Menú
Qué es el whisking, la última tendencia de belleza
Qué es el whisking, la última tendencia de belleza

NUEVA TENDENCIA

Qué es el whisking, la última tendencia de belleza

Las tendencias de belleza cambian tan rápido como las de moda. Descubre una de las más novedosas, el whisking.

Si te gusta la belleza debes estar a la última, ya que las tendencias cambian constantemente no solamente en moda, sino también en peluquería y maquillaje. Debemos tener en cuenta que el tipo de belleza cambia muy notablemente año tras año y que el cómo aplicarlo es tan importante como el producto en sí. Esto lo habremos aprendido muy bien de la mano de las famosas y las chicas que se dedican a darnos consejos de belleza en las redes sociales con sus blogs y tutoriales.

El countouring ha sido durante mucho tiempo la técnica de maquillaje por excelencia y todas las celebridades la lucían tanto a pie de calle como en la alfombra roja. Sin embargo, en la actualidad este look parece estar de capa caída, ya que es un maquillaje bastante estridente y complicado que puede ser acertado para un look de noche, pero no es el mejor truco de belleza para el día a día debido a la complejidad de la técnica y al gran cambio que puede generar en el rostro.

El whisking es la última tendencia en bellezaEl whisking es la última tendencia en belleza

Por eso, la nueva técnica de maquillaje que se ha puesto de moda entre las famosas y las más entendidas en el mundo de la belleja es el whisking. Esta técnica puede serte totalmente desconocida, así que en Bekia te contamos qué es el wisking, cómo se aplica y qué efecto puedes conseguir, paso a paso, con esta nueva tendencia de belleza.

Qué es el whisking

El whisking es una nueva técnica de belleza que trata de mezclar dos productos diferentes, normalmente la base de maquillaje con una crema hidratante, una prebase, etcétera, generando efectos diferentes según se desee. Puede que te parezca una técnica demasiado complicada y que solamente puede ser llevada a cabo por profesionales, pero debemos tener en cuenta que si se ha hecho popular entre las expertas en moda es porque precisamente no es tan difícil de conseguir y tiene unos resultados sorprendentes.

La base de maquillaje debe mezclarse con la crema hidratante, la prebase o la crema solar antes de aplicárnosla en el rostro. Escogeremos el producto con qué mezclarla según las necesidades de la piel de nuestra cara y de los resultados que queramos obtener. Se cree que al mezclar ambos productos de belleza los efectos que genera cada uno de ellos en nuestra piel se hará más intenso y eso ayudará a nuestro rostro a estar más sano y cuidado incluso estando maquillado.

Muchas profesionales de la moda están utilizando ya esta técnicaMuchas profesionales de la moda están utilizando ya esta técnica

Puedes pedir consejo en las tiendas de maquillaje o a los expertos en belleza sobre cuáles son los mejores productos para la piel de tu rostro. No será la misma crema hidratante la que te deberás aplicar si tienes la piel seca, grasa o mixta, así como si lo que quieres es eliminar los poros o reducir las arrugas muy profundas, como para prevenirlas. Además, dependiendo de la frecuencia con la que te maquilles deberás también tener en cuenta el tipo de base de maquillaje que necesitas y si quieres que tenga un efecto más natural o que cubra mejor tu piel. Recuerda que encontrar el tono adecuado para tu rostro es adecuado, ya que más clara o más oscura podría resultar demasiado evidente y no te haría lucir bien.

Una vez sepamos qué productos necesitamos para el cuidado de la piel de nuestro rostro podemos sumarnos a esta tendencia. El verbo 'to whisk' significa batir en inglés, por esto esta técnica de belleza recibe este nombre. Debemos mezclar bien ambos productos antes de aplicárnoslos directamente sobre la piel del rostro. Para ello podemos ayudarnos de un pequeño recipiente de plástico (fácil de limpiar tras cada uso) y una brocha específica para la base de maquillaje para el rostro.

Es muy importante que mezclemos siempre muy bien ambos productos, de lo contrario no podríamos conseguir el efecto deseado y nos quedarían grumos o zonas sin maquillar correctamente en la cara, algo que no desearemos en absoluto. Además debemos tener en cuenta que puede que al mezclar la base de maquillaje que siempre hemos utilizado o la que creemos que mejor se adapta a nuestro tono de piel con otro producto puede cambiar de tonalidad, por lo que quizás ahora nos sea demasiado claro o un poco más oscura de lo que deseamos.

Aprende las pautas del whiskingAprende las pautas del whisking

Por eso, es importante hacer pruebas a la hora de mezclar ambos productos a la hora de realizar correctamente la técnica de maquillaje del whisking. Es esencial que añadas siempre la misma cantidad del mismo producto a partes iguales entre los dos, de este modo les ayudarás a potenciar su efecto y a hacer que se apliquen mejor sobre la piel. También podrás recordar las cantidades necesarias antes de cada aplicación, puesto que si no pones la misma cantidad quizás cada vez que te maquilles la base te quede de un tono distinto.

Una vez hemos aprendido a como mezclar o batir nuestro maquillaje con la crema hidratante, la prebase o la crema solar consiguiendo el tono, la textura y el efecto deseado sobre nuestra piel podemos pasar a aplicárnoslo.

Cómo realizar el whisking

Antes de maquillarnos debemos asegurarnos de que la piel de nuestro rostro está completamente limpia. Si tienes uno de los cepillos para limpiar el rostro y eliminar las pieles muertas podrás asegurarte de que las cremas llegarán igualmente a todas las zonas de tu cara y el maquillaje quedará perfectamente repartido.

Una vez tengamos la cara limpia deberemos secárnosla muy bien para eliminar todo exceso de maquillaje y procederemos a aplicarnos la crema hidratante. Si lo que estamos mezclando con la técnica del whisking es la base y la crema hidratante no será necesario aplicárnosla debajo de nuevo, pero si la mezclamos con una prebase o una crema solar deberíamos pedir consejo al dermatólogo o al especialista en belleza facial.

Una vez hecha la mezcla debe ser aplicada justo en ese momento, si la dejamos mucho tiempo en el recipiente puede llegar a secarse y no será tan fácil de aplicar sobre nuestro rostro ni tendrá la misma serie de beneficios. Finalmente, nos aplicaremos la mezcla con mucho cuidado, intentando que quede totalmente uniforme escampándola por el cuello y las orejas. Después deberemos limpiar bien el recipiente y el pincel para un futuro uso y podremos seguir maquillándonos con total normalidad.

Te puede interesar