Menú
Demi Lovato: el peor estilo de esta exchica Disney en 5 peinados

PEORES PEINADOS

Demi Lovato: el peor estilo de esta exchica Disney en 5 peinados

Demi Lovato ha triunfado en el mundo de la música bajo una apariencia estrafalaria.

Demi Lovato con coleta alta y tupe de tuboDemi Lovato con coleta alta y tupe de tubo

¿Qué ha sido de la dulce niña con voz angelical que debutó en la película 'Camp Rock'? No cabe duda de que el cambio de la cantante Demi Lovato ha sido espeluznante desde que llegó al mundo de la fama gracias a Disney. Sin estar muy seguros de si se trata de una maldición estética o no de las chicas Disney, lo cierto es que esta actriz se suma a la lista irreparables de los ídolos adolescentes que han ido en picado con su imagen.

A pesar que su rostro inocente y de belleza fina a la par que natural llegó a la gran pantalla con ganas de comerse el mundo, la cantante Demi Lovato no ha tenido la suerte de sobrellevar la fama con tranquilidad y 'buena cabeza', pues vivió una de las temporadas más complicadas debido a su juego con las drogas. Y es que este deterioro tanto mental como físico ha influido en su imagen, pues aunque se dio a conocer aún siendo una adolescente, Demi Lovato ha crecido intentando cambiar ese estereotipo de 'chica Disney'.

El transcurso estético de esta celebrity ha dejado mucho que desear con el paso de su trayectoria profesional, de una Demi Lovato dulce evolucionó hacia una chica 'macarra' con aires descuidados en el aspectos físico. Por no hablar de sus elecciones a la hora de decantarse por un peinado u otro a la hora de acontecer en un evento público, y es que Lovato no tiene ningún reparo en innovar aunque ello conlleve un resultado devastador.

Demi Lovato con corte de pelo bob y buclesDemi Lovato con corte de pelo bob y bucles

Peluquería, ¡por favor!

El primer desastre estético que ha ofrecido esta estrella de la música fue en los Premios American Music en 2008, un evento musical que dejó una estampa de la cantante que muchos querrían olvidar. Aunque en ese momento Demi aún era adolescente, lo cierto es que ya apuntaba maneras, pues a pesar de ser una celebrity asesorada no acertó para nada ni en el vestido y mucho menos en el beauty look.

Con un corte de pelo que a más de uno le recordaría a la pequeña 'Heidi', Demi Lovato llegó a la alfombra roja de los premios con una imagen que hasta ese momento no era propia en ella, pues siempre había sido muy sencilla pero correcta. Con un vestido en blanco roto, estructurado con un escote en V y cintura ceñida bajo un cinturón de tela en negro, Demi Lovato lució un atuendo que dejaba mucho que desear. En vuelta en capas con volantes de la parte inferior del vestido, Demi Lovato se mostró de lo más orgullosa con su nuevo look.

A pesar de que siempre había tenido una media melena y fleco ladeado, la cantante apostó por arriesgar por un falso corte bob, en el que las ondas que sobresalían no tenían absoluta definición. Junto al peinado, un 'make up' que no favorecía en absoluto la tonalidad de piel de la artista, pues combinándolo con un vestido así, creyó oportuno sumergirse en el mundo de los ahumados marrones y anaranjados. ¡Muy mal Demi, muy mal!

Demi Lovato con media melena en negroDemi Lovato con media melena en negro

La bruja del cuento

Con el paso de los años y con una carrera mediática a sus espaldas, Demi Lovato no solo no ha sabía conciliar su imagen afamada sino también su apariencia física, pues tras un análisis de sus looks a lo largo de su carrera demuestra que esta joven está un poco pérdida en los campos del estilo. Del color chocolate en su cabellera pasó al negro petróleo, una elección que ha marcado sus imágenes más terroríficas en cuanto a la estética.

Los Premios People Choice Awards 2016, Demi Lovato presentaba uno de los galardones junto a Colbie Caillat, eligiendo para ello un atuendo de difícil explicación. El look que comenzaba con un vestido sin tirantes con escote en 'corazón profundo' se sumergía en un color de azul eléctrico que que la transformaba en el personaje maligno de una película. Siguiendo su afición por la cintura ceñida, Demi Lovato continuó con la herencia de los cinturones en negro, una elección que no le favorecía en absoluto.

La apariencia de su pelo derivaba en la cuestión si había o no pasado horas antes por la peluquería, pues aunque tenia un peina sencillo con fleco ladeado, Demi Lovato lucía una melena muy descuidada y despeinada. Con su mejor mirada seductora, posó ante los fotógrafos presentes, quienes fueron testigos del terrible cambio de la chica Disney al lado oscuro. Y no solo por el color de su pelo, que la envejecía unos cuantos años, sino por la elección de su total look para presentar unos premios tan importantes en el mundo celebrity.

Lovato con melena XL con bucles cerradosLovato con melena XL con bucles cerrados

Demi Lovato o ¿Jessica Rabbit?

Del imponente y desmejorado negro pasamos al seductor pelirrojo. Los peinados más desacertados de la cantante, tal y como hemos visto a lo largo de su trayectoria mediática, se han dado en la alfombra roja más afamada de los premios más importantes del mundo de la música. En esta ocasión, los Premios Grammy 2011, el inicio de un bucle estético en el que cayó Demi Lovato de forma irreparable.

La red carpet de estos premios fue testigo de la imagen más aterradora de Demi Lovato, pero no por adentrarse en las variantes de los tintes para el cabello, sino por encarnar a un personaje animado bajo la peor de la imitaciones. Cabe formular la pregunta: Demi Lovato o ¿Jessica Rabbit? Difícil respuesta. A pesar de que este personaje de la animación se ha convertido en todo un icono de la sensualidad por su despampanante boceto, lo cierto es que Demi Lovato llevó a todos los extremos su look.

Un peinado de una melena XL estructurada con unos bucles muy marcados y cerrados que dificultaba la admiración de un resultado que podría haber sido exquisito, pero que no lo fue. Junto a este terrible arreglo en el cabello, un vestido en tono fucsia que, para suerte o desgracia de muchos, desviaba la vista hacia él. ¿El motivo? Su escote ancho en V que estamos seguros que no pasó desapercibido.

Demi Lovato con pelo corto y negroDemi Lovato con pelo corto y negro

Fantasmagórica

El retorno del negro. Aunque había llenado de ilusiones a todos los amantes del buen gusto y estilistas del mundo de la fama, Demi Lovato lo hizo, volvió al negro petróleo. Una estampa que no solo será difícil de olvidar por su imagen complicada tras una etapa controvertida, sino también por convertirse en una falsificación nefasta de lo que había llegado a ser esta estrella.

Casi con la palidez de un fantasma, Demi Lovato eligió un total look en el estilo más gótico-rockero para asistir a uno de los eventos de moda de Topshop, en concreto, en la presentación de la colección 'Unique'. Al parecer la joven cantante hasta ese momento no se había dado cuenta de que el color negro no le agrada en absoluto a su imagen de belleza, pues aunque iba combinándolo con una cazadora de cuero en negro y una botas militares, se convirtió en una selección terrible. ¡Qué horror!

Por no hablar de un make up improvisado y mal construido, pues la palidez de su rostro y el contraste rosado de su brush no hacía más que desentonar en todo un conjunto horripilante. Y es que esta artista que un día llegó siendo una joven bella y sencilla, además de natural, se convirtió en un personaje estrafalario amante del arcoiris en su cabello.

Demi Lovato con el pelo rosaDemi Lovato con el pelo rosa

PinkyHorror

Tal y como nos ha deleitado en los últimos años, Demi Lovato a tocado de cerca la mayoría de las tonalidades de la paleta de colores, del color chocolate, pasando por el turquesa, el azul o el rubio hasta el negro. Una sucesión de cambios que nos han dejado boquiabiertos de forma continua, pero no a gusto con sus variaciones cromáticas, Demi Lovato apostó por el rosa, pero no un rosa cualquiera, un rosa fluor que dañaba la vista.

De mal en peor ha ido la imagen de esta joven estrella que un día debutó bajo los brazos de Disney, pues a día de hoy se le conoce por evolucionar a un personaje mediático que aunque no ha llegado a convertirse en conflictivo si que ha dado mucho de qué hablar. Todo ello repercutiendo en su apariencia física, cuya imagen ha ido en escala descendiente hasta llegar a la ordinariez más profunda.

Aunque ha intentado encontrar su puesto en el mundo de la estética, al parecer Demi Lovato no lo ha conseguido, prueba de ello ha sido la sucesión de fotografías que ha regalado con sus múltiples y continuos cambios de looks. Deseamos que vuelva la dulce Demi y que la artista destierre por una vez por todas el espíritu maligno de 'Kesha' que la ha poseído.

Te puede interesar