Menú
Cuidados básicos a partir de los 40

A CADA EDAD UN CUIDADO

Cuidados básicos a partir de los 40

En cuanto al rostro y cuello, apuesta por el sérum antiarrugas y comienza a utilizar cremas de noche diariamente.

Mejora el aspecto de tu piel siguiendo estas pautas estéticas Mejora el aspecto de tu piel siguiendo estas pautas estéticas

Si a partir de los 30 comenzamos a notar los primeros signos del envejecimiento así como la aparición de las primeras líneas de expresión y arrugas en el rostro, a los 40 la piel comienza a perder luminosidad y surge la flacidez, además de que se marcan algo más esas arrugas que empezaron a surgir alrededor de los ojos y los labios.

A pesar de que cada cuerpo responde de forma diferente al paso de la edad, sí que es necesario llevar un tipo de cuidados específicos habitualmente, tengamos la edad que tengamos. Por ello, más que establecer una relación rígida de tratamientos en función de la edad, lo que debe primar siempre son los síntomas que notemos y en función de eso actuar y establecer unas rutinas estéticas u otras. Aún así, sí que es cierto que las recomendaciones y hábitos estéticos se establecen en función de unos síntomas que por lo general, aparecen a la misma edad en todas las mujeres.

En Bekia Belleza te explicamos qué tipo de pautas tienes que llevar a cabo si tienes o rondas los 40 años.

Cuidados faciales: apuesta por el sérum

En cuanto al rostro y el cuello, incorpora a tu rutina diaria cremas de noche y sobre todo aquellas que tengan alto contenido en sérum o colágeno. Es precisamente la pérdida de este segundo elemento la causante de que la piel pierda elasticidad y firmeza, y esto tiende a notarse más en el rostro y en el cuello. Las cremas efecto lifting suelen dar muy buenos resultados después de una aplicación constante y ayudan a corregir el problema de la flacidez. Además, muchas contienen diferentes complementos que también actúan sobre las arrugas y retrasan su aparición.

Por otro lado, acostúmbrate a tonificar e hidratar con más asiduidad el rostro y a realizar limpiezas de cutis más minuciosas, cumpliendo con los requerimientos de limpieza, tonificación e hidratación que indique el tratamiento. Recuerda que la piel es menos tersa si se acumulan células muertas, por lo que actuar sobre ellas es una buena alternativa.

Cuidados corporales: evita exponerte mucho al sol

Procura hidratar de manera más constante tus manos, ya que al ser una de las partes del cuerpo que más se usan, pueden revelar una edad mayor a la que tienes realmente.

Practica deporte y conservarás la fuerza muscular Practica deporte y conservarás la fuerza muscular

Cuando vayas a tomar el sol, elige un protector solar adecuado a tu piel antes que un bronceador. La piel comienza a estar más débil y con los rayos de sol se estropea más fácilmente a esa edad, provocando manchas en la piel. Si esto te ocurre, usa cremas despigmentantes.

Entre otros cambios que se producen, se pierde la elasticidad de los tendones, la fuerza muscular y las proporciones de grasa en el cuerpo van cambiando, ensanchándose los muslos y glúteos. Sin embargo, la producción de grasa en sí desaparece, por lo que en invierno pueden aparecer escamas de piel seca.

Por todo ello, procura llevar una dieta sana y equilibrada, tomando frutas y verduras diariamente, evita el tabaco o el alcohol y toma dos litros de agua al día. Controla la presión sanguínea y el colesterol y practica algún deporte que resulte cómodo de realizar.

Cuidados capilares: nutre tu cabello

El pelo pierde su volumen, brillo y estalicidad. Para evitar la pérdida y lograr que el pelo recupere su fuerza natural, utiliza cremas y acondicionadores nutritivas al menos una vez a la semana y evita peinarte el pelo cuando esté húmedo.

Te puede interesar