Menú
Trucos de belleza: La pedicura perfecta
Trucos de belleza: La pedicura perfecta

¡A LUCIR PIES!

Trucos de belleza: La pedicura perfecta

La pedicura te puede parecer algo complicadísimo, pero con estos consejos te resultará mucho más sencillo, una pedicura de profesional.

La manicura parece algo muy accesible para todo el mundo, pero ya si hablamos de pedicura... Probablemente tú misma en casa te arreglas las uñas de las manos y te las maquillas, aunque a veces el pulso juegue una mala pasada. Pero si hablamos de los pies ya es otro cantar.

Y es que cortar y limar las uñas de los pies puede parecernos una tarea mucho más delicada, que no complicada. Pocas veces las uñas de las manos se clavan en la carne, algo que sí ocurre con más frecuencia y que puede incluso a llegar a convertirse en un verdadero problema si se produce una infección.

Cuidar los pies es esencialCuidar los pies es esencial

Por eso muchas veces, si no existe un problema realmente serio que requiere la asistencia de un podólogo, se opta por acudir a un centro médico para que te mimen y te cuiden y, además, te dejen los pies perfectos. Todo muy práctico y muy cómodo pero que no siempre, o todo el mundo, puede realizar. Por eso te vamos a contar algunos trucos para hacerte la pedicura en casa y que el resultado sea verdaderamente profesional.

Preparar los pies para la pedicura

Pies bien relajados

Lo primero de todo es relajar tus pies. Llena un recipiente grande de agua tibia y échale unas gotitas de aceites esenciales de venta en perfumerías o droguerías, aunque usar un poco de bicarbonato y limón también irá a la perfección. Mantén los pies en remojo durante unos 20 minutos mientras tú te relajas leyendo, viendo la tele o simplemente cerrando los ojos y disfrutando del momento.

Exfoliante

Después, sécalos bien y aplícate una loción exfoliante para eliminar la piel muerta. Además, ayudará a ablandar las durezas y las plantas de los pies pero mantén libre las uñas para que no se manchen de grasa.

Utiliza un exfoliante para retirar la piel muertaUtiliza un exfoliante para retirar la piel muerta

Este paso es solo para la piel de los pies, por lo que trata de mantener libres las uñas como decíamos. Y si tienes durezas o callos deberás limarlos usando para ello una piedra pómez que te ayudará a eliminar la piel muerta y dura.

Cortar y limar las uñas

Después de este momento de relajación y de haber restablecido tus pies, que son la parte del cuerpo que más sufren a lo largo del día, ha llegado el momento de centrar toda tu atención en tu propósito inicial, las uñas.

Si tienes las uñas muy largas, lógicamente tienes que cortarlas antes de empezar con la pedicura en sí. Recuerda que, para evitar que se te encarnen, siempre tienes que cortarlas rectas, así crecerán de forma correcta y no se te clavarán en la piel, provocándote una gran molestia e incluso una infección.

La piedra pómez te ayudará a eliminar las durezasLa piedra pómez te ayudará a eliminar las durezas

Una vez que tengas las uñas cortadas, coge la lima y sutilmente vete uña por uña suavizando los bordes. La idea es que las uñas queden de forma ovalada, de tal manera que tus dedos se estilizarán mucho más.

Eliminar las cutículas

Una vez que las uñas están cortadas, ha llegado el momento de eliminar las cutículas. Para ello necesitarás hacerte con un quitacutículas. Lo más rápido es cortarlas, pero este es un método erróneo puesto que cortándolas simplemente crecen aún más rápido. Lo más eficaz es empujarlas hacia el final de la uña suavemente y ya sí cortarlas desde ahí para eliminarlas por completo y que tarden más en volver a salir.

Pedicura, paso a paso

Base de esmalte

Una vez que compruebes que tus uñas están libres de grasa, para lo que puedes pasar una toalla por ellas para acabar con cualquier resto, es el momento de empezar a maquillarlas las uñas, aplicando en primer lugar una base de esmalte esmalte para que el maquillaje dure más.

Corta las uñas siempre rectas para evitar que se te encarnenCorta las uñas siempre rectas para evitar que se te encarnen

Esmalte

Una vez que se haya secado esa primera capa de base de esmalte, que también te va a ayudar a proteger las uñas de los pintauñas, es el momento de aplicar el esmalte que has elegido. Para que el resultado sea el correcto, tienes que empezar por el centro e ir hacia los laterales. Para un resultado perfecto debes aplicar una segunda capa y dejar que se sequen perfectamente.

Eliminar los restos de esmalte

Por lo general, por muy buen pulso que se tenga, siempre algo de esmalte se sale por los laterles de las uñas e impregna parte de la piel. Puedes retirarlo de forma inmediata a medida que te vas pintando las uñas o puedes esperar hasta que se te hayan secado las uñas. En este caso deberás impregnar quitaesmaltes en un bastoncillo e ir poco a poco perfilando las uñas con cuidado de no tocar la uña en sí.

Te puede interesar