Menú
Tutorial de maquillaje para principiantes
Tutorial de maquillaje para principiantes

CONSEJOS MAQUILLAJE

Tutorial de maquillaje para principiantes

Uno de los consejos más prácticos que los principiantes no saben es a la hora de fijar el maquillaje cuando se termina de hacer con polvos translúcidos.

Polvos bronceadores, iluminador, contorneador, gloss... son términos a los que muchas personas están acostumbradas porque los usan a diario. Forman parte de la rutina de su día a día al igual que el champú o la crema hidratante. Pero cuando se es nuevo en esto del maquillaje a veces puede ser muchísima información difícil de procesar que acaba por formar un lío y, lo que es peor, un make up nada favorecedor. Para evitar que esto ocurra en Bekia hemos preparado un completo tutorial de maquillaje para principiantes.

Aplica una crema hidratante antes de empezar con el maquillaje para unificar el rostroAplica una crema hidratante antes de empezar con el maquillaje para unificar el rostro

Unificar el tono del rostro

Parte de un rostro limpio e hidratado. Si acabas de aplicarte la crema espera unos minutos a que la piel la absorba por completo, para no se estropee el maquillaje que echarás a continuación. Para los principiantes lo mejor es escoger una crema hidratante con color -las baby cream son perfectas- o una base fluida. Es importante que sea del mismo tono que tu piel, para que se funda perfectamente y no se note la diferencia. Su fin es unificar el color del rostro, no crear uno diferente.

A la hora de aplicártela esto es cosa de gustos, pero lo más práctico al principio es usar una esponjita. Hay quien prefiere una brocha y otros los dedos directamente, usa el método que más te guste y con el que sientas que el maquillaje se distribuye mejor. Las cremas de color o bases fluidas cubren bien y tapan la mayoría de las imperfecciones, pero si tienes un grano rebelde aplica previamente un poco de corrector.

Las primeras veces que te maquilles comienza con tonos neutros y clarosLas primeras veces que te maquilles comienza con tonos neutros y claros

Fijar el maquillaje

Durante las próximas horas vas a moverte, tocarte la cara... por lo que los productos que has echado sobre el rostro podrían verse alterados y dejarte partes sin maquillaje, uno de los peores efectos posibles. Para evitarlo y que permanezcan perfectos durante mucho tiempo has de fijarlos. Eso se hace con polvos traslúcidos. Como su propio nombre indica no aportan color, sirven para fijar el maquillaje. Aún así has de tener cuidado con la cantidad que aplicas. La mejor herramienta para hacerlo es una brocha gorda, con la que repartirás los polvos de manera uniforme mediante movimientos circulares. Antes de aplicarlos en el rostro da unos golpecitos a la brocha para que caiga el excedente.

Por último queda aplicar el colorete, que servirá para realzar los pómulos con un tono de color que no ha de ser excesivo. Tenlo en cuenta cuando vayas a elegir el producto. La mayoría se presentan en polvo, así que precisarás de una brocha redonda para aplicarlo, con movimientos circulares y hazlo sonriendo, así elegirás mejor dónde ponerlos. También los hay en crema, que se aplican con los dedos y para muchas personas son más fáciles de usar, porque calculan mejor la cantidad.

Los gloss naturales serán al principio tus mejores aliados pocoa poco utilizarémos tonos más fuertesLos gloss naturales serán al principio tus mejores aliados pocoa poco utilizarémos tonos más fuertes

Color a los ojos y los labios

Siendo principiante has de tener cuidado con los colores que eliges para maquillar los ojos y la boca. Si no estás acostumbrada al maquillaje puedes verte muy extraña con ciertas tonalidades. Por ello lo más recomendable es empezar con tonos suaves y neutros. Marrones, beige, rosa, berenjena... son los que te recomendamos en este tutorial. Según vayas cogiendo más experiencia puedes ir ampliando esa gama hasta los que mejor te hagan sentir. Hay diversas aplicaciones y texturas. Los permanentes son una garantía, si no puedes parar a retocarte, y los gloss aportan brillo pero pueden ser un poco pegajosos, algo a tener en cuenta en días de viento o cuando llevas el pelo suelto.

Para aplicar la sombra de ojos bastará con usar un pincel pequeño, con abundantes cerdas, e ir aplicándolor en el párpado móvil con movimientos circulares. Repasa que hayas cubierto toda la superficie y trata de difuminarlo en los extremos. Para enmarcar el ojo no hay nada como un delineado, que puede ser más o menos grueso en función del gusto y de la mañana que te des. Prueba y experimenta con diferentes colores y aplicaciones. Para principiantes los eyeliner líquidos pueden ser los más fáciles de usar.

Una vez que terminamos de maquillarnos hay que aplicar polvos translúcidos para fijar el maquillajeCon el color a elegir para los labios ocurre algo parecido a los de las sombras de ojos, si te ves rara con tonalidades oscuras prueba los nude o rosa claro. En función del ánimo y cómo te sientas puedes ir cambiando hacia tonos más agresivos. Ya se sabe que los labios rojos aportan un plus de seguridad.

Una vez que terminamos de maquillarnos hay que aplicar polvos translúcidos para fijar el maquillaje

El maquillaje es el protagonista de este tutorial, pero no podemos olvidar que para que sea bueno la piel ha de estar cuidada. Por eso y porque cuanto primero se aprenda a cuidar la piel, mejor, recuerda que hay dos cosas fundamentales que han de formar parte de tu rutina diaria: limpieza e hidratación.

Has de limpiar el rostro dos veces al día, tanto si te has maquillado previamente, que habrás de insistir con productos específicos, como si no lo has hecho. Y después de eso llega el turno de la hidratación. Para la noche es recomendable una crema propia que te proporcione una hidratación extra mientras descansas.

Te puede interesar