Menú
Cómo maquillarse para ocultar la mirada cansada
Cómo maquillarse para ocultar la mirada cansada
TODOS LOS TIPS

Cómo maquillarse para ocultar la mirada cansada

Iluminar el rostro, utilizar crema hidratante o un gloss transparente...Todos los trucos que necesitas saber para ocultar la mirada cansada.

Es normal que en nuestro día a día busquemos la manera de vernos lo mejor posible. El hecho de arreglarnos y de sentirnos a gusto con nosotros mismos nos ayuda a tener mejor confianza y a mostrar una mejor versión de lo que somos. De este modo conseguiremos sentirnos mejor y, además, gustar a los demás mostrando una imagen más segura y positiva de nosotros mismos. La mayoría de las cosas que podemos conseguir estarán basadas, en buena medida, en la capacidad que tengamos de sentirnos seguros de nosotros mismos, querernos y mostrar una actitud positiva.

Por eso, es muy importante que dediques tiempo a cuidar tu cuerpo y tu mente. Con una dieta sana y equilibrada, sin excesos, conseguirás sentirte mejor por dentro y por fuera. Además, realizar ejercicio de forma regular y dormir, al menos, ocho horas al día también serán excelentes maneras de mejorar tu salud y tu estado de ánimo.

El hecho de arreglarnos y de sentirnos a gusto con nosotros mismos nos ayuda a tener mejor confianzaEl hecho de arreglarnos y de sentirnos a gusto con nosotros mismos nos ayuda a tener mejor confianza

Cada día deberíamos vestirnos de manera que nos sintamos cómodos y a gusto con nuestro look. La ropa que llevamos influye notablemente en nuestro estado de ánimo, por lo que deberemos sentirnos bien con todo aquello que llevemos. El maquillaje podría perfectamente formar parte de esto, ya que nos ayuda a ganar confianza en nosotras mismas y también a ocultar aquellas pequeñas imperfecciones que queramos disimular o bien potenciar aquellas zonas de nuestro rostro que más nos gusten.

Debido a la gran cantidad de trabajo que puedes tener o a la enorme cantidad de estímulos que nos rodean en la actualidad, no es raro que en más de una ocasión no puedas dormir las ocho horas mínimas diarias, no puedas seguir una dieta tan sana como te gustaría o bien tengas que trabajar muchas más horas de las deseadas. Todas estas cosas pueden hacer que tu mirada se vea cansada y se haga bastante obvio en el espejo.

Sin embargo, el maquillaje puede ayudarte a ocultar la mirada cansada. Simplemente deberás aprender cuál es la mejor técnica para conseguirlo y aplicar los productos adecuados, de modo que nadie pueda adivinar que has trabajado mucho o no has podido descansar tanto como quisieras la noche anterior.

Para un rostro más despejado

Lo primero que deberás hacer será limpiarte bien la cara con agua y jabón (especial para el rostro) de buena mañana o bien antes de maquillarte. Sécate bien la cara para que no queden restos de humedad y aplícate una fina capa de crema hidratante. Recuerda que cada tipo de piel necesita una crema hidratante distinta, por lo que no todas te serán adecuadas. Consulta con tu dermatólogo o esteticién para saber cuál es la que mejor se adaptará a tu tipo de piel.

Una vez te hayas aplicado la crema hidratante por la cara y el cuello podrás proceder a ponerte la base de maquillaje. Es muy importante que la base sea del mismo tono que tu piel, por lo que si te has bronceado en verano será esencial que te hagas con un tono un poco más oscuro, de lo contrario la piel de tu cara y cuello destacarán por encima del cuerpo, lo que harán muy obvio que vas maquillada y no se verá bonito.

Una vez te hayas aplicado la crema hidratante podrás proceder a ponerte la base de maquillajeUna vez te hayas aplicado la crema hidratante podrás proceder a ponerte la base de maquillaje

Busca una base de maquillaje con un leve efecto brillante en lugar de mate. De este modo conseguirás darle un toque de color y brillo a tu piel, algo que no suele tenerse si estás cansada o no has dormido tantas horas como te es necesario. Intenta que no sea demasiado grasa esta base de maquillaje si tienes la piel grasa, ya que solo ayudaría a intensificar este efecto y podrían incluso salirte granitos.

Una vez te hayas aplicado la base de maquillaje podrás aplicarte el corrector. Depende del tipo de corrector que tengas quizás deberás aplicarlo antes de la base, por ejemplo si es uno de los de diferentes colores tienes que aplicarlo antes, para que el color se difumine bien con la base y cubra todas las imperfecciones. Recuerda que si es un corrector parecido a tu tono de piel deberá adaptarse también a tu bronceado y a la base de maquillaje que vayas a aplicarte, para que quede bien difuminado y no resalte, creando un efecto poco natural.

Para ocultar la mirada cansada deberemos cubrir muy bien las ojeras. Lo mejor será que busques un corrector con un tono un poco asalmonado, ya que esto ayudará a contrarrestar el leve color grisáceo de la piel en la parte inferior de los ojos. Como estarás probablemente cansada deberemos maquillar bien esta zona, para poder darle iluminación al rostro. Recuerda que debes crear un triángulo invertido en la zona de debajo del ojo y no solo cubrir la ojera con el corrector, ya que sino iluminaríamos solo esta zona y la harías resaltar. Difumina bien el corrector para conseguir un resultado más natural.

Ilumina tu mirada y el resto del rostro

A continuación podremos proceder a iluminar la mirada. Para ello utilizaremos solamente sombras de ojos de colores claros o pasteles. Queremos que los ojos parezcan más grandes, ya que probablemente se encuentren un poco hinchados por el cansancio. Aplicaremos solamente esta sombra de ojos clarita sobre el párpado móvil y el fijo, creando un efecto disimulado y muy natural.

Para las pestañas evitaremos una máscara muy densa, ya que eso haría que nuestros ojos parezcan muy pequeños. Nos aplicaremos entonces una máscara de pestañas que simplemente las peine, las separa y las haga parecer un poco más largas. Dotando así de un aire fresco a nuestra mirada y los ojos parezcan más grandes.

Si tienes los ojos pequeños puedes pintarte la línea interior del ojo con un lápiz de ojos blanco, de esta manera harás que parezcan más grandes desde dentro. Este look prefiere no llevar ni delineador negro ni lápiz de ojos de este mismo color, ya que hacen que el ojo parezca más pequeño o rasgado y lo que buscamos es que parezca más grande y despierto.

Para los labios puedes optar por un gloss transparente o en un color claritoPara los labios puedes optar por un gloss transparente o en un color clarito

Finalmente, podemos aplicarnos un poco de rubor de un tono adecuado para nuestra piel. Si eres de subtonos fríos opta por tonos rosados y si tienes un subtono caliente la mejor opción será un colorete en un tono melocotón. Aplícalo solamente en la parte superior de tu pómulo y acompáñalo con un iluminador en la parte más alta para darle mayor brillo a tu rostro y a tu mirada.

Para los labios puedes optar por un gloss transparente o en un color clarito o bien un pintalabios mate en tono rosa o melocotón si tu piel es de subtono frío o caliente, respectivamente. Un pintalabios demasiado llamativo u oscuro contrastaría con el maquillaje de los ojos y haría que se viesen más pequeños, contrarrestando el efecto que estábamos buscando para ocultar la mirada cansada.

Artículos recomendados

Comentarios