Menú
Depilación láser vs. piel bronceada

PIEL BRONCEADA

Depilación láser vs. piel bronceada

Por qué el bronceado supone un problema cuando se trata de depilación láser

Algo que nos preocupa a todas y que supone un problema para cualquier especialista en depilación láser es tratar a una persona de piel más oscura. ¿El motivo? La melanina que posee nuestra piel tiene la propiedad de absorber la luz. El láser puede incidir a través de esta capa.

Sin embargo, cuando se trata de pieles más oscuras, la situación se complica y hace que el tratamiento sea, en este caso, mucho más delicado. Lo que ocurre es que los pigmentos de melanina que contienen estas pieles morenas pueden dar lugar a confusiones durante la sesión.

El especialista, por tanto, debe conocer las características de la piel del paciente para elegir el tipo de láser adecuado. Cuando se trata de un paciente con la piel oscura, en este caso el tratamiento se realiza con un laser de una longitud de onda más larga. Así se evita que la piel se dañe.

Depilación láserPiernas sin vello

Este problema también nos preocupaba cuando teníamos que posponer el tratamiento para después de verano, pues tener la piel bronceada impedía al especialista realizar esta tarea.

Seguramente hayas oído hablar que ahora podemos realizar el tratamiento en pleno verano sin tener que preocuparnos por nuestro bronceado. Pues efectivamente, la tecnología avanza y ahora podemos empezar aunque estemos recién bronceadas.

Nuevos tratamientos de depilación láser

Se conoce como láser Synchro. Es lo nuevo en tecnología láser italiana y evita que la piel se irrite, ya que incide directamente sobre la raíz y permite, además, actuar en pieles más oscuras.

Los avances tecnológicos puden tratar hasta las zonas más rebeldes y en menos cantidad de sesiones, otro de los temas que también nos preocupan. Además, al no irritarse la piel, ya no tenemos que esperar tanto tiempo entre sesión y sesión y, sobre todo, no tenemos que preocuparnos si durante ese período de tiempo exponemos nuestra piel al sol. Y, como hemos dicho, este tratamiento se pude realizar en pieles claras como en oscuras, y ahora también en pieles bronceadas.

Depilación y piel bronceadaDepilación y piel bronceada

Otra de las novedades que existen es la incorporación de frío durante el tratamiento. Esta sensación de frío lo que hace es reducir la inflamación y el dolor, permitiendo de esta manera que no tengamos que abandonar nuestras actividades cotidianas.

Muchos centros ya dan la posibilidad de realizar este tipo de depilación en pieles bronceadas, con lo que podemos tomar el sol sin problemas tanto antes como después del tratamiento, pudiendo lucir una piel bronceada y sin vello durante todo el año.

No obstante, desde Bekia Belleza aconsejamos que acudas a un especialista que te explique adecuadamente los pros y contras y los tipos de tratamientos que te puedes permitir. Es muy importante que éste conozca tu historial y tu tipo de piel a la hora de comenzar un tratamiento de este tipo.

Te puede interesar