Menú
Cómo maquillarse cuando te has quemado la cara
Cómo maquillarse cuando te has quemado la cara

LA PROTECCIÓN ES PRIMORDIAL

Cómo maquillarse cuando te has quemado la cara

No somos conscientes de que el sol nos puede perjudicar la piel duranto todo el año y por ello es necesario utilizar protección solar.

Durante el verano, hay que extremar las precauciones en cuanto a la piel y el sol; y es que lo que comienza siendo un sencillo paseo con unos amigos, acaba siendo una quemadura en el rostro difícil de disimular. No os preocupéis por esot último, puesto que no hay nada que el maquillaje no pueda disimular. Lo realmente preocupante es lo mucho que la piel puede acabar dañándose a largo plazo a causa de las quemaduras solares. Es por eso que antes de comenzar a hablaros de tips de make up para disimular esas quemaduras tan típicas del calor veraniego, vamos a insistir en algo: ¡usad protección solar siempre que salgáis a la calle!

La protección solar no siempre tiene que ser una crema pastosa y que te deje el rostro blanco, con la que sea imposible aplicar después tu maquillaje. Hay muchas bases de maquillaje, o BB Creams, que tienen factor de protector solar y con las cuales es muy sencillo protegerse del sol del verano. Es imprescindible que, conforme empiece el calor, las convirtáis en vuestras aliadas, vuestras mejores amigas y vuestras fieles acompañantes. Solo así podréis evitar esas desagradables quemaduras que vendrán después, y todas las secuelas que estas podrán traer consigo.

Es fundamental antes de maquillarnos aplicar una crema para hidratar el rostroEs fundamental antes de maquillarnos aplicar una crema para hidratar el rostro
Mas si el daño ya está hecho, de poco sirve que ahora alguien te riña, puesto que ahora ya estarás sufriendo las consecuencias. En este caso, lo que más te puede ayudar es un buen maquillaje que te ayude a recuperar tu tono habitual. ¡Así que eso te vamos a ayudar a conseguir!

1. Alivia la quemadura

Lo primero que debes hacer, antes de aplicar cualquier tipo de make up, es aliviar la quemadura y curarla lo mejor posible. Hay cremas que están pensadas precisamente para aliviar los efectos de las quemaduras, con lo cual hazte con una conforme comience el verano y el calor, para así tenerla siempre a mano en tu botiquín. También sería buena idea que te dieras una ducha fresca, puesto que te ayudará a rebajar el calor que emanará tu piel quemada. En este punto es muy importante que cuides que esté siempre hidratada la piel, para evitar que haya descamación. Eso podría ser mucho más doloroso aún.

También es importante que hidrates la zona antes de comenzar a maquillarla y, por supuesto, que uses protector solar. Si tu base de maquillaje o BB Cream tiene factor de protector solar, puedes saltarte este paso, puesto que ya lo harás más adelante; en caso de no tener, procura aplicarlo ahora, junto con la hidratación.

Para evita quemarnos es necesario usar protección solar todo el añoPara evita quemarnos es necesario usar protección solar todo el año

2. Hay que corregir las rojeces

Con el rostro ya preparado, lo siguiente que debes hacer es recurrir al make up para eliminar ese color rojizo tan poco favorecedor. Como bien debes saber, para contrarrestar el tono rojo tendrás que usar un corrector verde o amarillo, dependiendo del tono exacto; lo habitual es usarlo en tonos verdes.

No es bueno que uses un corrector seco, sino uno que sea humectante. Y es que aunque la herida ya esté curada y protegida, continúa siendo una herida y debe tener unos cuidados específicos. La temperatura del verano podría seguir dañándolahttps://www.bekiabelleza.com/maquillaje/como-maquillarse-contra-calor-verano/ si aplicas productos que no sean recomendables, puesto que podrías resecarla aún más. Al extender el corrector hazlo con una brocha, y no con una esponja, puesto que esto último podría quitarle algo de hidratación.

3. La base de maquillaje

Tras aplicar el corrector, el siguiente paso para conseguir un make up a prueba de quemaduras y del calor es la base de maquillaje. Ten cuidado, porque no cualquiera vale cuando la piel se encuentra dañada; los especialistas suelen recomendar bases de maquillaje hipoalergénicas, y siempre con factor de protección solar. De otro modo, podrían acabar resecándote aún más el rostro, y provocándote un daño mayor.

Es recomendable que optes por una BB Cream o una CC Cream, siempre y cuando sean ligeras. No necesites una capa de producto que te dañe aún más la piel, sino un make up sencillo y capaz de disimular sin llegar a cubrir por completo.

Los tonos rosados y marrones son perfectos para cuando nos quemamos la caraLos tonos rosados y marrones son perfectos para cuando nos quemamos la cara

4. Bronceador sí, pero no cualquiera

El paso siguiente es aplicar bronceador, y en este punto también hay que ser cuidadoso con el tono que se elija y con la cantidad que se apiique. Uno con demasiado pigmento rosa, o con excesivo pigmento naranja, no te hará ningún favor, así que ten cuidado con el tono.

En cuanto al iluminador, procura aplicar el mismo consejo y tener cuidado con lo que eliges llevar en este punto. Con las quemaduras es incluso más recomendable que optes por un maquillaje más sencillo, que no llame en exceso la atención en el rostro, y focalizar más en los ojos, por ejemplo.

5. Trabaja los ojos

Antes de nada, recuerda que los párpados también son piel, y también forman parte del rostro, con lo cual requerirán los mismos cuidados que el resto de la cara para combatir las quemaduras: hidratación y protección solar.

En cuanto a las tonalidades, recurre siempre a rosados o marrones, e incluso colores vivos si te apetece, puesto que todos ellos serán lo suficientemente llamativos como para evitar que se fije la atención en el rostro.

Las brochas y las esponjas nos ayudaran a expandir el maquillaje y eliminar los excesosLas brochas y las esponjas nos ayudaran a expandir el maquillaje y eliminar los excesos

6. Los labios también deben estar hidratados

Por mucho que te gusten los labiales mate, quizás estos no sean los mejores cuando te hayas quemado, así que tendrás que recurrir a los labiales cremosos o incluso optar por bálsamos con un toque de color. Evita los rojos, porque te remarcarán las rojeces del rostro; opta por marrones o rosados, siempre que sea posible.

Es importante que recuerdes también que hay herramientas que van a hacerte un flaco favor a la hora de maquillarte, como las esponjas o las brochas con cerdas duras. Lo mejor es que te apliques la base con una brocha suave o con los dedos, y algo parecido con los ojos. A la hora de desmaquillar, evita frotar en exceso y usar productos que puedan resultar abrasivos y recuerda, la crema hidratante será tu mejor amiga hasta que logres recuperarte por completo. Para la próxima vez, recuerda que es mejor prevenir que curar y que el protector solar es muy importante.

Te puede interesar