Menú
Cómo maquillarse en los primeros días de otoño
Cómo maquillarse en los primeros días de otoño

LLEGA EL OTOÑO

Cómo maquillarse en los primeros días de otoño

Llega el otoño y es hora de proteger y potenciar los beneficios que ha traído el verano a nuestra piel, el makeup que elijamos ayudará a conseguirlo.

Se acaba el verano y ya va siendo hora de pensar en el maquillaje que llevarás la próxima temporada. Sin embargo, esta es la época del año en la que tu piel tiene un aspecto más saludable y se hace menos necesario recurrir a él. Tu rostro está más descansado, ha cogido un poco de color y además han desaparecido los granitos y las marcas. Pero eso no quiere decir que tengas que descuidarlo. Te contamos todo lo que debes saber para sacarle el máximo partido a tu piel y estar perfecta todo el día.

¿Qué make up me pongo?

En primer lugar deberás hidratar bien tu rostro. El sol es capaz de darle un tono precioso a la piel pero también la deja más seca y tirante. Por eso, antes de aplicarte cualquier tipo de make up deberás extender una capa fina de crema hidratante por todo tu rostro. Escoge la más adecuada para tu tipo de piel y deja que la absorba.

Es importante protegerse del sol también en otoñoEs importante protegerse del sol también en otoño
Que el verano esté terminando no significa que debas renunciar al protector solar. Ahora que el sol ya no brilla con tanta fuerza puedes recurrir a una crema con un factor de protección algo más bajo, pero nunca inferior al 15. También puedes elegir una hidratante que contenga SPF para reducir el número de pasos.

Como la piel tiene un buen aspecto fruto del descanso y la luz solar puedes prescindir de la prebase. Aplica directamente el corrector en las zonas que lo necesites, bastará con unos toquecitos ligeros de un corrector líquido bajo los ojos o para cubrir las rojeces propias de las pieles sensibles.

Si lo deseas puedes prescindir de la base y darte solo unos toquecitos de polvos de sol. Si optas por la base, elige una ligera. Incluso puedes volver a unificar los pasos y mezclar unas gotas de maquillaje líquido con un poco de crema hidratante. Vierte los dos productos en la yema de tu dedo índice y mézclalos con la ayuda del otro. Después extiéndelos sobre tu rostro. En este caso tendrás que aplicar el corrector a continuación. De esta manera, conseguirás un aspecto mucho más natural pero cuidado.

Llegó la hora de aplicar color. Para tus mejillas, utiliza un colorete de un tono melocotón en lugar de los rosas jugosos tan típicos del verano. Con unos toques de colorete en crema en la parte alta del pómulo será más que suficiente. Delinea tus ojos con un lápiz gris o marrón para que queden algo más ligeros que con el clásico negro pero no tan veraniegos como con esos lápices turquesas y violetas que has estado usando estos meses. Respecto a las sombras, nada mejor que tonos marrones mate. En tus labios utiliza colores suaves que no sean demasiado brillantes ni demasiado oscuros. Para finalizar, unos toques de iluminador ¡y lista!

Para tus uñas, recurre a rosas claros, violetas, grises... es hora de guardar los amarillos, verdes y azules, pero todavía es pronto para teñir tus uñas de negro, burdeos o ese rojo inglés que no te quitas en todo elel invierno.

¿Hay productos prohibidos?

Al ser una época de transición, es mejor que prescindas de los que son demasiado rotundos, es decir: las bases demasiado pesadas, las sombras muy oscuras o de colores vivos, las barras de labios de tonos vino o rosa fucsia, el colorete marrón...

Optar por colores naturales para tus mejillas es la mejor opciónOptar por colores naturales para tus mejillas es la mejor opción
Y optes por colores neutros. En general, la idea es potenciar el estado natural de tu piel para conseguir un make up ligero pero sofisticado. Y para eso, nada mejor que utilizar tonos neutros que resalten tu belleza y no tapen las mejorías que ha sufrido tu piel durante las vacaciones.

Ya sabes que en cuanto a manicuras se lleva todo, pero en esta época en la que volvemos al trabajo o a los estudios es mejor ser más discretas. Deja a un lado tus top-coat de purpurina y tus obras maestras de nail-art con efectos degradados, líneas y aplicaciones en 3D. Es mejor que las reserves solo para las fiestas más exclusivas o incluso para cuando llegue la Navidad.

Lo único que está prohibido de verdad es dejar de ponerte protector solar. Es muy importante que lo utilices a diario para proteger tu piel de las radiaciones solares (sí, aunque no haga calor el sol también es dañino). Y ya sabes que si te da pereza siempre puedes unificar los pasos como te hemos explicado.

¿Hay algún truco para mantener el efecto buena cara todo el año?

Además de descansar lo suficiente y beber mucha agua (un truco que sabe toda celebrity que se precie) hay algunos productos que puedes utilizar para prolongarlo. Por ejemplo, en lugar de utilizar una base de maquillaje demasiado cubriente o pesada, opta por un make up mucho más ligero escogiendo BB Creams o CC Creams o mezclando tu base habitual con unas gotas de crema hidratante.

Aplica máscara de pestañas y delinea únicamente la línea de agua en tu maquillaje de diario. Opta por coloretes de tonos suaves y da unos toquecitos leves en la manzanita de tus mejillas utilizando los dedos en lugar de una brocha. Mantén tus labios bien hidratados con bálsamo y recurre al corrector solo si es necesario.

Te puede interesar