Menú
Cómo curar quemaduras con aceite
Cómo curar quemaduras con aceite
REMEDIOS CASEROS

Cómo curar quemaduras con aceite

Las quemaduras con aceite son muy dolorosas y no todo el mundo sabe cómo curarlas bien. Descubre cómo hacer que no queden marcas una vez curada la herida.

En el momento de la cocina, uno de los mayores peligros que existe es el de las quemaduras. Ya sea por el contacto con electrodomésticos mal aislados, la cercanía del fuego, al verter el agua hirviendo o las salpicaduras de aceite, esto puede causar molestias, heridas graves y mucho dolor. El aceite es uno de los que más daños provoca y que pueden dejar serias marcas en la piel, por lo que es imprescindible saber tratarlas y cuanto antes mejor.

Pasos imprescindibles

Tanto antes como después, las quemaduras con aceite deben curarse de manera similar, dependiendo del tipo de tratamiento que vayas a utilizar. Es decir, que hay una serie de requisitos para evitar que la herida vaya a más, se infecte de manera innecesaria o que pueda llegar a ser más grave de lo que se creía en un primer momento.

Estos cuidados deben realizarse de manera previa a la aplicación del producto que nos ayudará a cicatrizar y curar la herida que nos acabamos de provocar, así como después para protegerla. Aun así, si el dolor es muy fuerte o si ya desde un primer momento vemos que la quemadura que tenemos es realmente grave y de primer o segundo grado, deberíamos acudir inmediatamente a un médico.

Si la quemadura parece grave, lo mejor es acudir al médicoSi la quemadura parece grave, lo mejor es acudir al médico

Para empezar, nada más nos salpica el aceite y nos crea ciertas quemaduras, lo primero que se hará será evaluar el nivel de gravedad que representa la herida. Si no es mucho y es algo común, podemos empezar a cuidarla en casa sin necesidad de acudir a un especialista. Aunque esto último siempre es conveniente, sobre todo para que nos puedan dar un consejo sobre cómo cuidar bien nuestra piel y evitar que se alojen las manchas propias que puede dejar toda quemadura con aceite.

A continuación, limpiaremos la zona con mucho cuidado. Lo mejor es dejar caer un poco de agua fría sobre la quemadura. Eso sí, si es muy grave dolerá, por lo que es mejor que la temperatura sea muy baja para evitar que se inflame la zona y que la parte enrojecida vaya a más. También debemos ser cautelosos con la presión que el chorro de agua ejerza sobre la piel, ya que las quemaduras con aceite tienden a dejar un poco reseca la piel y muy sensible.

Lo primero que hay que hacer después de quemarse la piel con aceite es poner la herida bajo el agua fríaLo primero que hay que hacer después de quemarse la piel con aceite es poner la herida bajo el agua fría

Luego, una vez terminemos de eliminar los restos de aceite que se puedan haber quedado adheridos a la piel, procederemos a aplicarnos la crema o el remedio que mejor nos funcione. Aun así, si observamos que la herida va cada vez a más o que no mejora, lo más recomendable sería pedir consejo a un médico o un dermatólogo.

Después de aplicar el tratamiento que mejor se adapte a la zona quemada, dependiendo de lo que tengamos más a mano, de lo que sepamos que mejor nos va a funcionar y de la gravedad de la quemadura, vendremos o cubriremos con gasas para evitar que toque, roce o se vuelva a infectar, aunque también es bueno dejar que la herida respire de vez en cuando. Si la herida es realmente grave o su tamaño es considerable, lo mejor es que nos acerquemos al centro de salud más cercano para que nos lo examinen y así evitar pasar dolor o molestias innecesarias.

El uso del aloe vera

Esta planta similar a un cactus es de los mejores remedios naturales y caseros que existen en todo el mundo. Su formulación permite que podamos utilizarla para todo: como complemento alimenticio en comidas y bebidas, para la curación de heridas o la regeneración de la piel, así como otros tratamientos faciales y estéticos.

El aloe vera es uno de los mejores remedios caseros para curar una quemadura en la pielEl aloe vera es uno de los mejores remedios caseros para curar una quemadura en la piel

Al ser un remedio natural y que todo el mundo puede tener en su propia casa, es lo que mejor nos irá. No solo porque tiene un efecto calmante y reparador de la dermis, sino porque es fácil de conseguir y no tiene efectos secundarios.

Cortando un trozo de uno de los brazos del aloe vera y abriéndolo para aprovechar la carne interna de la planta, el gel transparente que nos encontraremos en su interior nos puede beneficiar considerablemente. Este remedio lo podemos utilizar tantas veces como queramos a lo largo del día y, al final, nos ayudará a que nuestra herida cicatrice sin apenas notarse que antes hubo una quemadura con aceite.

Crema hidratante

Utilizando una crema hidratante de composición neutra, es decir, una que no sea como loción corporal, sino que realmente tenga efectos reparadores y beneficiosos para la piel, un aporte extra de hidratación ayudará a que la piel se regenere.

Puesto que las quemaduras irritan la piel y la deja un poco más seca, es importante que la dermis recupere esa hidratación con ayuda de cremas dermatológicas. Estas las puedes encontrar fácilmente en una farmacia o también puedes recurrir a las antiguas formulaciones de las cremas más conocidas, como el formato original de Nivea ya que su contenido es reparador y no contiene los ingredientes adicionales con los que cuentan las composiciones líquidas.

Pomadas antisépticas

En caso de que las quemaduras con aceite sean un poco más graves de lo normal, pero que no lleguen al punto de ser demasiado extremas, una pomada antiséptica será la mejor opción. Al igual que la anterior, debes cerciorarte primero de que están admitidas para tratar este tipo de heridas, ya que el contacto con ciertos componentes fuertes sobre una herida abierta puede ser perjudicial.

Una buena pomada aliviará el dolor de la quemaduraUna buena pomada aliviará el dolor de la quemadura

De entre todas las clases que hay, consulta primero con el farmacéutico que entenderá para qué sirve cada componente de la crema o con un dermatólogo, que sabrá el tipo de piel que tienes y qué irá mejor para ella. Aun así, las que son dedicadas al tratamiento de tatuajes funcionan bastante bien, aunque solo si las quemaduras son de una gravedad mínima.

Pepino

Aunque pueda parecer algo extraño, el pepino no solo tiene propiedades alimenticias recomendables y un aporte refrescante para las comidas. En este caso, la hortaliza cuenta con un efecto hidratante que es utilizado en materia de tratamientos estéticos. Para las quemaduras con aceite, puede refrescar la zona afectada y funciona como un perfecto relajante. Aunque no cura por sí solo.

Te puede interesar