Menú
Ponernos en forma: consejos para adelgazar

A DIETA

Ponernos en forma: consejos para adelgazar

Si el propósito número uno para el próximo año es perder esos kilos de más, recuerda que no tienes que esperar. Con algunos 'tips' que detallamos a continuación, te será más fácil adelgazar.

Ponernos en forma: consejos para adelgazarMujer contenta al pesarse
Si has decidido perder ese kilo de más, algunos consejos te pueden ayudar. Puedes mantenerte fiel a tus ganas de adelgazar, siempre que se basen en un propósito realista, a alcanzar con una metodología sana y equilibrada.

Como consejo principal está el de escoger una dieta como forma de vida, y no como dieta en sí. Si calificas tu propósito de perder kilos como una dieta, perderás interés cuando te sientas satisfecha con tu peso, o quizás decidas abandonar la dieta antes de haber conseguido tu propósito. Si en cambio consideras esta decisión como forma de vida y como parte de ti, encontrarás tu manera clave para mantener una vida saludable a largo plazo.

Apúntalo todo

En una agenda o un pequeño cuaderno, por ejemplo, podrás llevar un 'diario' donde apuntar tu peso. Puedes anotar la cantidad de ejercicio y comida correspondiente a ese mismo día, teniendo en cuenta que es preferible pesarse una vez a la semana en vez de a diario, para así notar el progreso y no desanimarse por no ver cambios. Puedes pesarte a primera hora de la mañana y en el mismo día de la semana, y recuerda que la pérdida de peso sucederá, pero sólo a su debido tiempo.

Recuerda, además, que dormir poco puede hacerte engordar, y que es preferible dormir las ocho horas diarias. ¡Apunta esa cifra también en tu cuaderno!

Las personas a tu alrededor pueden saber que estás a dieta

Habla con tus seres queridos para que sean conscientes de que estás a dieta. De esta manera, tendrás una nueva presión para respetar tu dieta planificada, y les habrás comentado tu situación para que puedan ayudarte ellos también.

Tomarse medidasTomarse medidas

¡Haz ejercicio!

No hace falta que reserves dos horas diarias de tu vida al gimnasio, pero sí es importante realizar algún tipo de ejercicio además de cuidar tu alimentación. Escoge el que más te guste, pues si realizas ejercicio del que disfrutas es más probable que no lo dejes. Incluso haz deporte en buena compañía, para motivarte a hacer deporte. Puedes escoger entre andar, correr, montar en bicicleta, ejercicios en casa? Encuentra el deporte que más te gusta, ya sea solo o acompañado.

En cuanto a la alimentación...

Los médicos nos recomiendan comer cada tres horas, y tener un desayuno y comida fuertes pero una cena muy ligera. Si tu intención es adelgazar, recuerda que saltarse las comidas nunca ayuda a perder peso, porque el hambre que acumules a causa de esta decisión se traducirá en engordar: tendrás que comer más en tu próxima comida. Recuerda que es preferible comer cinco veces al día, de forma variada para así no aburrirte de la dieta o dejarla de lado.

Además, añade a tu comida dietética algo de condimento, pues ¡es increíble lo que puede hacer un poco de orégano! Disfruta de esta comida masticando despacio, y recuerda cenar como poco dos horas antes de irte a dormir. Bebe tus dos litros de agua diarios. Trata de no picar entre horas aunque, si es inevitable, siempre es preferible comer un poco de fruta que chocolate o un bollo, por supuesto.

Recuerda que los refrescos tales como la Coca Cola, engordan y es siempre preferible tomar agua o zumos naturales, reservando estas otras bebidas para casos especiales.

Cuida tu alimentaciónCuida tu alimentación

Nada de Televisión ni móvil

Por curioso que suene, las personas que comen o cenan mientras ven alguna película a través de la pantalla, o utilizan su teléfono móvil al mismo tiempo, comen más de lo que harían si estuviesen solamente concentrados en lo que están comiendo. Es preferible concentrarse solamente en el plato que tenemos ante nosotros, y no realizar otras actividades al mismo tiempo para así darnos cuenta de cuándo no tenemos más hambre.

Otros consejos

Lavarse los dientes nada más terminar de comer es una opción muy recomendada, pues de esta manera te será más fácil evitar picar entre horas, y el sabor de comida que tenías en la boca ya lo habrás eliminado y por lo tanto ya no te dará ganas de comer.

Y, como último consejo, no tires ropa que ahora mismo te queda un poco pequeña. Es preferible perder esos kilos que tenemos de más, y vivir la intensa alegría que supondrá probarnos esas prendas nuevamente y ver que esta vez sí nos quedan ideales.

Te puede interesar