Menú
Cómo maquillarse para la comida de Reyes
Cómo maquillarse para la comida de Reyes
REYES MAGOS

Cómo maquillarse para la comida de Reyes

Un buen acabado en el maquillaje tiene que seguir unos pasos muy importantes que empiezan por un buen lavado de cara.

Durante la noche de Reyes se celebra la última de las veladas más mágicas de la Navidad. Unas horas más tarde, cuando la familia o los amigos se reúnen para comentar cuáles han sido las sorpresas que han recibido, es cuando nuestro rostro puede denotar la falta de sueño y el cansancio acumulado de todas las comidas y cenas de los últimos días. Por eso, es importante saber qué maquillaje es el que nos beneficia en este momento.

Cara lavada y descansada

Si durante la noche de Reyes apostábamos por un maquillaje un tanto más atrevido que el habitual, lo que deberíamos cuidar durante el día siguiente es el aspecto de nuestra piel. Ya que es una de las últimas reuniones familiares y con amigos que tendremos para finalizar las vacaciones de Navidad, lo mejor es no abusar de productos para que se vea un cutis radiante y natural.  

Lo mejor es apostar por un sencillo maquillaje que denote suavidad y poco material sobre nuestra piel. Para ello, lo mejor son las bases líquidas libres de brillos y sin mucho color, para que parezca que no llevamos nada sobre el rostro. En estos casos, el corrector será uno de los mejores aliados.  

Lo más importante a la hora de maquillarnos es lavar completamente nuestra caraLo más importante a la hora de maquillarnos es lavar completamente nuestra cara

Al tratarse de una comida de Reyes, la luz del día incidirá más sobre las imperfecciones de nuestra piel, cosa que no se nota tanto para las salidas nocturnas. Además, nuestra cara terminará siendo un reflejo de las interminables horas de fiestas, reuniones y emociones que hemos vivido durante los últimos días. Por eso, las ojeras, las bolsas de los ojos, las marcas faciales sobre la frente y una boca poco cuidada pueden ser los enemigos de un maquillaje natural y fresco.  

Para ello, marcaremos con iluminador el arco de las cejas y la zona alta de los pómulos, para resaltar la mirada y dar un poco de luminosidad al rostro. Mientras tanto, daremos contorno a las partes opuestas con maquillaje más oscuro, para disimular la sensación de cansancio de nuestras facciones.  

Por otro lado, si preferíamos dejar una piel suave y natural para una comida de Reyes, en el caso de las sombras de ojos seguiremos la misma táctica. En este caso, cuanto menos maquillaje apliquemos en la totalidad del rostro, más aspecto de poco recargado dará, sumándose a la sensación de descanso gracias a una base adecuada y a una aplicación muy ligera de todos los productos escogidos.

También hay que dar luminosidad al rostroTambién hay que dar luminosidad al rostro

Dar importancia a la mirada

Según el proverbio, los ojos son el espejo del alma. Por eso hay que cuidarlos, así como su imagen externa, porque muchas veces son ellos los que hacen que nos veamos representados en ellos de una manera u otra.  

Una mirada cansada debe cuidarse mientras dormimos, aunque los ojos no siempre terminan de volver a su estado normal y con su brillo habitual. En esos casos, si después de limpiar bien el rostro y de aplicar nuestra crema hidratante, nuestra mirada sigue denotando cansancio, lo que haremos es jugar un poco con el maquillaje para que ese efecto deje de ser el que centre nuestra atención.  

Como se ha indicado anteriormente, aplicar la base, el corrector y el iluminador debe ser la principal estrategia a seguir antes de continuar con un maquillaje. Sobre todo, cuando tratamos de aparentar un aspecto natural y suave, es imprescindible que las franjas marcadas para contornear el rostro y ocultar ciertas imperfecciones sea prácticamente imperceptible.  

A continuación, con una sombra de ojos nude o melocotón, dependiendo del color de la piel, aplicaremos suaves toques sobre el párpado móvil. Siempre del centro hacia afuera, el efecto que debe quedar es como una sombra del propio ojo, sin que se intuya que es un color que hemos aplicado nosotros. Los rosas muy suaves y empolvados también pueden servir para estos casos.  

Debemos dar mucha importancia a la miradaDebemos dar mucha importancia a la mirada

Una vez tengamos el difuminado hecho, nuestros ojos parecerá que se hunden un poco, pero eso es normal, ya que todavía no hemos terminado con ellos. Después, con ayuda de un eye liner o lápiz de ojos con la punta muy fina, delinearemos la base de las pestañas del párpado, sin marcar las de abajo. De esta manera, nuestra mirada se agrandará.  

Pero el maquillaje para recuperar la mirada limpia y despierta no termina aquí, sino que se necesita de un rizador de pestañas y de una máscara de color negro para abrir el abanico de pestañas y que nuestros ojos parezcan más grandes y luminosos. Hay que acordarse de peinar bien cada pelo con ayuda del pincel de la máscara, para que así el arco se vea más grande, pero sin buscar un efecto de pestañas postizas.  

Finalmente, para devolver el color al rostro, un rubor más terroso puede rematar ese aspecto de rostro descansado y natural. Es mejor si prescindimos de los rosas o los naranjas, porque darían el efecto de una cara muy maquillada y lo que buscamos es aparentar naturalidad. Incluso se puede obviar este paso y reservar el colorete para otro tipo de ocasiones, ya que no es necesario para acudir a una comida de Reyes. Y para el caso de los Y para el caso de los labios pasa igual: mejor un efecto gloss en color nude o empolvado, para que parezcan más hidratados.

Evita los efectos de maquillaje profesional

Durante las fechas navideñas, nuestra agenda se ha llenado de compromisos, comidas, cenas y reuniones, tanto familiares como con amigos o de empresa. Pero nuestro rostro también ha acabado cargado de distintos maquillajes para cada uno de los eventos a los que hemos tenido que acudir.  

La máscara de color negro abre y potencia la miradaLa máscara de color negro abre y potencia la mirada

Para que un buen maquillaje funcione al cien por cien, es muy importante que se cuide a diario. Si nos limpiamos adecuadamente la piel cada noche, aplicamos cremas hidratantes durante las horas de sueño y preparamos la piel antes de aplicar cualquier maquillaje de manera diaria, durante la Navidad es recomendable hacerlo con más asiduidad y con cuidado, ya que son más veces las que nos maquillaremos y durante más días y horas seguidas, seguramente.  

Como consejo, si lo que buscamos para la comida de Reyes es un maquillaje más natural y con menos artificios, para que se nos vea bien despiertos y con el rostro relajado, pese a todas las horas de sueño que nos faltan tras estas festividades, lo mejor es no aplicar demasiados efectos. Al contrario que hacíamos durante las primeras comidas familiares, las cenas de empresa o las quedadas con amigos, el maquillaje en las últimas horas navideñas debe ser más escueto.  

Te puede interesar