Menú
Microblading: en esto consiste este tratamiento de cejas
Microblading: en esto consiste este tratamiento de cejas

REVOLUCIÓN DE BELLEZA

Microblading: en esto consiste este tratamiento de cejas

Llega el tratamiento de cejas más minucioso del mercado. El microblading tiene múltiples beneficios, entre ellos su larga perdurabilidad.

Son ya muchos los tratamientos de cejas que hay disponibles en el mercado. Según pasan los años, las técnicas van avanzando y otras nuevas van surgiendo siendo muchas de ellas aclamadas por gran cantidad de personas. En concreto, el microblading es uno de estos tratamientos de cejas que están revolucionando el mundo de la belleza. Esto consiste en un minucioso proceso que puede llegar a tardar entre dos o tres horas en llevarse a cabo. La extensa duración de este tratamiento quizás tenga que ver con el hecho de que su perdurabilidad se prolonga en torno a dos años, por lo que la precisión y el trabajo valdrá la pena a la larga.

El microblading requiere una gran precisiónEl microblading requiere una gran precisión

Para poder realizarlo, primero es necesario someter a la persona a una prueba de alergia uno o dos días antes al tratamiento. Esto se hace fundamentalmente para evitar cualquier tipo de problema de alergia que pueda surgir después de manera inesperada ya que en cuestiones de salud y estética, la seguridad es lo primero.

Una vez que se inicia el tratamiento, durante la primera hora aproximadamente son los expertos los que realizan mediciones y van dibujando la forma de la ceja que se desea obtener con un lápiz. De esta manera es el cliente quien va viendo cómo va evolucionando el proceso aportando así su opinión y gusto personal, que al final será lo importante. Una vez se haya obtenido el boceto, se aplicará una crema anestésica en la zona para eliminar cualquier molestia durante el microblading, haciendo que el proceso sea totalmente indoloro para el o la paciente.

Para el pintado se emplean pigmentos orgánicos con base mineralPara el pintado se emplean pigmentos orgánicos con base mineral

Finalmente, se iniciará el pintado. Las agujas utilizadas durante el microblading se deslizan por la zona de manera suave y provocan un corte fino que es indistinguible del pelo real. Sus trazos son nítidos y por lo general se usan pigmento orgánicos con base mineral ya que resultan hiporalergénicos y una vez más, reducen la posibilidad de reacciones indeseadas en la piel.

¿Qué materiales se necesitan para el microblading?

Para llevar a cabo esta técnica tan sólo se hará uso de los siguientes elementos:

  1. Agujas: Deben ser estériles con el fin de no infectar a ninguno de los clientes o transmitir enfermedades. Es decir, sólo se hará un uso por cliente. Además, lo idóneo es que sus puntas paralelas entre sí tengan forma curva y formen un trazado regular y constante. Existen diferentes tipos de agujas que pueden utilizarse para este tratamiento en función del resultado que se desee obtener. Estas variarán por el número de púas, su diámetro, su forma, el grueso de su trazado...
  2. Pigmentos: Existen diferentes gamas de pigmento que se aplicarán en función del gusto personal de cada persona. Es bueno preguntar a los especialistas ya que su opinión derivada de su experiencia servirá de gran ayuda. Lo normal es aplicarse un pigmento que vaya a juego con el resto del vello del cuerpo y con la piel aunque hay personas que prefieren hacer contrastes en el tono de cejas. Además, hay que tener en cuenta que el color que se percibe tras la aplicación del producto es distinto al color que se ve antes del mismo, por lo que el proceso de selección se basará en un análisis individual. Finalmente, y tal y como se ha mencionado anteriormente, es recomendable utilizar un pigmento hipoalergénico.
  3. Pluma: A diferencia de la micropigmentación, este tratamiento de microblading tiene como fundamental el uso de una pluma. Con ella se podrá llevar a cabo el tratamiento. Esta pluma tiene un tamaño más pequeño con el fin de conseguir un resultado detallado y preciso. Además, es esterilizable por lo que se podrá usar en diversas ocasiones siendo esta limpiada por motivos obvios de seguridad.

Los materiales empleados para el microblading son agujas, pigmentos y una plumaLos materiales empleados para el microblading son agujas, pigmentos y una pluma

En definitiva, el microblading o maquillaje semipermanente de cejas es un tratamiento que se ha popularizado en los últimos tiempos. Además, tal y como se ha comentado requiere de una gran precisión ya que cualquier detalle podrá influir en el resultado. Los trazados deben de ser finos ya que se busca un resultado natural y realista, aumentando la energía de las cejas y potenciando su pigmento y forma sin llamar una atención excesiva.

Por este motivo, es fundamental acudir a un lugar donde los materiales que se utilicen sean de calidad y permitan crear un diseño perfecto y cuidado. Además, será importante que la persona reciba atención especializada y consejos acerca de cual será la mejor aguja y tipo de pigmento necesario en su casa persona. Aunque no es un tratamiento barato, su resultado merece la pena para aquellos que deciden hacerlo ya que en cuestión de cejas es preferible no escatimar puesto que los resultados lo notarán y en caso den o ser los esperados podrán costar un gran disgusto a la persona que decide tomar este tratamiento.

5 errores habituales

Finalmente, es preciso señalar a aquellos que van a realizarse este tratamiento cinco errores en los que no deberán de caer:

Cada persona recibe una atención especializada y consejosCada persona recibe una atención especializada y consejos

  1. Tener cuidado con el pigmento elegido
  2. Diseño adecuado al tipo de ceja original, sin excederse
  3. Desconfiar de precios u ofertas excesivamente baratos
  4. Informarse bien antes de realizar el tratamiento
  5. No confundir con micropigmentación. El microblading se realiza a mano y consigue un efecto 3D

Te puede interesar