Menú
Cómo maquillarse para ir de boda religiosa de mañana

CONSEJOS A SEGUIR

Cómo maquillarse para ir de boda religiosa de mañana

El maquillaje de colores neutros suele ser uno de los más apropiados para este tipo de celebraciones, ya que su combinación puede quedar acorde con cualquier tipo y tonalidad de vestido.

No es lo mismo vestir para una boda de mañana que de tardeNo es lo mismo vestir para una boda de mañana que de tarde

Ya está aquí la primavera y con ella uno de los mayores y más esperados desfiles de glamour de este 2016. Ni Kendall Jenner, ni Olivia Palermo, ni Gisele Bündchen, ni el mismísimo desfile Crucero de la casa parisina Dior.

Ahora le toca el turno a una misma para conseguir ser la "reina" del momento. Y es que, como cada año, la llegada de la época en flor aterriza acompañada de numerosos eventos sociales que invaden, de inicio a fin, las agendas de miles y miles de personas.

Comuniones, bautizos y bodas que, ya sea por tradición o por aprovechar el buen tiempo, dan el pistoletazo de salida bien entrado el mes de abril y que, normalmente, se instalan entre nosotros hasta la despedida del verano.

Una temporada estival que, por lo tanto, no llega sola y en la que se pretende alcanzar la medalla de oro a la invitada perfecta. Aunque eso sí, las diferencias entre unos actos y otros saltan a la vista de todos. Ya no solo por la organización en sí, sino también por el protocolo a seguir en cuanto a vestuario y maquillaje.

Así, mientras encontramos bautizos y comuniones, por lo general, mucho más comunes y poco recargados en detalles, las bodas si que suelen presentarse con una imagen extremadamente trabajada y sin pasar por alto ni la más mínima peculiaridad. Una serie de puntualizaciones que se trasladan tanto a la estructura del evento como al perfil de todos los asistentes.

Y es que en el caso de las ceremonias nupciales es algo que acostumbra a seguirse a rajatabla. Pamelas, tocados, vestidos largos, vestidos cortos, maquillajes sutiles, maquillajes más elaborados... Diferencias que hay que saber aplicar si recibimos una invitación a una boda de mañana o de noche.

Aunque lo mismo ocurre con el lugar que se elige para dar el 'sí quiero', ya que se pueden encontrar imágenes muy dispares en una boda religiosa y en una boda civil. ¿Será la majestuosidad de las iglesias o el compromiso frente al altar lo que haga que el look beauty también dependa de ello?

Debes recordar que la protagonista siempre es la noviaDebes recordar que la protagonista siempre es la novia

Consejos y prohibiciones para lucir nuestra mejor imagen

Sea de una manera u otra, lo cierto es que aunque nadie lo especifique si que debemos tener en cuenta cuáles son los requisitos a seguir para cada uno de estos actos. Y en este caso, desde Bekia Belleza nos vamos a centrar, sobre todo, en el maquillaje para una boda de mañana religiosa. En todo caso, es necesario recordar que la protagonista de este día es la novia.

Tras largos meses de preparación, es ella quien debe deslumbrar, sin lugar a dudas, frente a todos sus familiares y amigos asistentes al enlace. Por lo que bajo ningún concepto debería pasarse por alto esta norma nupcial.

Fuera looks recargados y tonalidades demasiado llamativas. Para conseguir que las miradas también estén dirigidas hacia tí no te hace falta recurrir a ello. Tan solo basta con lucir una imagen lo suficientemente natural y sofisticada al acontecimiento.

Algo de lo que toma parte el vestido o conjunto dos piezas que elijamos pero también el make up que vayamos a utilizar para combinarlo. Sin embargo, no siempre tienen porqué presentarse en consonancia estos dos elementos. ¿La solución? Optar por maquillarse en tonos neutros que nos vayan con cualquier tipo de look.

Asimismo, hay quienes se muestran reacias a los maquillajes en colores más fuertes para una boda de mañana, considerándolos más aptos para las celebraciones de tarde. ¡Pero fuera preocupaciones! Lo único importante es saber encontrar el equilibrio para que nuestro rostro no parezca demasiado exagerado y recargado a la luz del sol.

De esta forma, se podrían utilizar tonalidades como el morado, el marrón o el negro pero difuminándolos hasta conseguir una apariencia mucho más dulce y calmada. La aplicación de un colorete y un gloss en melocotón y nude le aportará, además, un toque mucho más suave.

Lo mejor es optar por un maquillaje con tonos neutrosLo mejor es optar por un maquillaje con tonos neutros

Por otro lado, hay que tener también muy en cuenta el lugar en el que nos vamos a encontrar para elegir el make up idóneo. El tratarse de una boda religiosa parece provocarnos aún más respeto hacia los novios que si de una boda civil se tratase, estilísticamente hablando.

En general, se suele prestar más atención a los cortes en los vestidos y trajes y, por lo tanto, también en la carga beauty que queramos darle a nuestro rostro. Por ello, es habitual que más que nunca se respete la pauta de destacar más una de las facciones de la cara que otras.

Aspectos a tener en cuenta antes de maquillarse

Ojos ahumados con labios pastel, una mirada menos intensa con potenciales rojos labiales, equilibrio entre ojos y labios con un colorete más rosado... Las combinaciones pueden llegar a ser infinitas a la hora de maquillarse. Sin embargo, uno de los puntos que más atención merece antes de someternos a la aplicación del make up es la limpieza en profundidad del rostro.

Una boda de mañana implica exponer nuestra piel a temperaturas algo más elevadas y a los efectos dañinos de los rayos del sol, por lo que la hidratación y la calidad de los productos a utilizar debería estar presente entre nuestras elecciones.

MAC, Kiko, Catrice, Estée Lauder, Bobbi Brown, Biotherm, Bourjois, Clinique... En el mercado existen multitud de marcas, a precios muy variados, para ayudarte a cuidar tu piel lo mejor posible. Es imprescindible dejarnos aconsejar por sus especialistas. Así lograremos que la perfección make up aguante durante toda la celebración de la boda religiosa a la que hemos sido invitadas.

Y entre esos consejos también se encuentra la búsqueda del mejor corrector iluminador que podamos encontrar. Esto nos ayudará no solo a corregir imperfecciones sino también a disimular esas indeseadas ojeras y a tapar manchas o granitos que tengamos.

Después, llega la hora de comenzar a maquillarse. Empezaremos con una prebase para todo el rostro seguida de una base resistente mate y de tonalidad parecida a nuestra piel, para que no contraste demasiado con el resto de nuestro cuerpo. Más adelante, lo sellaremos con unos polvos compactos con tonos bronceados.

Aquí hace falta prestar atención a los indeseados brillos. Hay quienes piensan que con la ayuda de los polvos podemos conseguir deshacernos de ellos, pero lo cierto es que no debemos abusar mucho de su utilización. Lo mejor para eliminar o secar brillos sería el empleo de papeles secantes.

Más tarde, tras los toques iniciales, llega la hora de comenzar a retocar nuestra mirada. Habrá que comenzar, de igual forma, por aplicar un prebase de sombra de ojos que ayudará a que éstas se fijen durante mucho más tiempo.

Hay que dar luz al arco de la ceja con tonos doradosHay que dar luz al arco de la ceja con tonos dorados

Después, pasaremos a dar luz al arco de la ceja en tonos blancos o dorados o a crear una mayor profundidad con colores más fuertes, como el marrón. A la hora de elegir la gama de tonos para las sombras, te aconsejamos que optes por los colores neutrales, como ya nombrábamos anteriormente.

Asimismo, podemos enmarcar aún más nuestra mirada con la ayuda de un delineador negro, perfilando los ojos por encima de las pestañas superiores. Si pintamos también la línea interna del párpado interior ayudaremos a avivar e iluminar aún más la mirada.

Finalmente, el toque de volumen llegará con la aplicación de la máscara de pestañas, que se puede utilizar tanto en las pestañas superiores como inferiores. Los coloretes más claros y rosados y los gloss brillantes en nude darán por concluido nuestro maquillaje de boda religiosa.

Te puede interesar