Menú
6 beneficios de la parafina para tu belleza
6 beneficios de la parafina para tu belleza
TRUCOS DE BELLEZA

6 beneficios de la parafina para tu belleza

La parafina fue descubierta por Carl Reichenbach en el siglo XIX y se trata de un ingrediente con el que podrás hacer verdaderos milagros en tu rutina de belleza.

Hay productos naturales cuyos beneficios superan con creces cualquier producto que los seres humanos puedan haber inventado o desarrollado, y uno de ellos es, sin lugar a dudas, la parafina. Pese a que su procedencia hace que muchos se lleven las manos a la cabeza, sobre todo cuando hablamos de las ventajas de este producto para la piel, lo cierto es que se ha probado que es muy beneficioso en tratamientos de belleza.

Es por eso que va ganando cada vez más protagonismo dentro del mundo del cuidado facial y corporal, y no solo en aquellos productos con unos precios elevados, sino también en todos esos que podemos considerar asequibles. Porque si bien la parafina proviene de una materia prima cuyo precio no es barato, sí que se puede encontrar en algunos cosméticos a buen precio, y con unos beneficios muy importantes.

Pero comencemos por el principio: qué es la parafina, te estarás preguntando. Básicamente, la parafina es un conjunto de hidrocarburos, todos ellos originales del petróleo y del carbón. Una vez extraídos estos hidrocarburos, se transforman en un aceite mineral que, posteriormente, se envía a todos aquellos laboratorios que lo hayan requerido para así ser transformado en productos de belleza. No solo se usa en la industria cosmética, sino que también se usa para hacer velas e incluso para hacer algunos alimentos.

Descubre todo los secretos de la parafina en las manosDescubre todo los secretos de la parafina en las manos

La parafina no tiene ningún tipo de olor por sí misma, pero se le suele incorporar algún tipo de componente para hacer que huela, normalmente a frutas como el melocotón. Al ser un aceite, suele usarse en estado líquido, puesto que es en este estado en el que las ventajas de la parafina son mucho más notables. Pero, ¿para qué se usa la parafina? ¡Para infinidad de cosas!

1 Hidratación al extremo

La parafina es, sobre todo, un producto extremadamente hidratante. Se suele usar en cremas hidratantes para pieles que son muy secas, o para climas que sean muy fríos, puesto que es en ese momento en el que la piel tiende a deshidratarse. Aunque tiene muchos más beneficios, y su uso está bastante más extendido.

Además de hidratar superficialmente, consigue que el flujo sanguíneo aumente considerablemente en la zona en la que se aplique. Esto es precisamente lo que hace que esta hidratación sea mucho más profunda, y se expanda a todas las capas de la piel. Es por eso que a nivel belleza suele usarse sobre todo en el rostro, aunque también se puede utilizar en casi cualquier parte de piel.

2 Parafina para adelgazar

La parafina también puede usarse a la hora de tratar de reducir la grasa de forma localizada en algunos puntos del cuerpo; no obstante, esto no está tan probado. Sí es cierto que es capaz de reafirmar, ¡pero tampoco es un producto mágico! Para perder grasa siempre será necesario una dieta equilibrada y saludable, y una rutina de ejercicio.

La parafina también es muy útil para reduci la grasa localizadaLa parafina también es muy útil para reduci la grasa localizada

Aunque si queréis probar la técnica de la parafina para perder grasa, debéis tener en cuenta que es muy importante que sea un profesional el que os realice el procedimiento. Para que sea realmente eficaz, la parafina se tiene que aplicar caliente, pasando posteriormente a aplicar frío. Será esto lo que hará que realmente funcione.

3 Capaz de reducir dolores concentrados

Otra de sus muchas ventajas es que, mediante la parafina, se pueden tratar diversos dolores, tanto musculares como en los huesos. Es por eso que muchos fisioterapeutas optan por utilizarla cuando están tratando pacientes con contracturas, tendinitis, artrosis o artritis, además de diversas rehabilitaciones.

En este sentido, se suele utilizar sobre todo en las manos y en los pies, aunque puede realizarse el tratamiento en casi cualquier punto del cuerpo. Son los profesionales los que deben decidir cómo usarla.

4 Mascarillas limpiadoras

Pero volviendo a belleza, no encontramos la parafina únicamente en cremas hidratantes, sino que podemos encontrar sus beneficios aplicados a otros productos, como las mascarillas.

La parafina también podemos encontrarla en cremas hidratantesLa parafina también podemos encontrarla en cremas hidratantes

Y es que es capaz de suavizar la piel a la par que va abriendo los poros, dando una sensación de alivio casi instantánea y facilitando la regeneración e hidratación de la piel tras el uso.

5 Un rostro mucho más rejuvenecido

Al hidratar desde las capas más profundas de la piel, lo que consigue la parafina es que la piel se mantenga mucho más tersa, dando un aspecto juvenil durante más tiempo. Es por eso que se usa en multitud de tratamientos anti-edad, porque sus beneficios frente a los estragos de los años son más que considerables. No solo eso, sino que también es capaz de eliminar algunas machas que el sol puede llegar a provocar en nuestro rostro.

6 Producto económico

Otro de los beneficios de la parafina es, sin lugar a duda, que es un producto lo suficientemente económico como para que casi todo el mundo pueda permitírselo. Y es que no debemos olvidar que está presente en una gran cantidad de cremas y mascarillas, desde las más baratas hasta las más lujosas, y entre todas ellas hay una amplia tan gama que todos podemos seleccionar cuál es nuestra preferida.

La parafina está presente en gran cantidad de cremas y mascarillasLa parafina está presente en gran cantidad de cremas y mascarillas

Sí, ¡la parafina son todo ventajas! Y, sobre todo, ventajas asequibles para todo aquel que la quiera utilizar, o al menos probarla para ver cómo funciona en un primer momento. Recordad que el resultado que obtengamos después dependerá mucho de la piel que tenga cada uno, y de las necesidades que esa piel en particular tenga. Porque no es lo mismo aplicar parafina en una piel seca que en una mixta, o en una grasa. Pero esto no sucede únicamente con la parafina, sino que pasa con prácticamente todos los productos que podamos imaginar; cada persona tiene sus propias necesidades, que debe suplir con unos productos determinados, y no con otros.

No solo eso, sino que también depende de la forma en la que se use la parafina. Porque si bien podéis encontrarlas en cremas a disposición de cualquiera en las tiendas, también podéis buscar tratamientos mucho más específicos, que tendrán que ser llevados a cabo por profesionales, puesto que se llevan a cabo con parafina pura. Eso sí: la parafina es un componente milagroso y, si no lo creéis, ¡probadlo!

Te puede interesar