Menú
Cómo maquillarse en verano
Cómo maquillarse en verano
DISFRUTA DEL SOL

Cómo maquillarse en verano

Si pensabas que el verano no es un buen momento para maquillarte estás equivocada. Teniendo en cuenta estos sencillos pasos tu cara, tu cuerpo y tu pelo estarán protegidos e hidratados.

Las altas temperaturas, las visitas a la piscina o la playa y la informalidad que caracteriza al verano hace que en ocasiones estemos tentadas a renunciar al maquillaje por unas semanas o nos dé cierta pereza aplicar ciertos productos. Pero no hay por que renunciar al make up, simplemente se trata de buscar los cosméticos y el tipo de maquillajes más adecuados para esta temporada, teniendo en cuenta también las características de tu piel y sus necesidades.

A la hora de plantearse cómo maquillarse en verano se pueden aprovechar buena parte de los cosméticos que utilizas de manera habitual, pero también es recomendable adquirir otros nuevos, que serán específicos para la temporada de verano. ¿Quieres conocerlos? A continuación te contamos cuáles usar, cuáles no están nada recomendados y te damos trucos para que se mantenga el make up a pesar del sudor, el agua o las jornadas que se extienden durante muchas más horas que en invierno.

Lleva siempre los productos que necesites a manoLleva siempre los productos que necesites a mano

Revisa tu neceser

Antes de entrar en materia echa un vistazo a tu neceser de make up. Seguro que encuentras varias bases de maquillaje y polvos compactos. Fíjate en su tonalidad. ¿Se ajusta con la que tiene tu piel en verano? Probablemente no. Al ponernos morenos el tono de nuestra piel cambia y no podemos utilizar la misma base de maquillaje que en otoño o invierno, cuando tenemos una tonalidad más clara. De hacerlo lo que haríamos es perder ese bronceado tan deseado.

Ante esta situación nos queda comprarnos una nueva base que se adapte a la nueva tonalidad de nuestra piel o renunciar a la base de maquillaje durante la temporada estival. Son varios los motivos que justifican esta última propuesta. Por un lado el hecho de que no tenemos el mismo tono de piel a principios de verano que a mediados o finales, así que tampoco bastaría con un nuevo tono de base de maquillaje, sino que podrías necesitar varias. ¿Le vas a sacar provecho?

Aplica una base de maquillaje finaAplica una base de maquillaje fina

Probablemente la respuesta sea que no, salvo que el maquillarse sea una obligación diaria para ti. Además, la base de maquillaje suele ser bastante asfixiante cuando el calor aprieta. Si hace mucho calor corres el riesgo de sudar y que el maquillaje se corra llegando a crear un pequeño desastre. Hay otras fórmulas menos pesadas para unificar la tonalidad del rostro y tapar las imperfecciones.

Los polvos compactos permiten a la piel respirar mucho mejor, si te tocas la cara no te quitarás el maquillaje y aunque el agua o el sudor lo retire no será tan evidente. Además, no tienen ese efecto de máscara que a veces crean las bases fluidas. Por eso son uno de los cosméticos preferidos por todas para la temporada de verano.

Además existen de varios tipos, como por ejemplo los bronceadores, que te permite realzar el bronceado o destacar aquellos puntos que más interesan. Con un uso adecuado se convierten en uno de los productos de make up fundamentales para la temporada de calor, al igual que el colorete. Con ambos puedes conseguir ese efecto de cara lavada tan deseado por todas. Más aún en verano.

Hay productos especiales para el agua que ayudan a la fijaciónHay productos especiales para el agua que ayudan a la fijación

Make up waterproof

El sudor, el agua o el mero hecho de tocarse la cara hace que a la hora de maquillarse nos pensemos qué tipo de productos aplicar sobre el rostro. Los waterproof son los que nos evitarán cualquier problema y harán que los cosméticos se fijen y nos permitan disfrutar del verano durante horas sin necesidad de preocuparnos por el make up.

También resulta interesante echar un ojo a los maquillajes permanentes. Al hablar de ellos siempre pensamos en labiales, pero no son los únicos. También hay sombras de ojos, lápices o bases de maquillaje cuya composición permite que permanezcan inalterables durante horas, algo que resulta interesante cuando tenemos por delante jornadas que se alargan más que en invierno y queremos estar perfectas sin preocuparnos por el make up.

El agua termal, un buen aliadoEl agua termal, un buen aliado

Piel limpia e hidratada

Para evitar que la piel sude aún más y no genere grasa resulta interesante fijarse en la composición de los cosméticos que aplicamos. Así, huye de aquellos que contienen aceites. Los que tienen alcohol resecarán la piel, algo que tampoco queremos.

Para mantener la piel fresca e hidratada puedes aplicar agua termal. Se presenta en pequeños botes de spray, ideales para llevar en el bolso y echar mano de ella cuando sintamos que la piel se reseca y necesita un plus de hidratación. Lo mismo ocurre con la crema protectora del sol, algo que no ha de faltar para evitar quemaduras y problemas derivados de una sobre exposición.

Las toallitas secantes pueden ayudar a mantener los brillos a raya. Y si durante todo el año es importante la rutina de limpieza facial más aún en verano. Una piel limpia e hidratada te hará sentir más fresca, además de ser imprescindible para que respire y se vea bien.

Aprovecha a desmaquillarte al llegar a casa y no dudes en salir a la calle con la cara lavada, tu piel respirará mejor y tú lo sentirás. La hidratación también es fundamental y puede que en verano necesites un extra con respecto al resto del año. Prueba a cambiar tu crema hidratante y verás resultados.

Además de tu piel, en verano tienes que cuidar tu cabelloAdemás de tu piel, en verano tienes que cuidar tu cabello

Colores del verano

Pero el verano es tiempo de diversión y de color así que hay que aprovechar el momento de maquillarse y divertirse haciéndolo. Los ojos y las uñas son los lugares en que más nos atrevemos a innovar con el color, pero no tienen que ser las únicas. Hay una amplia oferta de tonalidades de verano y las hay, como los fucsias o naranjas, que son especialmente favorecedores sobre una piel bronceada.

Tampoco hay que olvidarse del cabello. En verano nos volvemos más atrevidas y ya no sólo buscamos darle luz con mechas rubias, sino que también nos atrevemos con colores como el fucsia, azul o verde, ya sea en toda la cabellera o en las puntas.

En definitiva, el verano es para jugar, para divertirse, para atreverse con cosas que ni nos plantearíamos durante el resto del año y eso abarca diversos aspectos de nuestra vida y nuestro cuerpo, por qué no hacerlo con el maquillaje.

Te puede interesar