Menú
El peinado de la Reina Sofía: un estilo que no cambia

EL ESTILO REAL

El peinado de la Reina Sofía: un estilo que no cambia

El peinado de la Reina Sofía se caracteriza porque apenas se ha modificado con el paso de los años.

La Reina Sofía con cuatro años en 1942La Reina Sofía con cuatro años en 1942

La Reina de España, doña Sofía, tiene una personalidad sobria y elegante que también demuestra al vestir. Sus vestidos y trajes chaqueta son sencillos, pero correctos, así como su maquillaje y su rasgo más característico: el cabello. Un corte de pelo que ha mantenido durante años y que ha sido imitado por millones de personas alrededor del mundo.

En su juventud

Desde que era una niña la Reina de España ha llevado, más o menos, el mismo look y corte de pelo. Cuando todavía era menor de edad llevaba el cabello cortado en una media melena, lisa en la parte superior y rizada en las puntas. No era un rizo definido, sino una onda muy marcada, lo que le daba mucho volumen a la parte inferior de su cabellera.

A medida que se hizo mayor, y al llegar a la mayoría de edad, la Reina Sofía, todavía princesa, se cortó la melena mucho más corta que en la actualidad. El cabello también más oscuro estaba peinado con unos rizos bien definidos y aportando volumen a la parte superior del rostro.

Cuando llegaron los años sesenta, la joven Reina Sofía se hizo un corte de pelo con un look más moderno y muy acorde con la moda de entonces. Un poco más largo (a la altura de la barbilla), era un bob con mucho volumen en la coronilla, el cual ella adornaba con clips o diademas para darle un aspecto más juvenil. Fue durante esta época que conoció al Rey Juan Carlos de Borbón, quien la convertiría en reina de España, se casó con él y desde entonces mantuvo este peinado sesentero hasta el nacimiento de sus tres hijos.

Siempre con el mismo estilo sobrio y formalSiempre con el mismo estilo sobrio y formal

En su madurez

Cuando sus tres hijos ya fueron a la escuela, la Reina Sofía llevaría el mismo corte de cabello, con el volumen en la parte superior, pero con un look más rubio. Lo que al principio fueron solo reflejos ahora eran toda una cabellera de un rubio miel que le favorecía mucho y destacaba sus bellos ojos azules, haciéndola parecer más joven.

A medida que sus hijos fueron creciendo la moda cambió: a partir del final de los años ochenta, la Reina de España luciría un look con una melena un poco más larga y sin volumen en la coronilla. Con el tiempo y hasta la actualidad, el bob de la Reina Sofía se mantendría con el mismo corte redondeado con un leve volumen en las puntas, peinadas hacia adentro, y cada vez más oscuro.

Tras el paso de los años la monarca española ha ido oscureciéndose la melena hasta llegar a lucirla de un color castaño medio, como la lleva ahora mismo, un color que se ve muy natural en su rostro aun y no ser tan joven, puesto que sus rasgos aniñados hacen que pueda teñirse el pelo de un color más oscuro que el suyo natural y aun así seguir viéndose joven.

Así pues, la melena de la Reina no se ha visto modificada en exceso durante el paso de su vida, ya que es una persona fiel a su estilo capaz de crear identidad a través de su peinado y manteniéndose fiel a sus gustos. La verdad es que el peinado le sienta de maravilla y por eso entendemos que no haya querido cambiarlo jamás.

Te puede interesar