Menú
Botox en los pies para evitar el dolor y una excesiva sudoración

CURIOSAS APLICACIONES

Botox en los pies para evitar el dolor y una excesiva sudoración

La toxina aparte de para eliminar arrugas puede utilizarse en la zona de los pies para contrarrestar una serie de molestias.

 El Botox puede utilizarse para tratar problemas en los piesEl Botox puede utilizarse para tratar problemas en los pies

Si una cosa está clara, es que el botox es el tratamiento de moda de los últimos años y se encuentra en boca de todos. Aunque esta toxina suele ser comúnmente utilizada con el objetivo de hacer desaparecer las arrugas de la zona del rostro, también tiene propiedades que van mucho más allá de lo mero estético. El botox puede aplicarse en otras zonas del cuerpo, como los pies, con la finalidad de acabar durante un tiempo con determinadas molestias.

Hiperhidrosis o sudoración excesiva en los pies

En torno a un 3% de la población padece una enfermedad llamada hiperhidrosis o sudoración excesiva, que como su propio nombre indica, se produce cuando el cuerpo genera una cantidad desmesurada de sudor con el objetivo de disminuir la temperatura del cuerpo.

 Botox en el tratamiento de problemas de sudoraciónBotox en el tratamiento de problemas de sudoración

La toxina actuaría en la zona bloqueando los nervios que informan a las glándulas sudoríparas para que segreguen el líquido. Este tratamiento también puede aplicarse en la zona de las manos y las axilas si también sufrieran esta molestia.

Aunque no sea el peor de los males, puede llegar a ser muy incómodo realizar ciertas actividades teniendo siempre las manos húmedas o con el mal olor que causan las bacterias debido al calor generado en el interior de las prendas cuando se suda mucho.

El principal inconveniente de este tratamiento es que puede llegar a ser doloroso dependiendo del paciente, aunque los efectos secundarios son casi inexistentes. Otro problema viene porque el tratamiento puede no tener una efectividad total con una sola sesión, debiendo repetirse una vez más. Recordar también, que los efectos del botox tienen una duración estimada de entre 4 y 9 meses según el tipo de paciente y en ningún caso logran curar la enfermedad.

 Botox en el tratamiento del dolor de piesBotox en el tratamiento del dolor de pies

Dolor de pies

El dolor de pies es también una dolencia muy común entre las personas. Ciertas enfermedades como la diabetes o el uso constante de tacones pueden agravar esta sensación. El Botox también puede aplicarse en la palma de los pies, provocando que se relaje la zona y el dolor tarde mucho más tiempo en aparecer.

Tratamiento

La inyección de la toxina botulínica A en la zona de los pies requiere de una anestesia troncular. Después se introduce el producto con un aguja muy fina justo debajo de la piel cercana a las glándulas. Como ya hemos comentado, el tratamiento puede causar dolor por lo que el especialista puede ayudarse de diferentes técnicas de anestesia como cremas analgésicas o hielo para relajar la zona.

Como siempre os recomendamos es bueno estudiar antes el caso con un médico y reflexionar si nuestra situación es lo suficientemente grave como para llegar a pasar por el quirófano.

 Es aconsejable consultar el problema con su médicoEs aconsejable consultar el problema con su médico

El caso más alarmante sobre un uso inconsciente de esta toxina saltó a la prensa hace unos años, cuando se informaba que la actriz Sharon Stone había expuesto varias veces a este tratamiento a su hijo de 8 años con el fin de acabar con su el mal olor y la sudoración.

Te puede interesar