Menú
MANTÉN LA FORMA NATURAL

Cómo depilarse las cejas

Las cejas son un elemento clave en el rostro de una chica y, por ello, no debes escatimar en tiempo cuando se trata de definir su forma.

Los ojos son el espejo del alma y las cejas juegan indudablemente un gran papel en la imagen que ese alma transmite. No expresan lo mismo unas cejas limpias, perfectamente delineadas con una forma acorde al rostro que unas cejas desaliñadas, demasiado separadas y con falta de naturalidad. Por eso, queremos contarte cómo deberías depilarte las cejas paso a paso para que estés estupenda.

Lo primero que debes hacer es peinar las cejas hacia arriba, siempre en esta dirección. Recorta cuidadosamente con unas tijeras los pelos que sean demasiado largos y se salgan de la línea natural de la ceja. Si tienes una ceja mixta, es decir, mitad lisa mitad rizada, puedes recortar los pelos rizados para que al estar más cortos no consigan rizarse. Pero, de nuevo, hazlo con mucha precaución. No hay nada peor que una ceja con calvas.

Una vez que las tienes peinadas y recortadas, debes calcular cuánto pelo puedes retirar de la zona del entrecejo y de los extremos. Para ello, realiza la prueba del lápiz. Coge un lápiz y colócalo en posición vertical a cada lado de la nariz con la punta hacia arriba, el pelo que sobresalga de la punta del lápiz hacia dentro puede ser retirado tranquilamente. Nunca te pases de ancho del entrecejo porque si no, parecerá que tienes los ojos demasiado separados.

 Unas cejas bien definidas favorecen al rostroUnas cejas bien definidas favorecen al rostro

Ahora, coloca el lápiz en posición diagonal en la mitad de tu labio inferior dirigiendo la punta hacia el borde exterior del ojo. Tu ceja debería acabar en el punto al que llega la mina del lápiz.

En cuanto a la forma de la ceja, intenta no retirar pelos de la parte superior de la ceja para mantener la forma natural de ésta. Depila sólo aquellos pelos que se vea claramente que sobran y siempre tira de ellos en el sentido del crecimiento del pelo para evitar que te salgan granitos.

Mantén la forma natural de tus cejas

No todas tenemos la suerte de tener unas cejas perfectamente definidas y arqueadas lo suficiente como para que den a nuestro rostro una sensación de equilibro perfecto.

Si tus cejas son demasiado rectas, depila un poco la zona del arco inferior y deja los extremos largos para que coja una bonita forma ascendente. Si por el contrario, tus cejas son demasiado arqueadas, retira algo de pelo de los extremos para acortarlas y evitar que parezcas sorprendida todo el día.

Si tu problema es que tus cejas están demasiado pobladas, puedes rebajarlas quitando pelos de la parte del arco inferior. Ahora bien, si tus cejas son muy finas, puedes hacerlas parecer más gruesas pintando con un lápiz del tono de tus cejas en la parte superior pequeños trazos que imiten a una ceja natural.

Como último truquito, decirte que duele menos depilarlas tras darse un baño con agua caliente porque los poros están más abiertos. Aunque los chicos tienen otra forma de depilarse las cejas, este último consejo vale también para ellos.

Te puede interesar