluso podemos encontrar mascarillas antiarrugas o que unifican el tono.

Del mismo modo, si notamos que tenemos los poros demasiado cerrados, podemos incluir en esta rutina de limpieza vapor de agua. Después de hervir agua a un recipiente colocaremos la cara de modo que el vapor nos llegue al rostro. Por supuesto, debemos tener mucho cuidado y colocarnos a una distancia en la que estemos cómodos.

Te puede interesar