Menú
Decoloración del cabello: cómo pasar de morena a rubia sin salir de casa
Decoloración del cabello: cómo pasar de morena a rubia sin salir de casa

HAZLO TÚ MISMA

Decoloración del cabello: cómo pasar de morena a rubia sin salir de casa

Con estos consejos decolorarás tu cabello sin necesidad de acudir a la peluquería y con un resultado igualmente bueno.

Si eres morena pero buscas pegar un cambio radical, puedes apostar por aclarar tu cabello tu misma sin salir de casa. Si quieres saber cómo, a continuación te damos las claves para conseguirlo, pautas que hay que respetar para obtener buenos resultados puesto que entre las cosas más arriesgadas a las que podemos hacer frente cuando nos disponemos a cambiar de look nosotras mismas es, precisamente, decolorar el cabello y cortar el flequillo.

Con unos sencillos consejos puedes hacerte tu propia decoloración en casaCon unos sencillos consejos puedes hacerte tu propia decoloración en casa

Por otro lado, si ya has experimentado antes con los tintes caseros te será más fácil de realizar la decoloración. Además tampoco hay que olvidar que también influye mucho la técnica y experiencia que hayas adquirido a base de realizar este proceso, o similares, varias veces.

Material necesario para la decoloración

  • Acondicionador de cabello (sirve el que uses habitualmente)
  • Decolorantes de reparación azul (si tienes el pelo marrón oscuro o negro) o violeta
  • Activadores
  • Cepillos o peine para el tinte
  • Guantes para proteger tus manos
  • Gorro (también sirve una bolsa de plástico) para mantener la humedad mientras actúa
  • Pinzas para el pelo
Haz la mezcla de forma precisa para evitar resultados indeseadosHaz la mezcla de forma precisa para evitar resultados indeseados

Pasos para decolorarse el cabello

  1. Para empezar, como con los tintes caseros, lo primero es hacer la mezcla del decolorante con el activador siguiendo las instrucciones que indique el fabricante. Una vez hecha, separa tu cabello en mechones con ayuda de las pinzas del pelo y huntarla, con un cepillo o peine, por zonas.
  2. El siguiente paso consiste en aplicar decolorante por todo el pelo para evitar que queden zonas con tonos diferentes. Como ves, es un procedimiento similar al del tinte casero. La diferencia está en que aquí es muy importante comenzar a aplicarla por el largo del cabello y no por las raíces ya que estas últimas decoloran mucho más rápido que el resto. Así, una vez que hayas aplicado el decolorante por el largo del cabello, coloca un gorro o la bolsa de plástico en la cabeza para evitar que se seque la crema decolorante y mantenlo así durante 35 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, retira el gorro y aplica el decolorante en las raíces. Vuelve a colocar el gorro y déjalo actuar de nuevo, en esta ocasión durante 15 minutos. Observa que el tiempo total que debes mantener la mezcla son 50 minutos. En esta fase es recomendable comprobar el decolorante si es la primera vez que lo aplicas. Para ello, controla tu cabello cada diez minutos aproximadamente quitándo la mezcla de una pequeña sección del cabello (preferiblemente de la parte de atrás para que no se note ninguna diferencia). Si ves que el pelo ha adquirido un rubio demasiado pálido, enjuágate el pelo para retirarlo. Si no, vuelve a aplicar decolorante en esa parte y ponte de nuevo el gorro. Una vez que hayas hecho este proceso varias veces, conocerás el tiempo que realmente necesita tu cabello.
  4. Lo siguiente que hay que hacer es retirar el decolorante lavando el pelo con abundante agua tibia. Sin embargo, si antes observas diferencias notables en unas zonas con respecto a otras, haz lo siguiente: utiliza un pulverizador con agua para eliminar la mezcla de la parte que esté más clara y mantén la que siga oscura otros diez minutos más hasta que el color sea homogéneo.
  5. Después, échate acondicionador o mascarilla para nutrir tu cabello y protegerlo después del proceso, pues es bastante agresivo. Probablemente tras la primera aplicación el cabello se te quede algo anaranjado, todo consiste en repetir el proceso hasta lograr el tono deseado. Eso sí, debes esperar dos días para poder volver a hacer el proceso. En los días posteriores es muy importante mantener el pelo lo más sano posible: no olvides aplicar mascarillas y/o acondicionadores para nutrir tu cabello lo mejor posible y evitar posibles daños o que el cabello pueda volverse débil y seco.

Olvídate de tratamientos invasivos como el agua oxigenadaOlvídate de tratamientos invasivos como el agua oxigenada

Mitos relativos a la decoloración

Como es de esperar, a las mujeres que tienen el cabello castaño muy oscuro les resultará más difícil conseguir un rubio platino propiamente dicho. Existen varios productos que aunque anuncian que sirven para aclarar el pelo y que ofrecen resultados próximos a la decoloración sin agredir el cabello, lo cierto es que al final lo que consiguen es aclarar únicamente uno o dos tonos el color del cabello, cuando lo necesario para este tipo de melenas es rebajar más de seis tonos.

El agua oxigenada

El agua oxigenada también es muy recurrida a la hora de aclarar el pelo que, como todo, lleva su proceso y tiene unos pasos a seguir que es muy importante seguir puesto que se trata de un producto muy fuerte e invasivo. Uno de los principales inconvenientes que presenta es que afecta de manera distinta al cabello en función de la persona y las características de este, por lo que es muy importante no tenerla demasiado tiempo aplicada. Tampoco es recomendable verter directamente el agua oxigenada y hay que usar algún instrumento intermedio, como un algodón o una botella de spray, puesto que podría dañar o incluso quemar el cabello.

Te puede interesar