Menú
Ejercicios para combatir la flacidez facial

GIMNASIA PARA LA CARA

Ejercicios para combatir la flacidez facial

La gimnasia facial no es más que un estímulo adecuado de todos los músculos de la cara para ayudar a combatir la flacidez. En Bekia te enseñamos cómo hacer estos sencillos ejercicios.

Gimnasia facial contra la flacidez del rostro Gimnasia facial contra la flacidez del rostro

La flacidez facial es un síntoma más del paso del tiempo, provocado por la pérdida de elasticidad y colágeno de nuestra piel. Al igual que otras partes del cuerpo, los músculos de la cara se entrenan con programas y ejercicios específicos. Tener un rostro joven y firme es el resultado de ciertos hábitos y algunos secretos. Si te preocupa la flacidez facial o quieres prevenirla, no dudes en aplicar estas técnicas que te mostramos a continuación, los resultados no se harán esperar.

Qué es y cómo luchar contra ella

La flacidez facial es una de las manifestaciones del paso del tiempo más temidas por las mujeres y una de las más evidentes. Es producida por la falta de colágeno y elastina en la piel de la cara. Aparece a medida que pasan los años, debido a que los músculos de la cara pierden fuerza, y la piel del rostro tiende a caer. Esta flacidez dará lugar a la aparición de grandes surcos y líneas de expresión, como las arrugas y la papada.

En el mercado existen multitud de productos para luchar contra la flacidez facial, pero nosotros queremos proponerte algunas técnicas caseras efectivas y económicas que también te ayudarán. Es muy importante elegir los cosméticos adecuados. Los más indicados para luchar contra la flacidez facial son las cremas rejuvenecedoras que ayudan a la producción de elastina y colágeno. Escoge cremas con alto contenido en vitamina C, vitamina A, retinol o colágeno. Las mascarillas reafirmante naturales son estupendas para combatir y prevenir la flacidez. Algunas de las que dan mejores resultados son las mascarillas a base de avena, yogurt y miel. Aplícalas sobre la piel limpia y déjalas actuar durante 20 minutos aproximadamente.

Ejercicios faciales

Una buena forma de combatir la flacidez del rostro y evitar que la piel vaya perdiendo su firmeza natural es realizar algunos sencillos ejercicios faciales diariamente. Con la denominada gimnasia facial, se aprenden movimientos correctos para eliminar o suavizar puntos de mayor desgaste de nuestro rostro, y así conseguir retardar el envejecimiento facial. Para realizarlos correctamente te recomendamos que te coloques delante de un espejo.

Ejercicios faciales de frente y boca Ejercicios faciales de frente y boca

Practica durante unos 10-20 minutos aproximadamente. La constancia es la clave, sin embargo, si no dispones de tiempo para realizar sesiones diarias, tres veces a la semana será suficiente. Antes de iniciar la sesión, realiza un suave masaje por la cara. De este modo, se relajan los músculos faciales y se activa la circulación sanguínea.

Frente

- Coloca los dedos sobre las cejas y muévelos de arriba a abajo.

- Levanta y baja las cejas usando los músculos de la parte frontal de la cabeza.

- Coloca los dedos sobre la frente y haz presión hacia arriba manteniendo la postura unos segundos. Notarás como se tensan los músculos de la frente y de los párpados.

Ojos

- Imitando la forma de unas gafas, coloca los dedos índices y pulgares alrededor de los ojos para tensar la piel. Ahora, parpadea unas 20 veces manteniendo la tensión, debes sentir como la presión de tus dedos dificulta el parpadeo.

- Para el párpado superior del ojo, coloca el dedo índice encima de una ceja y presiona suavemente hacia abajo, mientras tanto intenta levantar la ceja hacia arriba. Repite el ejercicio 10 veces.

Ejercicios faciales de cuello y ojos Ejercicios faciales de cuello y ojos

Mejillas

- Una buena técnica para fortalecer las mejillas es hincharlas con aire. Después, da unos pequeños golpecitos con los dedos sobre ella. Mantén el aire durante unos segundos, y luego suéltalo de manera lenta.

- Para levantar las mejillas, coloca los dedos corazón de cada mano a cada lado de la nariz. Con el pulgar coge un pellizco y levanta las mejillas hacia los ojos. Mantén la postura unos segundos.

- Otra ejercicio consiste en torcer los labios, primero hacia un lado y luego hacia el otro. Nota como se tensan los músculos.

Boca

- Coloca tus dedos índices en la comisura de la boca ejerciendo un poco de presión para conseguir tensar los labios hasta formar una sonrisa forzada, mientras tus labios se mantienen unidos todo el tiempo. Mantén la presión unos segundos.

Cuello y papada

- Levanta la barbilla y saca la lengua. Trata de que la punta de la lengua toque la barbilla y mantén la postura durante 3-5 segundos. Repite al menos 5 veces el ejercicio.

- Coloca tres dedos en la parte superior de los pómulos y los pulgares sobre la papada. Abre la boca y mueve las comisuras de la boca hacia las orejas, formando una sonrisa amplia, y repite 20 veces.

- Siéntate e inclina la cabeza ligeramente hacia atrás. Presiona la lengua firmemente sobre el cielo de la boca, baja la barbilla en dirección al cuello. Sube y baja la cabeza, manteniendo la tensión del cuello.

Gimnasia facial expréss

A veces no disponemos del tiempo suficiente para realizar correctamente todos los ejercicios faciales. Para ello, existe la posibilidad de realizar una serie de ejercicios más sencillos y encaminados a trabajar todas las áreas de la cara. Incorporar esta rutina hará que tu piel luzca más firme y ayudará a reafirmar el rostro.

Ejercicios faciales de mejillas y ojos Ejercicios faciales de mejillas y ojos

- Ponte de pie con la boca abierta y comienza a pronunciar todas las bocales, 10 veces cada una. Hazlo con fuerza pero sin emitir sonido alguno. Notarás como se tensan los músculos de la cara.

- Realiza sonrisas amplias y exageradas durante un par de minutos. Es una técnica excelente para recuperar la firmeza de la cara. Ayuda a fortalecer la parte inferior de las mejillas, evitando la flacidez y definiendo mejor el contorno del rostro.

- Sube el extremo izquierdo de la boca durante 5 segundos. Repite 5 veces. Después realiza el ejercicio con el extremo derecho. Así ayudarás a fortalecer la parte superior de las mejillas.

- Intenta elevar las cejas lo más alto posible, y mantente durante cinco segundos. Repite 5 veces. Te ayudará a suavizar las líneas de expresión.

- Cierra los ojos, apriétalos con fuerza durante 5 segundo y ábrelos despacio. Repite 5 veces. Será muy útil para levantar los párpados superiores e inferiores, suavizando las denominadas patas de gallo.

- Para finalizar, realiza un masaje facial. Da golpecitos suaves con los dedos centrales de la mano sobre la frente, mejillas, contorno de ojos, barbilla y parte inferior de la nariz.

Es aconsejable que siempre que puedas, cinco minutos antes de irte a dormir, realizar un masaje para favorecer la circulación. Para ello, desliza las yemas de los dedos desde la parte externa del ojo hasta el párpado inferior, y regresa suavemente. Repite el ejercicio con el párpado superior, y si es posible usa rosa de mosqueta.

Cuando apliques tu tratamiento habitual también puedes luchar contra la flacidez, tan sólo es recomendable hacerlo combatiendo la fuerza de la gravedad. Para ello, comienza por el centro de la frente, arrastrando las yemas de los dedos hacia los laterales y hacia arriba. Desde los laterales de la nariz, sube hacia la frente. Coloca un poco de crema en las mejillas y arrástrala hacia las sienes. Para el cuello, aplica la crema cerca de las clavículas y llévala hacia arriba. Con este sencillo masaje conseguirás estimular todos los músculos de la cara.

Te puede interesar