Menú
Cómo maquillarte para la cena de Navidad de empresa
Cómo maquillarte para la cena de Navidad de empresa

LOOK BUSINESS

Cómo maquillarte para la cena de Navidad de empresa

La cena de empresa es una ocasión para estrechar lazos o acercar posiciones, de ahí la importancia de lucir un buen aspecto para causar buena impresión.

Llega la Navidad y con ella una de las reuniones laborales más esperadas del año: la cena de Navidad de la empresa. Independientemente del ambiente de trabajo, la cena de empresa puede constituirse como excusa para estrechar lazos e incluso para acercar posiciones con los jefes u otros empleados con los que habitualmente no hay mucho contacto. Por ello la buena apariencia es importante ya que, por suerte o desgracia, el aspecto físico conforma las primeras impresiones. De ahí la importancia de atender a trucos de belleza o maquillaje para causar buena sensación en la cena de empresa.

Elegir el maquillaje adecuado para la cena de empresa

Ante todo hay que tener en cuenta una serie de aspectos sobre belleza en la cena de navidad de una empresa, hay que sentirse cómoda con el maquillaje siempre. Ya sea natural o más elaborado, lo importante es que una se sienta identificada con él y así ganar en seguridad.

Las sombras doradas y marrones siempre son un aciertoLas sombras doradas y marrones siempre son un acierto

Otro de los aspectos a destacar es que el maquillaje variará según en qué ambiente te encuentres: entre amigos, entre simples conocidos, entre altas personalidades de la empresa, en un restaurante, en un cóctel... y, por supuesto, el último cariz y quizá el más importante, como su propio nombre indica, en una cena de empresa, se come. Así que habrá que tenerlo en cuenta a la hora de pintarse los labios, usar un perfume demasiado fuerte o unas uñas postizas demasiado largas, por ejemplo.

Marca los labios y los ojos

Aprovechando que será de noche, puede recurrirse al maquillaje básico permitido e incluso recomendado para ese momento y, en general, para la Navidad: color en los labios y en los ojos aportarán el toque necesario a la belleza natural de cada una y así escaparse del ritual de belleza cosmética habitual. En otras palabras, el lápiz de labios rojo y sombras de colores intensos marcarán la diferencia de tu maquillaje cotidiano.

Smokey eyes y labial rojo, apuesta segura para cualquier cita navideñaSmokey eyes y labial rojo, apuesta segura para cualquier cita navideña

Eso sí, las que prefieran una belleza natural, siempre pueden acudir a un gloss o sombras de ojos rosadas. Y aprovechando que es Navidad, también puede recurrirse a tonos dorados y plateados.

El smokey eyes, el maquillaje comodín

El maquillaje comodín para la cena de empresa y en general para cualquier evento familiar o profesional de la Navidad centra su fuerza en la mirada. En este sentido, usar la conocida técnica de los smokey eyes u ojos ahumados salvará de la indecisión a más de una. En negro o en colores intensos que conjunten con el traje o vestido (azules oscuros, morados incluso), los ojos ahumados acompañados de una buena pasada de eyeliner y máscara de pestañas solo necesitarán de un poco de brillo o colores suaves en los labios. Por tanto es cómodo para las cenas y fácil de conservar durante la noche.

Maquillaje en función del tipo de cena de empresa

No obstante, el escenario de la cena de empresa incidirá en el maquillaje. De esta manera, habrá diferentes tipos de maquillaje si vas a un bar de tapas o un restaurante de lujo. En el caso de la primera opción, si para la cena de empresa se ha decidido un 'tapeo' o se va a celebrar en un restaurante familiar, quizá sean preferibles los estilos de belleza naturales con un punto personal u original. Por ejemplo, con la combinación de tonos tierra y unos labios atrayentes, en granate o rojo.

Siempre hay que tener el labial a mano para retocarseSiempre hay que tener el labial a mano para retocarse

Si el jefe ha tenido el detalle de organizar la cena de empresa en un restaurante de lujo o en un hotel, sí podemos recrearnos un poco más maquillando ojos y labios. En este caso, el pintalabios rojo es apostar sobre seguro, aunque no tiene nada que envidiarle a un color rosa intenso o incluso un rojo tan oscuro que roce el color chocolate.

Como una cena de empresa no se sabe cómo ni cuándo terminará, y el maquillaje por desgracia no se mantiene intacto, lo mejor es llevarse en el bolso el pintalabios, el brillo o una toallita que sirva de desmaquillante para evitar desastres relacionados con la máscara de pestañas, por ejemplo. Así como para, llegado cierto momento, principalmente después de comer o de beber, siempre es preciso retocarse el labial o, incluso, retirase lo poco o nada que quede y volver a maquillarse de nuevo los labios.

Te puede interesar