Menú
Café y belleza: trucos caseros

BENEFICIOS CAFÉ

Café y belleza: trucos caseros

¿Quieres conocer trucos caseros para aumentar tu belleza utilizando café?

El café: necesario en nuestro día a día El café: necesario en nuestro día a día

Hay personas que no son capaces de empezar el día sin haberse tomado su buena taza de café. Es uno de esos alimentos necesarios para ponerse en marcha y para tener mejor cara tras haberse levantado por las mañanas. Aunque no se puede considerar un producto de belleza propiamente dicho, el café sí que tiene relación con ésta por la cantidad de beneficios que nos ofrece. Podemos utilizarlo en muchas ocasiones en trucos con los que sacarnos más partido. Vamos a ver cómo.

El café, más concretamente la cafeína, tiene un poder estimulante para despejarnos cuando nos acabamos de levantar de la cama y esa misma propiedad nos permite eliminar toxinas y grasas. ¿Cómo afecta eso a la piel de nuestro cuerpo? Pues de manera muy positiva, porque la tersa.

Eso sí, vete olvidándote de rejuvenecer tu piel a costa de tomarte un litro de café al día. No es un truco de belleza, ni algo especialmente recomendable si tienes problemas de sueño. Los efectos de belleza a los que nos referimos no se consiguen con la ingesta de café y sí con su aplicación tópica sobre el cuerpo o la cara. Se puede usar en mascarillas, lociones o simplemente aplicado con un algodón.

El café sigue uno de los mejores alimentos para despejarnos, mantenernos alerta e, incluso, para quitarnos el dolor de cabeza. Esas son algunos de los grandes beneficios que tiene para nuestra salud. Vamos a ver aquellas que se pueden aplicar a nuestra belleza. Son muchos los trucos caseros en que podemos utilizarlo, ¿te atreves?

¿Cómo puedes aumentar tu belleza?¿Cómo puedes aumentar tu belleza?

Aplicaciones del café en belleza

¿Os habéis fijado en la textura del café molido? Si eres una asidua a los exfoliantes seguro que te lo has planteado más de una vez a la hora de poner la cafetera. ¿Se puede exfoliar con café molido? La respuesta es sí. ¿Lo has probado?

Su textura es la perfecta para masajear la piel de todo el cuerpo y en un momento limpiar las impurezas y liberar toxinas de la piel. También puede aplicarse en la cara. Además contiene una serie de nutrientes que la dejarán suave tras la exfoliación. Únicamente bastará con aplicar agua para eliminar cualquier restos de café y su particular olor.

Muestra de los beneficios que tiene el café como exfoliante está el hecho de que cada vez son más las empresas de belleza que usan la cafeína como un ingrediente más en sus productos, sea geles o jabones para exfoliar.

El café, más concretamente la cafeína que contiene, tiene un gran poder como activador de la circulación. Es por ello que resulta un producto de lo más interesante y a tener en cuenta para determinadas aplicaciones relacionadas con el mundo de la belleza.

Así, el café es utilizado para combatir la celulitis y la piel de naranja. Al aplicarse sobre ésta actúa rompiendo los tejidos grasos y aumentando las moléculas que queman dichas grasas, por lo que se puede usar para también prevenir. Si nos fijamos en las composiciones de algunos geles y cremas que prometen combatir la celulitis encontraremos cafeína entre ellos.

Al favorecer la circulación, también suele ser utilizado en los tratamientos para combatir las varices y en otra de las imperfecciones que trae a las mujeres de cabeza: las ojeras. Activa la circulación, descongestiona los ojos y reduce las tan odiadas ojeras. Debido a lo sensible que es esta zona de la cara resulta más práctico adquirir cosméticos que contengan cafeína que aplicarla nosotras mismas.

El café oscurece tu cabello El café oscurece tu cabello

Café en el cabello

Además de en la piel podemos utilizar el café en trucos de belleza para realzar otras partes del cuerpo. Una de las partes del cuerpo donde se aplica café es el cabello. Se le considera un ingrediente idóneo para luchar contra la caída del pelo y entre sus beneficios se encuentra que le aporta más brillo. Bastaría aplicar una pequeña cantidad de café líquido después de usar el champú.

Bastaría dejar actuar cinco minutos, a modo de mascarilla, y luego retirar con abundante agua. También puede mezclarse con el champú antes de masajear el cabello de tal manera que se fijará mejor al dejar que actúe la espuma en que se mezclan champú y café.

Antiguamente eran habituales los trucos de belleza para teñir el pelo. Así se usaba el café a modo de tinte si es que se buscaba darle al cabello un tono más oscuro. Lo que se hacía era lavar el pelo y el último enjuague hacerlo con abundante café soluble, de tal modo que se quedaba impregnado el pelo de un color más oscuro.

Te puede interesar