Menú
Cómo aplicarse los polvos bronceadores
Cómo aplicarse los polvos bronceadores

PASO A PASO

Cómo aplicarse los polvos bronceadores

Lo más importante es conocer el color exacto de piel para que los polvos bronceadores queden a la perfección y acorde con el resto de la piel.

Existe la creencia de que los polvos bronceadores son un make up exclusivo solamente para el verano. Sin embargo, si sabemos cómo utilizarlos estos pueden ser aplicados en nuestro rostro durante todo el año.

Solamente debemos saber cuál es el tono de bronceador que mejor se adapta a nuestro color de piel, cambiante de invierno a verano, y cuál es la técnica para aplicarlo que mejor nos siente según el momento del año en el cual nos encontremos.

Escoger el tono adecuado

En verano solemos comprar más polvos bronceadores porque creemos que se adaptan a nuestro tono de piel ya bronceado naturalmente. No obstante, cuando perdemos este color natural también podemos darnos un toque de luz con el maquillaje bronceador en nuestro rostro.

Es muy importante elegir la tonalidad correctaEs muy importante elegir la tonalidad correcta

Durante los meses en los que nos da el sol utilizamos este tipo de maquillaje para igualar el color bronceado del cuerpo con el de la cara, una de las zonas más difíciles de broncear y que suele normalmente estar más blanca que el cuerpo. En este momento del año compraremos un color de bronceador de un tono más oscuro para que nuestro rostro no contraste con el bonito moreno de nuestro cuerpo.

Sin embargo, en invierno y cuando empezamos a perder el bronceado debemos adquirir unos polvos bronceadores de un color más claro, puesto que el oscuro quedará demasiado obvio en nuestro rostro y no nos hará lucir mejor. Durante los meses de más frío nos pondremos este make up para que nuestro rostro no esté tan pálido y apagado. Un leve toque de polvos bronceadores nos ayudarán a parecer menos cansada y a la vez nos iluminarán el rostro mucho mejor que con cualquier otro tipo de maquillaje.

Cómo aplicar los polvos bronceadores

Cuando tenemos el cuerpo moreno podemos aplicarnos una leve capa de polvos bronceadores del mismo modo que lo haríamos con el colorete en invierno, es decir, en la parte más alta de los pómulos, la barbilla, la nariz y las sienes. Como el color será muy natural y solamente queremos unificarlo con el del resto del cuerpo no es necesario ser muy precisos en cuanto su aplicación.

La aplicación de los polvos también es muy importanteLa aplicación de los polvos también es muy importante

No obstante, en invierno debemos tener mucho más cuidado. La mejor manera de aplicar los polvos bronceadores durante esta época del año es como en la técnica de make up del contouring, delineando las zonas que queremos oscurecer o dar relieve en nuestra cara de manera muy natural y contrastada con un iluminador en polvos.

Empezaremos por delinear los pómulos, los laterales de la nariz (sobre todo si queremos disimularla), las sienes y la parte inferior de la mandíbula. Necesitaremos una brocha gruesa de puntas suaves para difuminar bien estas líneas de polvos bronceadores para mezclarlas bien con nuestro tono de piel y que no sean demasiado evidentes.

Finalmente, nos aplicaremos el make up iluminador en polvos en la zona alta de los pómulos, el centro de la frente y la barbilla con tal de crear este efecto de volumen y sombras tan ideal del contouting que favorece a todas las mujeres.

Beneficios de los polvos bronceadores

Muchas pensamos que cuando estamos morenas no es necesario aplicarse mucho maquillaje. El tono de los polvos bronceadores en tu rostro tiene que ser tan natural que te verás mucho más sana e iluminada que con la pálida piel de invierno, falta de sol e hidratación.

El maquillaje se empieza por los pómulosEl maquillaje se empieza por los pómulos

Recuerda que siempre debes aplicarte el maquillaje del rostro ligeramente en el cuello, y más en el caso de los bronceadores, si no quieres que te quede la cara de un color y el cuello de otro. Algo que hará muy evidente que vas maquillada y no llegue a crear ese efecto de bronceado sano y natural que deseas.

Lo mismo ocurre si te aplicas un bronceador que no va acorde con tu tono de piel. Si es demasiado oscuro se verá demasiado que vas maquillada y no será bonito, pero si es demasiado claro no se te notará casi en absoluto.

Para encontrar tu tono de maquillaje ideal lo más conveniente es acercarse a una tienda de maquillaje y pedirles a los expertos que te encuentren el tono adecuado. No tengas miedo en probarte los tonos de polvos bronceadores que sean necesarios, lo más importante es que encuentres el que mejor se adapte a lo que estás buscando y genere un efecto sano y natural que te hará lucir mejor que nunca.

Te puede interesar