Menú
Liposucción: consejos para después de la operación
Liposucción: consejos para después de la operación

POST QUIROFANO

Liposucción: consejos para después de la operación

Toda operación estética tiene que tener un tratamiento antes y después. Una vez que hayas pasado por quirófano deberás seguir un cierto proceso de recuperación.

Cuando se piensa en una operación de cirugía estética, una de las más populares y en las que siempre se suele pensar en es la liposucción, una intervención muy conocida por la que se retira grasa para disminuir el contorno de la zona tratada. No obstante, tanto antes como después de la operación hay que tener en cuenta ciertas instrucciones para que todo salga a la perfección tanto antes como durante como después de la intervención.

La liposucción es una operación de cirugía estética con la cual se extrae el tejido adiposo (grasa acumulada) de ciertas zonas del cuerpo: el cuello, los brazos, la barriga, las nalgas y las piernas, para estilizar nuestra figura. El resultado es una disminución del contorno en la zona operada y sirve para crear un nuevo contorno en nuestro cuerpo. Sin embargo, debemos cuidar la flacidez de nuestra piel así como el aumento de peso para no deshacer el logro que la cirugía estética consiguió.

Toda operación tiene riesgos para la salud

Si bien el proceso de extracción de la grasa es sencillo, toda operación tiene riesgos para nuestra salud. La liposucción puede sernos de gran ayuda para remodelar nuestra figura y sentirnos más felices con nosotros mismos, por eso debemos cumplir a rajatabla todos los consejos de nuestro cirujano plástico antes y después de la liposucción para que todo salga como lo deseamos. Por que al salir del quirófano, una vez que van pasando los días y que vas viendo los resultados, puede resultar todo muy satisfactorio, pero si no se siguen las instrucciones y los consejos adecuados, el resultado, con el paso del tiempo, se volverá en tu contra.

La liposucción tiene ciertos riesgos que debes conocerLa liposucción tiene ciertos riesgos que debes conocer

Preoperatorio para la liposucción

Como en toda operación, nuestro médico nos mirará nuestro estado de salud, si tomamos alguna medicación crónica y si somos adictos a alguna sustancia, como por ejemplo, el tabaco. Si eso es así, el profesional no nos operará hasta que hayamos dejado de fumar, al menos, seis meses antes de la operación. Bajar de peso es importante si queremos conseguir un mejor resultado tras la operación y una bonita figura.

Seguir una dieta equilibrada

Por lo tanto, nuestro médico puede recomendarnos seguir una dieta equilibrada, reduciendo la medida de las porciones, pero sin dejar de comer todo lo que nuestro cuerpo necesita, potenciando en nuestra dieta diaria aquellos alimentos que contienen vitaminas C y altos en proteínas.

Una vida sin alcohol ni tabaco antes de la operación

Una semana antes de someterse a la liposucción, el paciente debería no tomar alcohol, tabaco, ni ningún tipo de medicación (a no ser que sea aceptada por el cirujano plástico). Algunos medicamentos pueden aumentar el sangrado y eso no es conveniente para antes de realizarse una operación de este tipo.

Hay que llevar una dieta equilibrada para que el resultado sea el esperadoHay que llevar una dieta equilibrada para que el resultado sea el esperado

Postoperatorio para la liposucción

Dieta equilibrada y sin excesos

Una vez superada la operación debemos mantener la reducción de volumen en nuestra figura que el médico nos ha realizado. Por eso, deberemos cuidar más que nunca nuestra dieta y no volver a ganar peso en nuestro cuerpo. Intentaremos beber el menos alcohol posible y bajo ningún concepto volveremos a retomar el hábito de fumar, lo cual será beneficioso también para nuestra salud.

Hacer ejercicio moderado

Puede que nuestra piel haya quedado menos tersa y firme. Deberemos realizar ejercicio moderado para que esta pierda elasticidad y se mantenga estéticamente más tersa ahora sin grasa. Durante los primeros días después de la operación el médico nos aconsejará llevar una faja elástica que comprimirá la zona operada con tal de reducir la inflamación.

Cuidar la cicatrización de las heridas

La extracción de la grasa se realiza a través de unos pequeños tubos que dejan unas cicatrices de no más de tres centímetros cada uno. Pasados unos días deberemos volver a acudir a nuestro cirujano plástico para que nos quite los puntos y así pueda cicatrizar perfectamente la herida. Debemos controlar que las heridas están cicatrizando adecuadamente, porque sino podrían infectarse y eso podría poner nuestra salud en grave peligro.

Hay que cuidar muy bien la cicatrizHay que cuidar muy bien la cicatriz

La ropa ajustada no ayuda

Masajearemos la zona y aplicaremos crema solamente en el caso de que esta haya sido prescrita por un profesional.La ropa ajustada no nos beneficiará a la hora de curar las cicatrices y dejar que la piel se acostumbre a su nuevo estado. Si nos sentimos mareados, la piel de la zona operada cambia de color o las heridas duelen en exceso deberemos acudir a nuestro cirujano plástico para que pueda controlar que todo va bien o pueda aconsejarnos qué debemos hacer para sentirnos mejor y que las heridas cicatricen como es necesario.

Los resultados de la operación, en cuatro meses

Hasta que no hayan pasado cuatro meses de la operación no podremos observar completamente sus resultados. Así pues, debemos ser pacientes y seguir la dieta y las pautas del postoperatorio completamente igual que por la recomendación de nuestro médico. Solamente así conseguiremos el mejor resultado y nos sentiremos más felices con nosotros mismos que nunca.

Te puede interesar