Menú
PIERNAS SANAS

Varices: qué son y por qué aparecen

Te contamos qué son las varices, por qué pueden aparecer y cómo solucionarlo.

Las varices consisten en una inflamación de las venasLas varices consisten en una inflamación de las venas

Las varices son venas o vasos sanguíneos que se han hinchado, inflamado, dilatado o retorcido a causa de un daño en las válvulas venosas que no son capaces de enviar de forma eficaz la sangre de retorno al corazón y quede estancada, es decir, es una insuficiencia venosa. El funcionamiento de la sangre se vuelve más lento y se acumula en las venas haciendo que se hinchen y aumente la presión en las paredes de las venas y aparezcan las varices o úlceras dolorosas.

Este proceso se manifiesta, en un principio, como una hinchazón y posteriormente puede provocar otros síntomas como calambres musculares y sensación de cansancio, picazón o pesadez en la zona.

Son más habituales en las mujeres y en la zona de las piernas aunque también las pueden padecer hombres y en otras zonas como el esófago, en la región anal provocando hemorroides o en los testículos causando la varicocele.

En determinados casos y si la dolencia avanza, la piel puede mancharse de color oscuro y pueden aparecer úlceras aunque ha de quedar claro que es un proceso benigno y que esto no significa que la persona padezca de mala circulación. Quien te dará un diagnóstico exacto será siempre el médico.

Las causas por las que pueden aparecer las varices son variadasLas causas por las que pueden aparecer las varices son variadas

¿Por qué se producen las varices?

Las causas por las que pueden aparecer la varices son varias. Existe un componente hereditario muy importante. Si hay familiares que las padezcan, es muy probable que la causa directa sea ésta. Esto puede ser por un defecto congénito llamado agenesia valvular, es decir, la falta de válvulas en el interior de las venas de las extremidades.

Otra de las causas es el mal funcionamiento de los sistemas reguladores del flujo sanguíneo por un defecto o anomalía de la pared de las venas. Una mala comunicación entre la vena y una arteria también hace aumentar la presón en el sistema venoso y dará lugar a varices.

La obesidad también es uno de los factores que favorecen la aparición de varices ya que una complexión más gruesa necesita una mayor circulación y la sobrecarga del cuerpo puedes producirlo.

La realización de trabajos que requieran estar de pie mucho tiempo podría ser otra de las causas junto con el sedentarismo, ya que no favorece en absoluto la contracción muscular y la toma de anticonceptivos que pueden provocar retención de líquidos.

Otros factores de riesgo son la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia o el tabaquismo.

Te puede interesar