Menú
Cuidado de la piel después de un peeling químico
Cuidado de la piel después de un peeling químico

MÍMATE

Cuidado de la piel después de un peeling químico

Descubre cuáles son los pasos que debes de seguir después de someter a tu piel a un peeling químico. Cuida tu piel, no todas son iguales.

Un peeling químico es un tratamiento de rejuvenecimiento que también ayuda a eliminar las imperfecciones de la piel del rostro. Mediante una exfoliación de las capas superficiales de la dermis, este tratamiento cosmético resuelve esas manchas, arrugas o cicatrices producidas por el tiempo. Pero tras esta agresiva intervención, nuestro cutis necesita de unos cuidados específicos.

Después de someterte a un peeling químico deberás de seguir unas pausas para no dañar tu piel Después de someterte a un peeling químico deberás de seguir unas pausas para no dañar tu piel

Hidratar y lavar previamente

Antes de practicarse cualquier intervención cosmética, ya sea de manera quirúrgica o química, lo que debemos hacer es consultar con un especialista. Mejor si hablamos con nuestro médico de cabecera o un dermatólogo de confianza, para que nos de su opinión y sepa si es recomendable para nosotros mismos. Cuando decidimos practicarnos el peeling casero, debemos saber que no es igual de agresivo que uno de tipo químico. El primero solo necesita de un día de reposo para la piel, aunque el segundo requiere de un tratamiento de cuidados específicos e hidratantes. La limpieza y la hidratación de la piel se deben realizar tanto antes como después del tratamiento.

Quiénes no pueden realizarse un peeling químico

Hay que ir con precaución, ya que es un tratamiento estético muy agresivo con la piel. Al tratarse de la exfoliación del cutis mediante unos ingredientes químicos, hay gente que no toleraría ciertos componentes o que les creara una reacción alérgica. Primero hay que saber el tipo de piel que tenemos y qué peeling químico se adecua a nuestras necesidades, para luego no sufrir más de lo necesario. Aun así, está prohibido en madres que permanecen en periodos de lactancia o que están embarazadas, quienes estén bajo medicación fuerte para combatir el acné, aquellas personas que padezcan de dermatitis o que tengan eczemas y también personas que, por prescripción médica, tomaron algún medicamento específico para la piel.

Cuidados específicos

Lo más importante tras el tratamiento es seguir las instrucciones médicas del especialista que nos ha atendido, así como el del propio médico o dermatólogo. Si vemos que la cosa se nos complica tras los días posteriores al peeling y que nuestra piel no mejora, podemos volver al lugar y que nos recetan algún tipo de crema o hidratante específico para nuestro cutis. La protección solar es obligatoria durante, al menos, un mes tras la primera intervención. Si el peeling químico que nos hemos realizado pertenece al de tipo superficial, además de hacernos ese tratamiento de manera periódica, debemos utilizar una crema protectora mínima, pero de manera diaria.

Lava tu cara siempre con agua tibia Lava tu cara siempre con agua tibia

Eso sí, si vamos a ampliar la incidencia del peeling al medio o profundo, debemos utilizar un factor +50 durante los días posteriores. Para asegurarnos, lo mejor es que nos lo pongamos durante una semana. Antes de aplicar cualquier tipo de crema facial o protector de la piel, siempre hay que lavar bien el rostro para los cuidados básicos. Utilizando agua tibia y productos poco o nada jabonosos, evitaremos que se nos infecte, nos irrite la piel o que se nos ensucie la herida. Para que la mejora sea casi inmediata, lo mejor es dejar de utilizar productos cosméticos o perfumes que contengan alcohol, que es un componente que tiene la mayoría.

Si se utilizan productos cosméticos naturales, hay que evitar aquellas sustancias que nos puedan provocar reacción alérgica, ya que agravaría el estado de la piel tras el peeling. Para ello podemos probar algunos que se nos recomienden para utilizar durante los cuidados posteriores, para comprobar si con la piel normal nos produce cualquier efecto irritante o una reacción alérgica. Podemos utilizar cremas cicatrizantes específicas y que estén recetadas o recomendadas por un especialista, ya que no todas nos pueden servir por el efecto que producen cada una de ellas. Estas se suelen poner entre dos o tres veces al día, siempre con la cara lavada y dependiendo del estado de la piel y de la incidencia del peeling seleccionado.

Así se acelera el proceso de descamación que surge tras esta intervención cosmética, ya que, al eliminar las capas superficiales de la piel, el rostro comienza un proceso nuevo de formación de piel que aparece más sensible durante las primeras fases de creación.

No podemos tocar la zona donde se ha practicado el peeling: ni para eliminar imperfecciones como granitos nuevos ni para rascarnos por el picor de la irritación. Solo rozaremos la cara cuando tengamos que aplicarnos las cremas. El resto de la jornada debemos alejarnos de la tentación de tocar la cara, ya que la piel está muy sensible y podríamos infectarla si tenemos las manos sucias.

No fuerces ni manches tu piel los días posteriores al peeling químico No fuerces ni manches tu piel los días posteriores al peeling químico

También hay que evitar el sol a toda costa. Además de la protección solar que nos aplicaremos, debemos llevar una gorra o un sombrero que nos tape completamente la cara si vamos a salir a la calle. Lo mejor es evitar el contacto con el aire contaminado propio de las ciudades, ya que nuestra piel está especialmente sensible y podría infectarse. También es importante cuidarse por dentro durante los días de curación. Ayudaremos a nuestro rostro bebiendo mucha agua al día, para que nuestra piel se hidrate continuamente, además de utilizar las cremas. Con este paso lograremos que el proceso de regeneración de la nueva capa de dermis sea más rápida y se forme mejor.

Ni maquillaje ni químicos ni sudor

No utilizaremos maquillajes de ningún tipo. Hasta que no hayan pasado un mínimo de 24 horas, nuestra piel no estará lista para este tipo de cosméticos. Lo más recomendable es esperar dos días si nos realizamos un peeling químico medio o profundo. El agua salada del mar junto con la arena no benefician a la recuperación rápida. Además, se infectaría y escocería más de lo normal. Hay que esperar unos dos días hasta que estemos seguros que podemos acudir a la playa.

Las piscinas tampoco ayudan, ya que el cloro es un producto químico que afectaría mucho a nuestra piel ya irritada de por sí. Hay que evitar sudar. En este punto concreto se incluyen los gimnasio, las saunas o los sitios húmedos y cálidos. Lo único que conseguiríamos es humedecer la piel y que esta se infectara, ya que los poros de nuestro rostro están especialmente afectados por el peeling.

Te puede interesar