Menú
Cómo maquillarse si tienes la cara con forma de diamante
Cómo maquillarse si tienes la cara con forma de diamante

CONSEJOS MAKE UP

Cómo maquillarse si tienes la cara con forma de diamante

Cuando identificamos que nuestro rostro tiene forma de diamante debemos tener muy presente el juego de luces y sombras.

Debemos tener presente siempre que hacernos este tipo de maquillaje no es porque tengamos defectos, todo lo contrario no todos los rostros son iguales, ni a todos los rostros les quedan bien las mismas técnicas de maquillaje y peinados. Una vez que reconocemos que tipo de rostro tenemos podemos sacarnos más provecho y destacar más nuestros rasgos. No obstante, hay que tener en cuenta estos tipos para no confundirnos.

El rostro con forma de diamante es necesario usar dos bases de colores diferentesEl rostro con forma de diamante es necesario usar dos bases de colores diferentes
Encontrarémos, el rostro redondo que se caracteriza por tener la forma de la cara, tanto el largo como el ancho son similares y los rasgos apenas se marcan. El rostro ovalado es aquel que tiene las facciones del rostro proporcionadas, y a este tipo de rostro le queda bien cualquier forma de maquillaje y peinado, incluso ¡cualquier modelo de gafas!. El rostro cuadrado, es aquel que tiene la frente y la mandíbula de similar anchura. El rostro rectangular, la forma de la cara es mñas larga que ancha.

El rostro alargado tiene la cara delgada sin demasiados rasgos marcados. El rostro con forma de triángulo tiene la frente estrecha y la línea de la mandíbula más ancha. El rostro de triángulo invertivo tiene la frente ancha y los pómulos y mándibula estrechas. Una vez sabiendo esto podemos identificar nuestro rostro con forma de diamante que tiene las siguientes características y lo maquillaremos de la siguiente forma.

Antes de comenzar a maquillarnos debemos idetificar que forma tiene nuestro rostro para poder sacarnos mucho más partido y resaltar nuestros mejores rasgos. Para ello si tienes la cara con forma de diamante debes saber que el rostro es más ancho a la altura de los pómulos y más angosto en la frente, y la línea de la mandíbula. En muchas ocasiones, por muy bien que sepamos maquillarnos, y conozcamos al dedillo las mejores técnicas de maquillaje no logramos realzar los rasgos que mejor nos definen.

La base de tono más oscuro debes aplicarlo en las zonas que deseas minimizarLa base de tono más oscuro debes aplicarlo en las zonas que deseas minimizar
Es muy importante hidratar la piel tanto antes de irnos a dormir como cuando aplicamos maquillaje ya que a parte de que nuestra piel se hidrate, protejamos con una capa más la piel y el maquillaje no penetre directamente. A la hora de desmaquillarnos será mucho más fácil y efectivo. Cuando comencemos a maquillarnos es fundamental que nuestro rostro esté limpio porque se quedan incrustadas muchas bacterias y no nos damos ni cuenta. Otro de los consejos es que cada vez que vayamos a utilizar un producto utilicemos una brocha o pincel diferentes. De esta manera evitaremos mezclar colores.

Una manera de identiifcar que tu rostro tiene forma de diamante es cuando si te miras al espejo notas que tu cara tiene una barbilla puntiaguda y una frente muy estrecha, si es así es probable que tu rostro tenga forma de diamante. Lo que tenemos que hacer es redondear un poco las facciones para poder igualar y conseguir una armonía. Para ello utilizaremos dos tonos de maquillaje: uno oscuro y otro mucho más luminoso. El color oscuro debe ir alrededor de los pómulos, y el más clarito en la zona de la barbilla y frente. Hay que tener en cuenta que cuando maquillas este tipo de rostro es necesario realzar la zona de los pómulos.

Nuestras cejas son una parte fundamental de nuestra cara porque son las que dan la mayor parte de la armonía al rostro por tanto nos definen. Unas cejas pueden hacer que nuestra mirada cambie por completo. Uno de los trucos para este tipo de rostro es la forma de las cejas. Hay que delinear las cejas dejando un espacio un poco más grande del natural de ellas. Al delinear lo más natural posible conseguiremos que nuestro rostro parezca más ancho. A la hora de pintarnos los labios los colores perfectos son los colores neutros y sin brillos. Asimismo hay que evitar los colores más llamativos.

Las luces y sombras juegan un papel verdaderamente importante cuando vayamos a maquillar un rostro con las facciones en forma de diamante, y es recomendable tener una buena paleta de contorno. Las luces se concentrarán en la parte central del rostro, iluminando el centro de la frente, la forma de las cejas, la zona de la nariz, y los laterales del mentón.

Las sombras irán aplicadas por la parte superior del rostro, debajo de los pómulos. De esta manera los marcaremos y acentuarémos mucho más, y también aplicaremos sombras en la zona de la frente. El colorete lo aplicaremos exactamente entre el iluminador y el contorno, y difuminarlo en forma curva. Sabiendo esta base podemos adentrarnos en los colores que más favorecen y algunas técnicas que nos pueden ser de utilidad.

Uno de los trucos al hecharnos colorete es saber que tipo de piel tenemos. Por ejemplo, si tenemos la piel seca el colorete en crema es perfecto. El colorete en polvo se puede aplicar en todo tipo de piel. En cuanto al cabello, una melena larga resalta este tipo de rostro, y si lo que quieres es llevar flequillo, el mejor sería un desfilando hacia un lado.

Te puede interesar