Menú
Cómo fortalecer y hacer crecer las uñas
Cómo fortalecer y hacer crecer las uñas

SALUD

Cómo fortalecer y hacer crecer las uñas

A todas nos gusta lucir unas uñas bonitas y fuertes. Siguiendo los consejos que te damos en este artículo podrás conseguirlo.

Cuando uno habla de rutina de belleza o rutina de cuidado, puede que lo primero que se le venga a la mente sean las de belleza y cuidado facial, corporal o de cabello. Poco a poco se han ido extendiendo una amplia gama de productos que prometen aportar múltiples beneficios a determinados tipos de piel y de cabello. El cuerpo es el templo en el que uno vivo para el resto de su vida y por ello es necesario cuidarlo y mimarlo hasta el extremo.

Aunque el cabello y la piel del rostro y del cuerpo necesitan constantemente una serie de cuidados y mimos, hay otras zonas corporales que quizá no reciben la misma atención ni el mismo mimo. Por ejemplo, los pies o las manos son los grandes olvidados a pesar de que siempre se utilizan y muchas veces no se les cuida como deberían. En lo que al cuidado de manos o pies se refiere, existen cremas hidratantes y no hace mucho que se empezaron a comercializar mascarillas para tratar diferentes problemas de estos. No obstante, hay una parte de las manos o los pies que, aunque no lo parezca, es muy débil y también necesita un cuidado constante. Esa parte no es otra más que las uñas y, si tú tienes problemas con ellas porque se te rompen, están amarillas o no sabes cómo cuidarlas correctamente, entonces a continuación encontrarás todos los trucos y formas de poder fortalecerlas, hacer que crezcan y mimarlas como se merecen.

Alimentación

Aunque muchas personas piensen el único modo de fortalecer las uñas es echándole algún producto cosmético o de farmacia por encima, lo cierto es que la solución para que estas no estén débiles es mucho más sencilla. La alimentación es un factor que repercute muchísimo en el cuerpo y en la salud de la piel, el cabello o las uñas. Por ejemplo, si abusas de comida ultraprocesada y te alimentas mucho de grasas saturadas, tu cuerpo no recibirá los nutrientes necesarios para estar fuerte y esto se traducirá en un mal aspecto de, por ejemplo, tus uñas.

La alimentación es un factor que repercute mucho en las uñasLa alimentación es un factor que repercute mucho en las uñas

Si pretendes que tus uñas estén fuertes y sanas, lo mejor que puedes hacer es mejorar tu alimentación si consideraras que tus hábitos alimenticios no están siendo los mejores. Si esto no fuera así, entonces quizá deberías aumentar la ingesta de ciertos nutrientes y vitaminas. Por ejemplo, alimentos que ayudan muchísimo a que tus uñas se fortalezcan son aquellos que contengan un alto porcentaje de vitamina D, biotina, calcio, hierro y proteínas. Huevos, pescado azul, legumbres, marisco o los productos lácteos son excelentes opciones para que tu cuerpo y tus uñas estén fuertes y no se rompan con facilidad.

Usa productos específicos para fortalecerlas

Uno de los motivos por lo que las uñas pueden debilitarse es porque no se les aplica ningún tipo de producto especial que promueva su endurecimiento. Aplicar una crema hidratante especialmente indicada para manos y uñas ayudará a mantener la hidratación de estas últimas haciendo que no estén tan secas ni quebradizas. También puedes hacerte con productos que sean exclusivamente fortalecedores de uñas y que contengan ceramidas, aceites y otros ingredientes como la vaselina o la glicerina que, además de protegerlas de agentes agresivos externos, también le darán una mayor consistencia y dureza.

También puedes echar mano de bases fortalecedoras de uñas y de aceites o lociones que sean capaces de nutrir en profundidad dentro el nacimiento de la uña. Presta especial atención a que en su composición cuenten con vitamina B5, vitamina D y minerales para que su efecto sea todavía más eficaz y duradero.

Las uñas también se debilitan por no usar productos para fortalecerlasLas uñas también se debilitan por no usar productos para fortalecerlas

Usa productos de calidad y sin acetona para tus manicuras

Otro de los motivos por el que las uñas pueden acabar quebrándose con facilidad es por usar a diario productos que no tengan una fórmula que las respete y las ayude a seguir sanas y fuertes. Por ejemplo, el uso de esmaltes de calidad es muy importante y también esto se aplica al uso de bases fortalecedoras. Antes de aplicar cualquier laca de uñas, intenta aplicar una prebase para que el producto que luego vayas a aplicar encima no las debilite o amarillee. Si te pintas las uñas con frecuencia, es mejor que te acostumbres a usar siempre una prebase de este estilo.

Por otro lado, si eres una persona adicta a hacerte la manicura y siempre estás cambiándote el diseño de tus uñas, usa un quitaesmalte sin acetona. La acetona es un componente que muchos quitaesmaltes incluyen en su formulación y que resulta muy agresivo, pues necesita eliminar hasta la laca de uñas más vibrante, fuerte y colorida. Para poder seguir cambiando de diseños sin sacrificar la salud y fuerza de tus uñas, utiliza quitaesmaltes sin acetona que, aunque cueste un poquito más de quitar el esmalte, estas te lo agradecerán y, a la larga, notarás que no se debilitan tanto.

Si quieres que crezcan sanas, no te las muerdas

Puede que sea una medida un poco obvia, pero si quieres que tus uñas crezcan estando sanas, lo mejor que puedes hacer es eliminar la fea costumbre de morderlas. Cuando una persona pasa muchos años de su vida mordiéndose las uñas, estas, aunque crezcan, lo hacen de una forma muy débil y quebradiza. Para evitar esto, existen productos que cumplen una doble función, por un lado, endurecen la uña y, por otro, poseen un sabor muy desagradable que evita que te las quieras morder. Si quieres utilizar algún remedio casero, puedes impregnar tus uñas de algún sabor que odies para que, así, cuando vayas a mordértelas, no puedas por el desagradable olor o sabor.

Morder las uñas es uno de los actos que más las dañanMorder las uñas es uno de los actos que más las dañan

Algo que también ayudará a que tus uñas se fortalezcan y crezcan de forma sana es que hagas parones con la manicura. Si ves que tus uñas empiezan a coger un ligero tono amarillo, esta será la señal de que debes estar un tiempo sin pintártelas. Hacer parones de un mes sin hacerte la manicura ayudará a que puedas eliminar ese color tan antiestético de tus uñas antes de que vaya a peor y, además, estas se tomarán un respiro para que puedan restablecerse y volver a crecer sanas.

Te puede interesar