Menú
Talasoterapia: el poder del agua del mar para la belleza
Talasoterapia: el poder del agua del mar para la belleza
ELEMENTOS MARINOS

Talasoterapia: el poder del agua del mar para la belleza

La talasoterapia, un tratamiento que se basa en el uso de diferentes elementos marinos para mejorar nuestra belleza y nuestra salud.

No es de extrañar, que ojeando algún balneario o spa para relajarte unos días, te hayas encontrado con que realizan tratamientos de talasoterapia. Pero ¿qué es la talasoterapia? ¿Qué clase de beneficios nos puede aportar? Aunque para muchas personas la talasoterapia es aún un tratamiento bastante desconocido, lo cierto es que ofrece magníficos resultados. A continuación te damos todas las claves sobre este tratamiento que cada vez está más de moda.

¿Qué es la talasoterapia?

La talasoterapia es un tipo de tratamiento con fines terapéuticos, que se basa en el uso de diferentes elementos marinos, tanto juntos como separados, como agua de mar, algas marinas y barro entre otros elementos. El conocimiento de la talasoterapia, se remonta a la antigua Grecia . Hipócrates, ya recomendaba los baños de mar en sus tratamientos como fuente de salud, aunque no es hasta el siglo XIX cuando se empieza a desarrollar esta técnica. Etimológicamente proviene del griego 'Thalassa' que significa mar y 'Therapia' que significa terapia o curación. Básicamente la talasoterapia es un método que consiste en aprovechar los diferentes elementos marinos para mejorar nuestra salud y nuestra belleza.

La composición del agua del mar es similar a la del plasma sanguíneoLa composición del agua del mar es similar a la del plasma sanguíneo

Propiedades de la talasoterapia

Como ya hemos dicho anteriormente, la talasoterapia está basada en el entorno marino y el agua del mar. En primer lugar, el agua del mar contiene diferentes elementos que poseen características antitumorales, antibacterianas y antivirales. Debido a su composición, estos elementos son necesarios para el buen funcionamiento del organismo humano, como por ejemplo el sodio y el potasio, que regulan la cantidad de agua en los tejidos y en las células.

La composición del agua del mar, es similar a la del plasma sanguíneo, esto hace que por medio de la absorción osmótica a través de la piel, el organismo recupere su equilibrio. La temperatura adecuada para facilitar el proceso de ósmosis es entre 35 y 37ºC. Además de ello, es importante mencionar los beneficios del movimiento del mar para nuestro organismo. Las olas, producen un efecto hidromasaje y tonificante en la superficie corporal que tiene como resultado un bienestar general en todo el cuerpo.

Por otro lado, la aplicación de elementos como las algas marinas en tratamientos de talasoterapia es muy recomendable, ya que tienen efectos antibióticos, antitumorales, antioxidantes, antivirales y retrasan el envejecimiento cutáneo. Las algas también son ricas en vitaminas A, B, C, E, F y K, así como en hierro, calcio, proteínas y vitaminas.

Otro de los elementos que se utiliza en tratamientos de talasoterapia son los barros marinos. Los barros marinos, contienen una alta concentración de minerales. Este tipo de barros, se aplican directamente sobre la piel mezclados con agua de mar. Sobre todo, están indicados para dolencias reumáticas por su gran retención calorífica.

Por último, no nos debemos olvidar del clima marino, otro de los factores fundamentales de la talasoterapia. La abundancia de oxígeno y la pureza del aire junto al mar, estimulan el organismo y relajan la mente. Otro de los elementos del clima marino es el sol. Tomar el sol de manera adecuada con fines terapéuticos puede resultar muy beneficioso. Eso sí, una prolongada exposición al sol o exponerse en las horas de mayor radiación solar, puede traer consigo numerosos efectos adversos y peligrosas lesiones cutáneas, ¡mucha precaución! Por su parte, la exposición al aire marino también es una manera de utilizar los componentes climáticos para fines terapéuticos. El aire del mar es rico en ozono y yodo que tiene numerosas propiedades antibióticas y relajantes. Favorece la circulación de la sangre y estimula las defensas y la transpiración de la piel produciendo bienestar.

La abundancia de oxígeno y la pureza del aire junto al mar, estimulan el organismoLa abundancia de oxígeno y la pureza del aire junto al mar, estimulan el organismo

¿Para qué se usa la talasoterapia?

Como hemos dicho anteriormente, la talasoterapia es un método natural que posee numerosos beneficios para la salud y la belleza. En el ámbito estético, un buen tratamiento de talasoterapia tiene numerosas ventajas: ralentiza el envejecimiento de la piel, mejora los tejidos y te ayuda a combatir la flacidez y la celulitis. En los tratamientos de estética, se utiliza sobre todo la combinación de algas marinas con el agua de mar, que poseen increíbles propiedades que tienen el poder de exfoliar, desintoxicar, regenerar, nutrir y equilibrar la piel.

Por otro lado, además de en el campo estético, la talasoterapia está indicada para tratar diferentes patologías como: las patologías del aparato locomotor y sistema musco-esquelético, patologías del sistema respiratorio (asma y faringitis) o patología circulatoria periférica. La talasoterapia también está indicada para tratar problemas dermatológicos (psoriasis, dermatitis), enfermedades reumáticas y problemas de menopausia o pubertad. También se utiliza como factor analgésico para disminuir el dolor de diferentes zonas del cuerpo y en procesos post traumáticos y post quirúrgicos.

Además de en los procesos físicos mencionados antes, la talasoterapia también ayuda en problemas de estrés, ansiedad, depresiones, insomnio y fatiga. Los efectos de la talasoterapia, comienzan a notarse aproximadamente, a partir de los siete días de tratamiento como mínimo.

Ayuda a enfrentar muchas patologíasAyuda a enfrentar muchas patologías

Contraindicaciones de la talasoterapia

Existen determinadas situaciones, en las que se desaconseja la realización de tratamientos de talasoterapia con el fin de evitar un empeoramiento o agravamiento de dicha situación. Las contraindicaciones de las aplicaciones de talasoterapia son en patologías infecciosas, en insuficiencias orgánicas graves o descompensadas como: cardiopatías descompensadas, estados caquécticos, procesos respiratorios descompensados, insuficiencia de hígado o riñón en estado muy avanzado o en procesos reumatológicos agudos, entre otros. Tampoco se recomienda en casos de fiebre aguda, hipertensión grave, enfermedades psiquiátricas en brote o si tienes úlceras o heridas abiertas en la piel. También se desaconseja la talasoterapia en el primer y último trimestre de embarazo. Lo ideal antes de realizarte un tratamiento de este tipo, es consultarle a tu médico de cabecera.

Centros de talasoterapia

Los centros que ofrecen tratamientos de talasoterapia, se encuentran muy próximos al mar, ya que es necesario rodearse de un entorno marino para que el tratamiento sea completo. Además, el agua con el que se realizan los tratamientos, es agua de mar natural recogida de la orilla, que posteriormente es depurada y esterilizada para eliminar agentes patógenos antes de su aplicación en los distintos tratamientos.Como ya has visto, existen muchos tipos de talasoterapia. Elige el tratamiento que más se adapte a tus necesidades, asesorada por los profesionales del centro.

Artículos recomendados

Comentarios