Menú
Cómo maquillarse cuando tu moreno empieza a desaparecer
Cómo maquillarse cuando tu moreno empieza a desaparecer
PARA QUE DURE

Cómo maquillarse cuando tu moreno empieza a desaparecer

El moreno de verano desaparece fácilmente así que aprende estos trucos de maquillaje para no perderlo tan rápido.

Tras el verano e, incluso, antes de que este se termine, muchos empezamos a ver cómo el color de la piel empieza a cambiar poco a poco. Esto ocurre porque ya no acudimos tanto a la playa o a la piscina a tomar el sol, ni salimos durante largas horas como al principio, ni tampoco tenemos tanto tiempo para disfrutar del aire libre.  

 

Buscar el tono

 

Para que nuestra cara no delate tan fácilmente nuestra pérdida del moreno adquirido en verano, aquí de destacamos algunos trucos de belleza que pueden serte útiles. El maquillaje utilizado debe ser un intermedio entre el color habitual de la piel y el que hemos estado utilizando durante el verano.  

La elección del tono es muy importante para mantener el bronceadoLa elección del tono es muy importante para mantener el bronceado

Siempre y cuando sean de la misma textura, podemos mezclar una gota de cada uno de los colores que tengamos, para que así conseguir el tono exacto de nuestro rostro. Lo más conveniente sería adquirir otra serie de productos que tuvieran el color intermedio de la cara, aunque esto sería un gasto innecesario ya que en unas pocas semanas se iría del todo y se volvería al color normal de la piel.  

 

Por lo tanto, hay una mezcla entre el maquillaje habitual, las técnicas empleadas para cuando el rostro tiene más color y también con las que utilizaríamos para una pequeña simulación del bronceado. Pero, sobre todo, para que el color -o más bien la pérdida de este- no sea lo primero en lo que se fijen, debemos contornear bien el rostro y definir las partes que más queremos que destaquen.  

 

Una base adecuada

 

Tras la pre base o la crema hidratante, aplicaremos la base del color de nuestro maquillaje. Para que no se vea que hemos perdido el moreno del rostro, podemos seguir aplicando el producto que estábamos usando hasta hace bien poco durante la época estival.  

Escoge una base que sea duraderaEscoge una base que sea duradera

Eso sí, hay que tener en cuenta que la cantidad que utilicemos debe ir menguando, es decir, aplicar cada vez menos producto e ir expandiendo más la pintura para que se note menos el cambio de color en la zona del cuello y la clavícula. Porque estas son las partes donde más énfasis debemos dar a la hora del maquillaje, ya sea para simular un moreno o para que no se note la pérdida de color en la cara.  

 

Empolvar y matificar

 

Al igual que en el caso anterior, para que nuestro rostro no denote esa pérdida del moreno, debemos ir regulando las dosis de color y cantidad. Sobre todo en el caso de los polvos de sol. Estos deben difuminarse muy bien, ya que son los que más color aportan, aunque un exceso del producto puede dar un resultado nefasto.  

 

Por lo tanto, lo más recomendable es que empecemos a utilizar un matificador o unos polvos de sol menos llamativos que los que hemos estado utilizando durante el verano. Para ello hay que marcar bien la zona de la mandíbula por la parte baja, los pómulos por la zona inferior, las aletas de la nariz y los laterales de la frente. Todo ello lo vamos extendiendo poco a poco con la brocha y formando un tres imaginario.  

Los polvos te ayudarán a que se mantenga la base de maquillajeLos polvos te ayudarán a que se mantenga la base de maquillaje

El resto de las zonas se marcarán con un poco de iluminador, pero hay que ir con cuidado de que este no deje brillos excesivos, ya que en las primeras fases de la pérdida de tono en el rostro todavía sigue quedando mal. Con ayuda de un pincel más pequeño iremos extendiendo el producto por la frente, el puente de la nariz, los pómulos superiores y el mentón.  

 

Ojos menos llamativos

  

En el caso de los ojos se puede aplicar un tono dorado, tanto para pieles morenas como caras más claras, ya que es un color que sirve para ambas miradas. Aunque los colores más fuertes, como los flúor que tanto han marcado la temporada, así como los acabados glitter, deben descartarse. Por otro lado, los colores nude o rosas irán cada vez adaptándose mejor a los rostros conforme vayan perdiendo la intensidad del moreno adquirido en verano.  

No maquillarse en exceso los ojos es un trunco para parecer mas morenaNo maquillarse en exceso los ojos es un trunco para parecer mas morena
 

El corrector sí que podemos alargarlo un poco más, aunque siempre debe ir adaptado al tipo de base que utilicemos. Esto ocurre porque es un producto que no requiere de grandes cantidades ni que incluso se note, sino que, al tener que expandirlo bien y tratar de disimularlos, la tonalidad del corrector puede servirnos durante más tiempo aunque empecemos a perder el color tostado  

 

Un color más apagado

 

En este caso, el colorete final va al contrario que los productos anteriores. El colorete necesita de un tono anaranjado o terroso en el caso del maquillaje aplicado a rostros morenos, para ir pasando poco a poco a unas mejillas más sonrojadas gracias a colores rosas o nude.  

 

Labios naturales

 

Al igual que pasa con el resto del maquillaje, debemos ir adaptando los colores de la temporada a un tono de piel más clara. Para ello hay que ir regulando la cantidad y la intensidad de los colores que utilizábamos con un rostro más moreno.  

Lleva los labios naturales sin mucho pintalabiosLleva los labios naturales sin mucho pintalabios
 

Ahora los corales, los fucsia y los frambuesa ya no se adaptarán tan bien a la cara como en pleno verano, sino que debemos ir cambiando a efectos mate o al menos con menos brillo y colores palo, nude o rosas claros. En el caso de que todavía se siga teniendo parte del moreno, los colores estivales están más que permitidos.  

 

Seguir siendo moreno

 

Si lo que queremos es mantener un poco más ese color que hemos ido cogiendo con los rayos del sol durante los meses de verano, lo que podemos hacer es intentar simular que todavía mantenemos ese tono. Para ello debemos aplicar una serie de productos adaptados al moreno que teníamos, aunque habrá que ir regulando la cantidad e incluso bajar un tono, sin llegar al nuestro habitual, en caso de que hiciera falta.  

Con todo estos trucos mantendrás el moreno más tiempoCon todo estos trucos mantendrás el moreno más tiempo

Esto ocurre porque el maquillaje puede adaptarse a nuestra cara, pero siempre se notará cuándo está bien aplicado y cuál es nuestro verdadero color, ya que hay que ir con mucho cuidado sobre la zona del cuello y de los hombros. Aunque siempre estamos a tiempo de seguir apurando los últimos rayos de sol o recurrir a otras técnicas de bronceado.

Artículos recomendados

Comentarios