Menú
Cómo luchar contra la calvicie masculina: Mitos y realidades

NI UN PELO DE TONTO

Cómo luchar contra la calvicie masculina: Mitos y realidades

El paso del tiempo se va notando en nuestro cuerpo, ¡no se libra ni el pelo! En Bekia te ayudamos a prevenir la calvicie. ¿Cuáles son los mitos y realidades sobre la caída del pelo masculina?

Mitos y realidades sobre la calvicie masculina Mitos y realidades sobre la calvicie masculina

Cómo luchar contra la calvicie masculina: Mitos y realidades

La calvicie masculina (lo que normalmente llamamos hombre calvo) es uno de los problemas estéticos que más pueden preocupar a los hombres hoy en día. La perdida de pelo puede estar originada por diversos factores y por eso es posible llevar a cabo distintos tratamientos para recuperar el cabello perdido y evitar que el problema del pelo se pueda agravar.

Qué tipos de calvicie masculina hay:

La alopecia (o quedarse calvo) es la pérdida anormal o rarefacción del pelo, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie. Puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que existe pelo, como las pestañas, axilas, región genital y barba.

La alopecia puede clasificarse en multitud de grupos, según su origen y manifestaciones, pero la forma más frecuente es la alopecia androgénica, también llamada calvicie común, que es responsable del 95% de los casos y afecta principalmente a los varones y menos frecuentemente a las mujeres. Debe su nombre a que está provocada por la acción de las hormonas masculinas o andrógenos sobre el folículo piloso.

Otras formas comunes de quedarse calvo son la alopecia areata, en la que la perdida del pelo no es definitiva y se circunscribe comúnmente a un área determinada. La alopecia universal que es la forma extensa de la alopecia areata y la alopecia cicatricial que está provocada por una destrucción del folículo piloso y es por lo tanto irreversible.

Hay diversos tipos de alopecia. Cada una con un tratamientoHay diversos tipos de alopecia. Cada una con un tratamiento

Existen muchas variedades de alopecia menos frecuente que pueden estar originadas por causas genéticas, medicamentos, infecciones cutáneas, traumatismos, deficiencias nutritivas y ciertas enfermedades de la piel o generales. Debido a que las enfermedades que pueden producir la perdida de cabello y por tanto quedarse calvo son múltiples, es importante en dermatología establecer una clasificación de las mismas para facilitar su diagnóstico y tratamiento.

En general, las alopecias se dividen en 2 grandes grupos: alopecias cicatriciales y alopecias no cicatriciales. En las alopecias no cicatriciales que constituyen la inmensa mayoría de los casos. Sus características son la pérdida del pelo pero el folículo piloso que lo produce está intacto, por lo que son potencialmente reversibles y es posible la recuperación con algún tratamiento. En cambio, en las alopecias cicatriciales tiene lugar la destrucción del folículo piloso por algún mecanismo, bien de tipo inflamatorio, infeccioso o traumático y en consecuencia, la pérdida de pelo es irreversible.

Otra forma de realizar la clasificación es basándose en su extensión de pérdida de pelo, si afectan a una región concreta se llama alopecia circunscrita. Sin embargo, si la afectación es más general se denomina alopecia difusa. También pueden dividirse en alopecias congénitas cuando se deben a algún trastorno presente desde el momento del nacimiento y adquiridas cuando se desarrollan en la vida adulta. Basándose en la causa se clasifican como hereditarias, de origen infeccioso, tumorales, por dermatosis, por enfermedades generales y de causa traumática.

Te decimos cómo luchar contra la alopeciaTe decimos cómo luchar contra la alopecia

Cómo se puede luchar contra la pérdida de cabello:

Dependiendo del tipo de pérdida de pelo que se sufra existen distintas posibilidades terapéuticas. En el caso de la androgenética (la más habitual) se están estudiando algunas alternativas, aun no comercializadas o no autorizadas por la FDA, como en el caso del dutasteride, un medicamento muy similar a la propecia, que bloquea la enzima 5-alfa-reductasa, responsable de la caída del cabello.

Para la alopecia frontal se han probado diferentes fármacos como minoxidil, corticoides o finasteride (parecido al dutasteride) pero ninguno ha constatado su eficacia para frenar el retroceso de la línea de crecimiento del cabello, ni para repoblar la zona afectada. La única solución factible, siempre y cuando se detecten en sus primeras fases, es el trasplante capilar de la zona afectada. Así se podría repoblar la zona afectada según se va perdiendo el cabello.

Según cómo sea tu alopecia existen diversos tratamientosSegún cómo sea tu alopecia existen diversos tratamientos

Qué tratamientos para tratar la calvicie son fiables:

Desde los primeros crecepelos, la ciencia ha revolucionado los tratamientos para luchar contra la perdida de pelo masculino pero cada uno de los tratamientos es diferente y por tanto ayuda a distintos tipos de calvicie.

Láser

Con la luz láser las raíces reciben energía nueva, activando así la circulación sanguínea. Esto produce una mejora de la oxigenación y, por tanto, de la nutrición del cuero cabelludo. Pero desde la Asociación Española de Dermatología y Venerología advierten de que todavía no está demostrada su eficacia.

Plasma

Consiste en la aplicación de micro infiltraciones en determinadas áreas del cuero cabelludo, con el plasma del propio paciente. Se obtiene extrayéndole una pequeña cantidad de sangre, de la que se separan los factores de crecimiento del plasma. Aún no existen estudios suficientemente rigurosos que definan el grado de eficacia de este tipo de tratamientos.

Mesoterapia

Es muy similar a la que se realiza para mantener la piel joven. Consiste en infiltrar sustancias específicas revitalizantes en el cuero cabelludo, que actúan en profundidad sobre el folículo piloso, recuperando y estimulando sus funciones. La realidad es que es una ayuda para mantener el pelo sano y con más vida, e incluso para «engordarlo» pero de no frena la caída androgenética.

Micropigmentación

En realidad, no es un tratamiento para mejorar el cabello, lo que consigue es una simulación óptica increíblemente natural del nacimiento del pelo en el cuero cabelludo. Asimismo resulta ideal para aquellos pacientes que sufren procesos de caída de pelo irreversibles pero con una pérdida de densidad que no permite la implantación de microinjertos por el riesgo de lesionar el pelo existente en la zona.

Carboxiterapia

El tratamiento consiste en aportar CO2 al cuero cabelludo para incrementar la microcirculación sanguínea y suministrar un mayor aporte local de aminoácidos esenciales.

Trasplante

Cuando la caída es imparable, la única solución es el implante. Hay dos formas de hacer el trasplante. El trasplante de tira que consiste en extraer una tira de piel con pelos de la parte de detrás de la cabeza para injertarlos en la zona receptora. Y la técnica FUE que consiste en extraer los pelos o grupitos de pelo, de uno en uno...

Los productos anticaída son desde champús hasta tratamientos oralesLos productos anticaída son desde champús hasta tratamientos orales

Productos anticaída

Los champús pueden ayudar a controlar, dependiendo de su composición, algunas patologías leves de cuero cabelludo (seborrea, caspa) pero en modo alguno, frenan la caída o producen el crecimiento del pelo.

Las lociones no son milagrosas pero ayudan a hidratar la zona y favorecer la circulación en la zona del cuero cabelludo.

Los tratamientos orales en forma de vitaminas, antioxidantes etc., han demostrado su utilidad en el tratamiento de la alopecia, salvo en casos concretos que solo el médico sabe diagnosticar. Por lo tanto, no se aconseja utilizar estos productos sin indicaciones médicas, no por que sean nocivos sino por carecer de utilidad.

Recuerda que ante cualquier duda o problema que tengas es aconsejable acudir al dermatólogo para que te recomiende el mejor tratamiento para tu situación.

Te puede interesar