Menú
Ejercicios para tonificar y fortalecer los brazos

EJERCICIO EN CASA

Ejercicios para tonificar y fortalecer los brazos

Con apenas media hora de ejercicio diario podrás evitar la flacidez de tus brazos.

Brazos tersosBrazos tersos
Con el paso del tiempo la piel comienza a perder elasticidad y es muy difícil poder mantenerla tan tersa como a los 20 años. Pero aunque llegue un momento en el que todas pensamos que la única solución para sentirnos guapas es pasar por el quirófano -algo que fomentan a diario las celebrities que se hacen retoques de forma habitual-, desde Bekia Belleza te vamos a dar unos sencillos consejos que podrás realizar fácilmente en casa.

Antes de pasar a los ejercicios que se pueden practicar para evitar, en la medida de lo posible, la flacidez en los brazos, te vamos a dar algunos consejos en lo que al cuidado diario de la piel respecta. Es conveniente que durante la ducha frotes tus brazos con un guante de crin para eliminar todas las impurezas y las células muertas y, así, cuando posteriormente te apliques tu crema hidratante habitual, ésta podrá penetrar con mayor facilidad, consiguiendo una mayor eficacia.

Pero centrándonos en el tema que nos ocupa, para conseguir unos brazos tersos necesitarás unas mancuernas que no superen nunca los dos kilos, porque queremos trabajar los brazos pero no desarollar el músculo.

Ejercicios para mantener los brazos fuertes y tersosEjercicios para mantener los brazos fuertes y tersos

Tabla de ejercicios para tonificar los brazos

A continuación tendrás que cumplir una tabla de ejercicios diaria que no te llevará más de media hora y con la que conseguirás tonificar tus brazos aumentando al mismo tiempo la fuerza de los tendones, los músculos y los ligamentos.

La posición de las piernas siempre es la misma, ligeramente separadas, más o menos a la altura de los hombres y, si puedes aguantar, con las rodillas un poco encogidas:

Ejercicios para brazosEjercicios para brazos
- Comienza con los brazos estirados en vertical y pegados a tu cuerpo. Ahora despega únicamente el antebrazo, haciendo movimientos ascendetes y descendentes, recordando no despegar del cuerpo el resto del brazo.

- Ahora inclina el tronco hacia el suelo de tal manera que formes un ángulo de 90 grados con las piernas. Vuelve a estirar y pegar los brazos a tu cuerpo como en el ejercicio anterior y volver a repetir los mismos movimientos ascendentes y descendentes.

- Por último, con el tronco en la misma posición, estira los brazos hacia el suelo. Ahora el movimiento consiste en hacer movimientos ascendentes y descendentes llevando todo el brazo hacia la espalda, como si fuéramos a coger impulso para saltar.

En cuanto al número de repeticiones, lo más conveniente es que hagas 15 repeticiones y tres series de cada ejercicio. Con el paso de los días y, sobre todo, a las pocas semanas, notarás tus brazos mucho más fuertes y tersos.

Te puede interesar