Menú
Lily Allen y sus peores beauty looks
Lily Allen y sus peores beauty looks
PEORES LOOKS

Lily Allen y sus peores beauty looks

A la cantante británica Lily Allen siempre le ha gustado experimentar con su cabello, desde llevar el pelo en una sencilla coleta a colores imposibles. Pero no siempre acierta con sus beauty looks, hacemos un repaso por los que menos nos han gustado.

Desde que con 15 años decidiera abandonar sus estudios para centrarse en su carrera como cantautora y cantante, Lily Allen se ha convertido en una figura musical femenina muy importante en el mundo de la música británica.

Lily Allen con trenzas apretadasLily Allen con trenzas apretadas
Su carrera comenzó cuando decidió abrirse una cuenta en Myspace para subir sus maquetas. Estas recibieron tanta atención que BBC Radio 1, una cadena de radio británica, comenzó a reproducirlas. Gracias a tanta publicity consiguió firmar con una discográfica y en 2006 lanzó su primer single 'Smile'.

La música de Lily Allen ha ido evolucionando con los años. Cuando comenzó tenía un estilo ska y reggae y su música posterior tiene un sonido más electropop. Pero no solo su música ha sido lo que ha ido evolucionando a lo largo de los años. Muchos artistas mantienen una misma estética identificativa a lo largo de sus carreras, como es el caso de Lily Allen que siempre luce looks similares. Sin embargo Lily ha ido experimentando con distintos looks, distintos cortes y colores de pelo o maquillajes.

Lily Allen con una coleta alta y flequillo postizoLily Allen con una coleta alta y flequillo postizo
No hay duda de que Lily Allen se atreve con todos los looks, pero experimentar con tantos significa no acertar con todos, hay más posibilidad de error. Hagamos un repaso por los que menos nos han gustado.

Trenzas apretadas

En junio del 2014 Lily Allen asistió a un evento de la firma MCM en Londres. Sonriente posó en el photocall de la tienda aunque viendo su peinado cabe preguntarse si fue porque estaba feliz de estar allí o porque las trenzas que llevaba le estiraban la boca hasta recrear una sonrisa. Y es que la cantante llevaba dos apretadas trenzas de raíz de oreja a oreja que producían una sensación de tirantez con solo mirarlas. El resto de su pelo no se libraba tampoco y es que Lily Allen lo recogió en un apretado moño en la nuca dejando las puntas esparcidas como un pavo real. Para colmo, los pocos pelos sueltos que habían conseguido escapar de tal tortura capilar, la cantante se encargó de apretarlos y alisarlos con gomina para darle el mismo castigo que al resto de su cabello. Visto lo visto esperemos que este cruel trato se lo reserve solo a objetos inanimados.

Lily Allen con una peluca naranjaLily Allen con una peluca naranja

Flequillo postizo

Por desgracia su cabello llevaba sufriendo este trato desde hacía unos meses. Lily Allen asistió en febrero del 2014 al evento 'ELLE Style Awards' con una apretadísima coleta encima de la cabeza a la que para colmo puso extensiones, añadiéndole más peso. En esta ocasión decidió ocultar la línea de crecimiento del cabello con un flequillo... postizo. No solo no era la suficientemente largo como para cubrir la frente entera pero encima decidió engancharlo prácticamente en la coronilla. El flequillo cubría una zona de la cabeza que ya estaba cubierta con pelo, a menos que este hubiera saltado de tanta tirantez. Al menos, para compensar este peinado, la cantante optó por un cuidado maquillaje.

Lily Allen con un flequillo separadoLily Allen con un flequillo separado

Fuego... ¡FUEGO!

En 2010 Lily Allen ganó en la ceremonia de los 'Brit Awards' un premio a la mejor cantante británica solista. Al recoger el premio se plantó en el escenario con una peluca naranja, corta, cardada y despeinada, y es que más que pelo parecían llamas. El maquillaje que llevó tampoco pasó desapercibido. Un degradado en los párpados de rojo a rosa, con delineado de ojos negro cual mapache enmarcaba su mirada. En los labios llevó un labial rojo con un aspecto muy descuidado. ¡Vaya look!

Lily Allen con una flor en el peloLily Allen con una flor en el pelo

Flequillo a fascículos

En 2015 durante un concierto en Hong Kong pudimos observar qué es lo que hubiera pasado si aquella vez en la fiesta de ELLE que mencionábamos antes la cantante no hubiera llevado un flequillo postizo. Y lo que hubiera pasado sería un flequillo incapaz de cubrir su frente y acabara separándose en ocho mechones distintos en el intento. El pelo lo llevó, de nuevo, recogido en una coleta alta apretada y naranja. Añadió un interesante detalle en ella, haciendo un nudo en la base, pero el peinado quedó estropeado por la tirantez con la que lo había recogido.

Flor negra

En 2010 Lily Allen asistió a los premios de la música de la revista NME en Londres con un inusual peinado. Llevaba un recogido con un flequillo de lado y añadió una flor. El problema de este estilismo es que la flor era negra, del mismo color que su cabello, y este accesorio se perdía entre el pelo. De lejos parecía que la cantante se había hecho un moño gigante en un lado de su cabeza y no era para nada favorecedor. Esta vez no consiguió salvar el look con el maquillaje ya Lily Allen decidió hacer un ahumado de ojos con sombras negras y rojas, creando un efecto de ojos llorosos.

Te puede interesar