Menú
Cómo conseguir mantener y prolongar tu bronceado

DESPUÉS DEL VERANO

Cómo conseguir mantener y prolongar tu bronceado

¿Morena durante más tiempo? Te damos algunos trucos para conseguirlo.

Cómo conseguir mantener y prolongar tu bronceadoMantener tu moreno es posible

Después de las vacaciones seguro que lo que deseamos es mantener ese tono dorado que hemos ido consiguiendo a lo largo esos días de sol que hemos dejado atrás. Y es que no hay nada más duro cuando llega la hora de volver a la rutina, que ver como poquito a poco desaparece ese bronceado que tantas horas de sol nos ha costado conseguir.

Trucos para alargar tu bronceado

Aunque lo cierto es que para lograr un bronceado duradero lo mejor es tomar las precauciones adecuadas a la hora de tomar el sol como elegir el factor de protección que más nos conviene según nuestro tipo de piel o habernos realizado una buena exfoliación antes de exponernos a los rayos solares para conseguir un bronceado uniforme, también existen otros factores que pueden ayudarnos a mantener ese tono de piel sana.

Seguramente en estos momentos no quieras oír nada sobre exfoliación pensando que esto hará que perdamos nuestro bronceado, sin embargo, aunque no lo creas, realizarte una suave exfoliación es la mejor forma de renovar nuestra piel y evitar que nuestra piel se descame con el paso del tiempo.

Alarga la vida de tu bronceadoAlarga la vida de tu bronceado

No pienses que con ello eliminarás más rápidamente tu bronceado, a pesar de lo que pueda parecer, la exfoliación te permitirá lucir un tono más uniforme, sin manchas y saludable sin que desaparezca el tan ansíado dorado.

Al igual que para conseguir un bronceado más intenso, existen diferentes alimentos que pueden ayudarnos a prolongar nuestro tono de piel actual. Las verduras, hortalizas y frutas contienen vitaminas y minerales que ayudan a mantener el buen aspecto de nuestra piel.

Los alimentos ricos en betacarotenos como la zanahoria, las espinacas o las acelgas ayudan además de a broncear nuestra piel, a mantener ese color dorado postvacacional.

bronceado duraderoBronceado duradero
Como siempre, otro de los factores más importantes es la hidratación. Aunque nos sintamos orgullosas de lucir un bonito bronceado, no debemos descuidar ciertos cuidados. Después de verano, es cuando nuestra piel necesita una buena dosis de hidratación. Nutrirla es una de las claves más importantes para que nuestra piel no se descame, por eso es importante que después de nuestra ducha diaria hidratemos bien nuestro cuerpo y rostro.

También puedes echar mano de cosméticos específicos que ayudan a intensificar y mantener tu bronceado como cremas hidratantes o cápsulas ricas en vitaminas. Como última opción, siempre tendrás el maquillaje como gran aliado en estos casos. Aunque no consigamos ese dorado natural insustituible, unos toques de polvos terracota o de sol y un buen iluminador pueden devolverte ese tono bronceado que irremediablemente irá desapareciendo.

Te puede interesar