Menú
El alcohol, uno de causantes del evejecimiento de la piel

CONTROLAR SU CONSUMO

El alcohol, uno de causantes del evejecimiento de la piel

El alcohol es uno de los principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel.

el alcohol uno de los causantes del envejecimiento prematuro de la pielEl alcohol envejece
Seguro que habíamos oído hablar alguna vez sobre el hecho de el alcohol engorda, pero ¿sabías que a largo plazo causa el envejecimiento prematuro de la piel?

Muchas veces se ha dicho que tomar una copa de vino al día era sano y tenía diversos beneficios pero lo que no nos cuenta es el daño que éste puede ocasionar en nuestra piel. Simplemente tomando un par de copas habitualmente ya estamos expuestos a este peligro.

Cuando salimos de copas, seguro que mas de una vez has notado que a la mañana siguiente tu piel no está tan radiante como siempre y la verdad es que la razón no siempre está en haber dormido poco esa noche.

Al igual que sentimos la necesidad de beber agua, nuestra piel necesita una buena dosis de hidratación. Esto es debido a las propiedades deshidratantes del alcohol ya que tiene un efecto sobre la hormona antidiurética. La piel pierde elasticidad como consecuencia a la pérdida de hidratación y aparecen las arrugas.

El alcohol es una bebida recreativa, es decir, no tiene ningún tipo de nutrientes excepto, como hemos dicho, el vino tinto que hasta le han encontrado un efecto protector contra algunos tipos de cáncer.

Por otro lado el consumo de bebidas como whisky, tequila, ron, vodka, entre otras, reduce la cantidad de vitamina A de nuestro cuerpo, otro de las razones de que nuestra piel envejezca, además produce una mayor sequedad y descamación de ésta.

Dilata además los vasos sanguíneos y hace que nuestro hígado tenga que liberar más toxinas causando también la aparición de acné.

Es muy importante hidratarse a diario

Y es que el 75 por ciento del envejecimiento de la piel es causado por efecto externos a la propia genética y paso del tiempo.

Lo más importante es controlar la cantidad de alcohol que bebemos y evitarlo siempre que podamos. Podemos elegir opciones algo más saludables como el vino o la cerveza pero aún así siempre con moderación.

Por supuesto no sólo debemos beber agua al día siguiente, sino a diario. Cuando tenemos sed, quiere decir que a nuestro cuerpo le falta agua y es en ese momento cuando intenta regenerarse de donde puede, hasta de los sitios más insospechados del cuerpo, así que será mejor evitar llegar a este punto e hidratarnos todos los días bebiendo agua y tomando mucha fruta.

Te puede interesar