Menú
Stop: descubre dónde sí y dónde no debes echarte perfume
Stop: descubre dónde sí y dónde no debes echarte perfume

ZONAS ESTRATÉGICAS

Stop: descubre dónde sí y dónde no debes echarte perfume

Uno de los deseos más recurrentes a la hora de usar un perfume es que su aroma nos dure lo máximo posible y para ello debemos conocer un truco muy importante.

Vivimos en una sociedad en la cual cada mínimo detalle de nuestra apariencia es sumamente importante. Sin embargo, eso no solamente implica que vayamos bien vestidos y nos comportemos bien sino que además vayamos bien aseados y olamos del mejor modo posible. A muchos de nosotros nos gusta utilizar unas gotas de perfume o colonia puesto que nos da una fragancia sensual e inolvidable, dejando nuestra huella allá por donde pasamos.

No obstante, debemos siempre tener en cuenta que esta es una sustancia química, que si bien no nos hace daño al aplicárnosla en ciertas zonas de nuestro cuerpo, en otras podría llegar a dañarnos seriamente. Por eso te contamos la importancia de dónde echarse perfume o colonia y dónde no debemos hacerlo para nuestro propio beneficio, tanto para que nuestra piel no se vea dañada como para que ese perfume que tanto nos gusta dure lo máximo posible y 'olamos bien' muchas horas.

Dónde sí echarse perfume

Sin lugar a dudas, las mejores zonas para echarnos en el perfume son las muñecas y el cuello. Unas simples gotas serán suficientes para impregnarnos de su deliciosa olor y que este no resulte demasiado pesado para los demás ni para nosotros mismos. Recuerda que es importante oler bien, pero que resulta altamente desagradable cruzarse con alguien por la calle o coincidir en el mismo ascensor y que esa persona lleve tanto perfume que nos de la sensación de mareo.

La muñeca es la zona idónea para echarse el perfumeLa muñeca es la zona idónea para echarse el perfume

Cuello y muñecas, las mejores zonas

El agua de colonia suele oler menos fuerte que el perfume, por lo que podemos aplicárnoslo en más cantidad, pero siempre sin pasarse como decíamos. En el caso del perfume con un par de gotitas o una vez que nos apliquemos el spray será suficiente. Al echarnos el perfume sobre el cuello y las muñecas estaremos poniéndolo en las zonas de nuestro cuerpo donde mejor se reparte el olor, quedan más expuestas y el perfume no puede hacernos daño.

Dónde no echarse perfume o colonia

El perfume no tiene que ser un sustitutivo para el aseo, por lo que la mejor manera de oler bien será tomando una ducha y después aplicarnos el desodorante y/o perfume. No debemos confundir estos dos productos, ya que el primero está destinado a disimular el olor corporal de zonas de nuestro cuerpo que tienden a acumular el sudor, como lo son las axilas, y el perfume es simplemente un extra para añadir un olor más persistente en nuestro cuerpo.

Según la intensidad que quieras, puedes escoger entre perfume y coloniaSegún la intensidad que quieras, puedes escoger entre perfume y colonia

Prohibido el perfume en las axilas

Así pues, nunca nos aplicaremos perfume en las axilas a modo de desodorante y mucho menos si nos depilamos esta zona, puesto que estará mucho más sensible y nos la podemos irritar en gran medida al echarnos perfume, puesto que muchos de ellos contienen alcohol. Aunque no nos depilemos las axilas, el aplicarnos perfume en esa zona hará que al sudar se mezcle el olor corporal con el de esta sustancia química destinada a otras partes del cuerpo y el olor sea todavía peor que sin habernos puesto ningún perfume bajo el brazo.

No apliques perfume en la cara

El perfume nos lo debemos echar siempre lejos de los ojos y lo más cerca del rostro que puede estar es la parte inferior del cuello. Si esta sustancia entra en contacto con nuestros ojos puede llegar a irritarlos gravemente, por lo que nunca debemos echarnos perfume en la cara o por encima de la cabeza. Si queremos que nuestro cabello huela bien, existen multitud de productos que podemos ponernos en nuestro pelo, el perfume puede estropearnos el cabello y hacer que cambie su tonalidad si lo llevamos teñido, debido a su fuerte composición química y alcoholes.

Nunca te eches perfume en los genitales

Finalmente, otra zona donde echarse perfume está totalmente prohibido son los genitales. Por mucho que hayamos visto esta broma en las películas, el echarse perfume en esta zona del cuerpo no nos ayudará a ligar o hacer que huela mejor. El aseo es lo más importante.

La zona de las axilas está más que prohibida a la hora de echar perfumeLa zona de las axilas está más que prohibida a la hora de echar perfume

Además, echarnos perfume en los genitales es muy peligroso, puesto que es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo, por la cual han inventado jabones hipersensibles con tal de no dañarla. Si nos hemos depilado esta zona al aplicarnos perfume nos escocerá y generará quemaduras que, en algunos casos, hacen que terminen en el hospital.

Por lo tanto, solamente debemos aplicarnos perfume en el cuello y la parte interior de nuestras muñecas. Un leve toque de olor para terminar de completar nuestro look de una manera elegante y sutil, sin excesos y con cabeza.

Te puede interesar