Menú
Cómo hacerse una coleta baja con glamour
FÁCIL Y ELEGANTE

Cómo hacerse una coleta baja con glamour

La coleta es el recogido más sencillo y uno de los que posiblemente más juego nos dan a la hora de usarlo para distintas ocasiones.

En 2015 se vivió una época de nostalgia con la recuperación de muchas tendencias propias de los 90. Algunas se quedaron, otras se perdieron por el camino y otras tantas, como es este el caso, se han ido reinventando. La coleta vuelve a su lugar de honor entre las melenas más codiciadas del mundo de la pasarela, el cine y la música.

Este año, tanto para verano como para parte del otoño que se avecina, la coleta baja será una de las tendencias a tener en cuenta. Este truco de belleza es súper cómodo y alguna de sus variantes es más fácil de realizar de lo que parece. Por eso, el verano es la mejor estación para empezar a utilizar este tipo de peinado, que aportará frescura a tu rostro y look diario.

Curiosidades generales

A la melena extra larga hay que darle una sensación de mayor longitud, dejando que caiga toda ella sobre nuestra espalda y dejándola tirante. Si tienes el pelo ondulado, puedes darle un poco de volumen cardando la zona media de la coleta y dejando un par de mechones menos tirantes en los bordes de la cara. De esta manera, dejaremos el protagonismo a la longitud de nuestro pelo, pero remarcando un poco el rostro.

A la melena extra larga hay que darle sensación de mayor longitudA la melena extra larga hay que darle sensación de mayor longitud

Por otro lado, si la melena es corta, lo mejor es darle un efecto despeinado, sobre todo si eres de poco pelo o si lo tienes muy fino. Esto se consigue peinándolo con los dedos de la mano, para relajar un poco el resultado y que la longitud de la melena no sea un inconveniente. Por lo tanto, al cardarlo dará la sensación de mayor cantidad y de un efecto cardado que quedará mejor. La coleta tirante suele quedar mejor en rostros más redondeados.

Para hacer este tipo de peinados, lo mejor es saber adecuarse a cada necesidad. Ya sea por el tipo de pelo -fino, grueso o graso-, la longitud de este -corto, medio o largo- o la forma de la cara -fina, redonda, alargada, corazón...- unos modelos sentarán mejor que otros. Pero siempre estamos a tiempo de probar e innovar.

Coleta baja con volumen

Este peinado se consigue con ayuda de peine y laca. El efecto que debe quedar, para que siente bien, es tirante sobre la coronilla. Si marcamos con una raya, partiendo desde el centro del rostro, la principal protagonista del peinado será la coleta en sí. Esta última debe quedar tirante, para que no se pierda parte del volumen que acabamos de restarle al peinado sobre la zona superior.

Marcar la raya sirve para destacarla en la coletaMarcar la raya sirve para destacarla en la coleta

Primero debemos peinar bien toda la melena, para después seguir con ayuda de los propios dedos. La parte que queda suelta no hay que peinarla mucho, para que no se quede aplastado y que siga manteniendo el volumen propio del pelo.

Con tupé y a lo loco

El proceso para realizar este peinado es parecido al anterior. En este caso, la diferencia radica en que la raya debe desaparecer, es decir, que hay que peinar todo el pelo hacia atrás. El efecto debe quedar bien tirante, ya que luego resaltaremos la parte del tupé, pero sin perder la eficacia del pelo recogido sobre la zona más baja.

Una vez tengamos la coleta baja realizada, luego será cuestión de ir dando volumen a la zona de la coronilla para terminar con un efecto tupé. Esto se consigue con ayuda de un peine -para los menos expertos- que colocaremos sobre la mitad de la parte alta de la cabeza, para empujar con poco hacia delante. Hay que ir con cuidado de no despeinar, por lo que hay que intentar no mover mucho el peine. Este peinado es ideal para cenas o asistencia a sitios importantes, ya que es sencillo de realizar y muy cómodo.

Necesitamos peinar todo el pelo hacia detrás para hacer el tupéNecesitamos peinar todo el pelo hacia detrás para hacer el tupé

Maxi coleta con textura

Este peinado hay que hacerlo al milímetro para que quede perfecto. Se consigue dejando unos mechones totalmente sueltos, pero no demasiado largos, por encima del propio recogido. Así se le dará un efecto de menos trabajado y casual, aunque la realidad no sea así.

Hay que intentar que no esté tirante, para que la textura de la coleta -ya sea ondulada o rizada- no se pierda tampoco en la zona de la coronilla. De esta manera, habrá una continuidad desde la zona alta de la cabeza hasta la coleta baja.

Al estilo lady

Cuando hablamos de estilo lady nos referimos al que caracteriza a las melenas con pelo corto, que se dejan una coleta baja poco tirante y con un par de mechones ondulados a ambos lados de la cara. El acabado de la coleta debe quedar perfecto, es decir: peinado, pero con el efecto ondulado como tirabuzón en la zona suelta, mientras que será suelto y relajado en la superior.

Con flequillo

Si tienes flequillo, la coleta baja sentará genial. Tanto si es recto como si lo tienes de medio lado, el efecto peinado hacia atrás dará un toque de elegancia a tu rostro con este tipo de coleta. Como dato a seguir, te recomendamos que culmines tu melena con un acabado brillante y fuerte gracias a la gomina o los productos para el acabado mojado.

Con el flequillo la coleta baja sienta fenomenalCon el flequillo la coleta baja sienta fenomenal

Al estilo garçon

Para conseguir este peinado, se debe primero ahuecar la parte baja de la coleta sin despeinar. De esta manera, se le da más volumen a la melena en sí y, si tienes un pelo corto o midi, dará la sensación de un corte bob o falso bob. Para finalizar, se hace la coleta anudándola con un mismo mechón de pelo o con una cinta de color.

Efecto despeinado

Para este tipo de coleta, se deja una raya marcada de lado o en medio y de debe peinar la coleta baja con los dedos, para que las púas del peine no estufen o apelmacen el pelo. Así el efecto será despeinado en la coronilla, acompañando al modelo que queremos simular también en la coleta, la cual dejaremos un poco abierta.

El punto final que mejor quedará será el de dejar que caiga sobre uno de los hombros, para rematar el efecto casual de este tipo de coleta baja. También podemos realizar la coleta de lado, pero sin que se note, para que permanezca siempre en el sitio.

Te puede interesar