• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias Ángel Cristo lleva a ‘Conexión Honduras’ a su máximo
Brais Besteiro

Brais Besteiro

Redactor especializado en entretenimiento, moda, belleza y redes sociales

Última actualización: 14 Mayo 2024
¡Comenta!
Si estás pensando en hacerte tu primer tatuaje o acabas de hacer uno y te preguntas si se te puede infectar la respuesta es 'sí'.

Si estás pensando en hacerte tu primer tatuaje o acabas de hacer uno y te preguntas si se te puede infectar la respuesta es 'sí'. Cuando nos tintamos la piel es importante tener en cuenta que estamos haciéndonos una herida -una herida molona, pero una herida al fin y al cabo- y que por lo tanto debemos de cuidarla como haríamos con cualquier otra lesión causado por cualquier otro motivo.

Como explican desde el estudio de tatuajes de Madrid SanMan Tattoo Parlor, el tatuaje consiste en la acumulación de tinta en la capa de la dermis, la que se encuentra bajo la epidermis, la capa exterior de la piel de nuestro cuerpo -la que tocamos cuando nos acariciamos o nos rascamos-. Aunque esta haga de 'capa protectora' de nuestro dibujo corporal, la realidad de que la tinta se impregne en esta capa y no en la anterior es que esta no sufre una regeneración celular y por tanto no 'borra' el tatuaje -al menos no tan rápido, porque siempre pierden color-.

Los tatuajes se pueden infectar porque no son más que heridas | Foto: Intagram @erinwassonLos tatuajes se pueden infectar porque no son más que heridas | Foto: Intagram @erinwasson

La forma de realizar por lo tanto un tatuaje consiste efectivamente en ir dando pinchazo en la parte del cuerpo que sea para que esas agujas impregnadas en tinta atreviesen la primera capa de la piel -la epidermis- y la tinta se impregne en la segunda -la dermis-. Una vez terminado el trabajo del tatuador comienza entonces el proceso de curación, la regeneración de la epidermis como cualquiera otra herida que nos podamos hacer.

Durante este proceso de curación es posible que se pierda siempre algo de tinta al realizar las curas o rozar con algo porque la regeneración celular de la epidermis viene precisamente de la dermis además de que durante un tiempo esta capa inferior estará al descubierto mientras se vuelve a generar esa capa protectora. Esto hace también que perdamos esa protección y siendo posible la entrada de virus y gérmenes en la herida -porque recuerda que el tatuaje es una herida hasta que cicatriza-.

¿Por qué se infecta un tatuaje?

Las razones por las que se puede infectar un tatuaje son múltiples y casi infinitas, pero hay algunas que podemos tener en cuenta para prevenir que este elemento estético se acabe convirtiendo en un auténtico sufrimiento.

Medidas de higienización en el estudio de tatuaje

Aunque a todos se nos pueda ocurrir la idea de que el tatuaje no los puede hacer cualquiera que tenga una máquina de tatuajes o incluso recurrir a la técnica del 'handpoke' -los que se hacen con una aguja y se va punzando 'manualmente' la epidermis-, lo cierto es que la primera medida que debemos de tener en cuenta es que las agujas que se usen para realizarnos el tatuaje estén esterilizadas.

Es importante cuidar el tatuaje desde el momento en el que nos lo hacemos | Foto: Instagram @natalialacunzaEs importante cuidar el tatuaje desde el momento en el que nos lo hacemos | Foto: Instagram @natalialacunza

Por este motivo en los estudios de tatuajes profesionales las agujas que se usan para cada cliente siempre son nuevas y luego se desechan tras realizar el trabajo. De no ser así se corre el riesgo de que se transmitan enfermedades de una persona a otra porque estas agujas con las que nos tatuamos podrían estar infectadas al estar directamente en contacto con la sangre de otra persona -porque una vez más repetimos que los tatuajes es una herida-.

Las curas tras realizarte el tatuaje

Si el estudio en el que te realizas el tatuaje es profesional y no negligente, es allí donde empezará le proceso de curación. Tras limpieza la zona se aplica una crema específica que ayuda a la cicatrización de la piel. Posteriormente se aplica también un vendaje o apósito para cubrirlo que puede o no llevar también algún tipo de tratamiento. Este hay que dejarlo puesto entre 2 y 5 horas para que empiece esa regeneración y evitar que entren bacterias, suciedad o cualquier otro agente externo cuando la herida está totalmente abierta.

Tras esto, al retirar el primer vendaje, hay que limpiar la herida para eliminar restos de piel, tinta y algún primer agente externo que pueda haberse acumulado. Para ello hay que aplicar agua templada sobre el tatuaje que ayudará a abrir los poros y hacer una limpieza más profunda. Tras esto limpiaremos la herida con un jabón de pH nuetro sin colorantes, aromas o alcohol y a poder ser actibacteriano para que así no haya nada que pueda irritar la herida. Este jabón frótalo muy pero que muy suave por encima de tatuaje y con tus propias manos -limpias, por supuesto- y nunca con otros elementos porque podrían ensuciar o dejar restos que también infecten la herida.

Tras esto, aclarar con agua fría para ayudar a cerrar los poros y sécalo con servilletas de papel que no sean muy porosas para evitar que suelten también partículas. Es importante no hacerlo con toallas por el mismo motivo que tampoco es recomendable limpiarlo con una esponja o cualquier otra cosa: no soltar partículas. Aunque luego puede cubrirse con algún papel film o apósito, lo mejor siempre es dejar el tatuaje al aire porque si las heridas repistan se regenera mucho más rápido y cicatriza mucho antes.

Los tatuajes tardan entre 12 y 16 días en curarse | Foto: Instagram @miriamsanchezzzzLos tatuajes tardan entre 12 y 16 días en curarse | Foto: Instagram @miriamsanchezzzz

El hecho de repetir todo el tiempo que los tatuajes se tratan de heridas es para que también seamos conscientes de que tardan también tanto en cicatrizar como una herida cualquiera. Esto nos dice también que, cuando más grande sea, mas tardará en curarse y más tiempo habrá que estar teniendo cuidado con él -al final es más superficie-. Como explican desde SanMan Tattoo Parlor, la piel suele tardar en regenerarse unos 21 días por lo que un tatuaje podría tardar entre 12 y 16 días.

Tras esto le puede pasar como a las heridas, que salga una costra que será del color de nuestro tatuaje -porque al final es lo que supura nuestra piel por exceso y también porque la tinta es un agente externo y nuestro cuerpo la rechaza-. Es importante que no se arranquen estas costras que se generan y esperemos hasta que se caigan. Tras esto, nuestra epidermis estará ya regenerada y no distinguiremos entre la piel que contiene un tatuaje en su dermis y la que no.

Artículos recomendados