Menú
Planchas de pelo: cuál elegir

ACIERTA

Planchas de pelo: cuál elegir

Si queremos cambiar la forma de nuestro cabello, los dispositivos que mejor funcionan y de una manera más permanente, son aquellos que producen calor.

Alisa tu melenaAlisa tu melena
Hoy en día existen en el mercado infinidad de productos para cambiar el aspecto de nuestro cabello, desde tintes de color, hasta aparatos que nos permiten modificar la forma natural del pelo para hacer cualquier peinado, aplicando o no calor. Si queremos cambiar la forma de nuestro cabello, los dispositivos que mejor funcionan y de una manera más permanente, son aquellos que producen calor para conseguirlo.

Aplicación de calor al cabello

Sin embargo, el suministrar calor al cabello, no es del todo bueno para la salud del mismo. Con la plancha de pelo y tenacillas que había antiguamente (de peor calidad sin duda que las de hoy) era frecuente ver no sólo las puntas del pelo, sino todo el cabello dañado por el uso más o menos continuado de las mismas.

El calor de estos aparatos afecta a la queratina de nuestro pelo, que es uno de los elementos que componen su estructura, de forma que éste se debilita y pierde brillo y belleza. Con las planchas de pelo existentes en la actualidad, el hecho de que el pelo se estropee o se queme sólo ocurriría por un uso incorrecto de las mismas o por usarlas con excesiva frecuencia.

Para utilizar de manera segura tu plancha de pelo, sobre todo cuando la usas prácticamente a diario, es importante el uso de un protector del calor. Son productos en spray, que se venden normalmente en peluquerías (aunque cada vez los hay en más supermercados) y crean una capa protectora para que el calor no llegue a dañar el cabello y poder hacernos el peinado que deseemos. Sin embargo, como es obvio, todo cambio que hagamos en nuestro pelo y no sea de manera natural (con una trenza, por ejemplo), va a estropear más el pelo que el no hacerlo. Además, también habrá que tener en cuenta las características del propio cabello a la hora de utilizar estos utensilios de manera que, si tienes un pelo sensible, seco o muy fino, deberías evitarlos en mayor medida.

Tipos de planchas de pelo que existen

Dada la variedad de marcas y modelos que hay en el mercado, nos puede resultar difícil elegir la que más nos convenga. Aquí os damos unos consejos básicos de cosas que debe tener tu plancha de pelo para que sea de buena calidad.

El calor estropea mucho el cabello si no te toman precaucionesEl calor estropea mucho el cabello si no te toman precauciones

La clasificación más importante que podemos hacer de las planchas es según el material de las placas de las mismas. Las planchas cuentan con dos placas que se encuentran en el interior de las planchas y es lo que nos aplica el calor en el cabello. Existen planchas de hierro, de cerámica, de turmalina y de iones, principalmente. Las planchas de hierro son las que vendían antiguamente, estando hoy en día desechadas por haber otros materiales de mejor calidad. Las planchas de cerámica distribuyen de forma irregular el calor, con lo que los focos de calor no inciden sobre un punto concreto de tu pelo y no lo estropean tanto. La turmalina es un material que emite calor infrarrojo al calentarse, de manera que así se calienta el pelo no sólo desde fuera, sino también desde dentro. Las planchas de iones, también distribuyen de forma irregular el calor, y además evitan el encrespamiento del cabello que a veces produce la utilización de estos instrumentos.

Las planchas que mejor consideradas están hoy en día son las de cerámica o las de turmalina, por la calidad de estos materiales y la protección que proporcionan al pelo.

Otras características de las planchas a tener en cuenta

A parte del material de las placas, es importante también observar otros elementos a la hora de elegir las planchas adecuadas para nosotras:

- Temperatura regulable: hay planchas para el cabello que tienen una temperatura fija. Esto no nos permitirá regular la temperatura según las características de nuestro cabello, según lo fino o grueso que sea, con lo cual se verá dañado. Los rangos de temperatura deberán ser de un mínimo de 80º y un máximo de 220º C. Ten en cuenta que para realizar correctamente un alisado, la temperatura mínima es de 120º, y si tienes el cabello fino, no deberás poner nunca la plancha a más de 160º.

Las placas fijas no permiten hacer tirabuzonesLas placas fijas no permiten hacer tirabuzones
- Placas basculantes: hay que tener en consideración que las placas de nuestras planchas sean basculantes, es decir, que se muevan hacia un lado cuando aprietas sobre ella y hacia el otro cuando presionas el otro lado de la placa. Este detalle es importante al hacernos algún que otro peinado, ya que con placas fijas no podremos hacernos tirabuzones, por ejemplo.

- Anchura y largura de las planchas: no es necesario que las planchas de pelo tengan la anchura que tenían antes, ya que esto no nos permitirá hacer la mayoría de los rizos que sí nos permite una plancha de una anchura de 2 o 3 centímetros. El tamaño adecuado de las placas en su conjunto es, más o menos, de 25x88 mm.

- Tamaño planchas: en el mercado también hay dos tipos de tamaño de planchas entre las que elegir. Las primeras tienen el tamaño normal y después hay unas planchas mini, ideales para llevar si viajas habitualmente.

- Cable largo y rotatorio: aunque pueda parecer un detalle insignificante, es importante que el cable de las planchas sea rotatorio en la base de las mismas, para evitar que estemos haciendo un peinado y se nos enrede el pelo con el cable.

- Apagado automático: no es indispensable, pero es algo a tener en cuenta, sobre todo si eres despistada. Existen planchas que, pasado unos minutos específicos sin usarlas, se apagan solas, característica que es útil por nuestra seguridad.

- Accesorios: algunas planchas de pelo vienen acompañadas con ciertos accesorios que, aunque no son imprescindibles, siempre son de apreciar. En primer lugar, pueden traer un protector del calor para los dedos pulgar e índice, que es muy útil a la hora de sujetar los extremos de las planchas mientras las usas. Por otra parte, también hay planchas que vienen con una manta resistente del calor, tanto para dejarlas encima mientras las estás utilizando, como para dejarlas reposar una vez que ya has acabado con ellas hasta que se enfríen. Además, siempre es necesaria para protegerlas a la hora de transportarlas.

Hay varios tipos de planchasHay varios tipos de planchas
- Precio: obviamente, también tenemos que comparar precios antes de decantarnos por alguna marca en concreto y por una tienda específica. No olvides que vale la pena invertir en unas planchas de cabello de calidad, ya que aunque encuentres unas baratas, si no tienen la mayoría de las prestaciones que hemos comentado, a la larga las echarás de menos. Ten en cuenta además que es un instrumento que, bien cuidado, te durará muchos años.

Consejos de mantenimiento de la plancha

Para que una plancha de cabello se mantenga en perfecto estado, lo más importante es su limpieza. En los laterales de las placas de la plancha se van acumulando restos de los productos que utilizamos en el pelo, tales como los termoprotectores de los que ya hemos hablado o acondicionadores para suavizar o dar algún tipo de tratamiento a nuestra melena. Es fundamental limpiar la plancha de pelo para que no se estropee ni ella, ni nuestro cabello.

Para limpiarla, puedes utilizar simplemente una toallita desmaquillante (siempre estando desenchufada y fría, claro) o un algodón mojado en alcohol. Es importante que no utilices agua, ya que dependiendo del material de la plancha del cabello, podría oxidarse. Después de la utilización de estos métodos, pasa un papel limpio para quitar bien los restos de producto. En todo caso, observa las instrucciones del fabricante de tus planchas para ver si tiene algún consejo específico de limpieza.

Además de limpiarla, es fundamental que sigas ciertos consejos a la hora de guardarlas. Tienes que esperar siempre a que estén totalmente frías para guardarlas en la manta. Por último, ten cuidado a la hora de guardar el cable y recógelo evitando en lo posible que se enrolle sobre sí mismo y no guardándolo nunca enrollado sobre la propia plancha.

Te puede interesar