Menú
Cómo maquillarse para resaltar los pómulos
Cómo maquillarse para resaltar los pómulos
CONSEJOS

Cómo maquillarse para resaltar los pómulos

El maquillaje debe ser aplicado correctamente si queremos que los resultados que obtengamos a través de él sean los esperados.

El maquillaje puede ser uno de nuestros mejores aliados en muchos momentos de nuestra vida. Si bien hay personas que se maquillan a diario, otras prefieren hacerlo solamente en ocasiones más especiales. Muchas celebridades nos demuestran la magia que el maquillaje hace en sus rostros y cómo pueden potenciar ciertas partes de su cara dependiendo solamente de la técnica que utilicen.

Sin embargo, el maquillaje debe ser aplicado correctamente si queremos que los resultados que obtengamos a través de él sean los esperados, haciendo que podamos disimular aquellas pequeñas imperfecciones que no nos gustan o bien que resalten esas otras partes de nuestro rostro que queramos que llamen más la atención.

Sea como sea, el maquillaje debe ser aplicado correctamente y todas podemos aprender a hacerlo. Simplemente necesitamos dedicarle el tiempo que sea necesario y aprender la técnica adecuada con tal de conseguir los mejores resultados. Esto mismo deberemos hacer si queremos resaltar precisamente los pómulos.

 Lo primero que deberemos hacer es unificar el tono de todo nuestro rostroLo primero que deberemos hacer es unificar el tono de todo nuestro rostro

Muchos rostros famosos han mostrado unos pómulos potenciados notablemente a través del maquillaje durante los últimos años y las técnicas que se han utilizado para conseguirlos se han hecho famosas en todo el mundo. Descubre algunos secretos para saber cómo maquillarse para resaltar los pómulos y que puedas así potenciar esta parte tan bonita de tu rostro.

1. Lo primero: unificar el tono

Como en casi todas las técnicas de maquillaje, lo primero que deberemos hacer es unificar el tono de todo nuestro rostro. Para ello, nos desmaquillaremos bien con agua micelar o bien limpiaremos la cara con agua y jabón para comprobar que la piel esté completamente limpia.

Después nos aplicaremos una crema hidratante según las necesidades concretas de nuestro tipo de piel. De este modo haremos que el maquillaje corra mejor por el rostro a la hora de aplicárnoslo, pero también que nuestra piel esté hidratada y protegida antes de aplicarnos todos los productos que requeriremos con tal de poder maquillarnos para resaltar nuestros pómulos.

Una vez nos hayamos aplicado la crema hidratante por toda la cara, incluyendo la zona del cuello, nos podremos centrar en aplicarnos el corrector adecuado con tal de tapar las imperfecciones específicas. Recuerda que si utilizas un corrector de colores deberás utilizar el verde para los granitos o rojeces, el salmón para las ojeras y el ocre para las manchas más oscuras.

El iluminador terminará de crear ese efecto relieve que había empezado el contouringEl iluminador terminará de crear ese efecto relieve que había empezado el contouring

Cuando te hayas aplicado el corrector en cada una de las zonas que quieras disimular podrás aplicarte la base de maquillaje con tal de unificar el tono de todo el rostro. Recuerda que deberás difuminarla bien en la zona del mentón, la frente y el cuello si no quieres que quede un efecto máscara demasiado poco natural. Además, deberás asegurarte de que el corrector de colores queda también correctamente difuminado consiguiendo la máxima cobertura de una manera muy natural.

Es importante que elijas una base de maquillaje del mismo tono que tu piel, por lo que quizás debas comprarte otra diferente en verano si tu tono de piel ha cambiado tras el bronceado. Puedes conseguir el color adecuado mezclando más de dos bases y esparciéndola bien por todo el rostro, consiguiendo que todo el tono quede unificado y no haya zonas más claras y brillantes u oscuras que otras.

2. Crear luces y sombras

Cuando ya hemos unificado todo el tono de maquillaje en nuestro rostro podemos pasar a aplicarnos diferentes técnicas de maquillaje para crear luces y sombras, de esta manera resaltaremos o disimularemos las zonas de nuestra cara que más queramos destacar.

El contouring y el highlight serán las claves para este look. Con el primero crearemos las sombras en las zonas laterales de la frente, justo por debajo del pómulo, en ambos lados de la mandíbula y los laterales de la nariz. Difuminaremos con un pincel grueso esta sombra de maquillaje oscura con tal de generar relieves en nuestra cara. Conseguiremos así resaltar los pómulos por su parte inferior.

Si tienes la cara redonda o cuadrada y quieres que tus pómulos ganen mayor protagonismo recuerda que deberás oscurecer también con la técnica del contouring la parte inferior del pómulo, la que va por encima de la mandíbula, así quedará iluminada solamente la parte superior, creando volumen en un rostro redondeado casi sin ángulos.

El iluminador, o highlight, terminará de crear ese efecto relieve que había empezado el contouring. Este maquillaje es más claro que el anterior y que nuestro tono de piel, por lo que en todas las zonas donde nos lo apliquemos ganarán volumen y resaltarán mucho más. Lo bueno de este tipo de maquillajes es que tienes uno apto para el día, con el mismo efecto, y después otro más arriesgado y divertido para la noche.

Si utilizas corrector de colores deberás utilizar el verde para los granitos y el salmón para las ojerasSi utilizas corrector de colores deberás utilizar el verde para los granitos y el salmón para las ojeras

Si quieres terminar este look tan glamoroso con más maquillaje tienes la opción de uno más natural, utilizando tonos tierra para el verano o bien más oscuros para el invierno. Los ojos pueden ser llamativos, siempre y cuando recuerdes resaltar bien el iluminador en los pómulos, intentando que no se oscurezca la zona a causa de la sombra de ojos.

Los labios pueden ser llamativos, pero es mejor que sean de un tono nude, ya que así centrarás la atención de tu maquillaje primordialmente en los pómulos, la parte de tu cara que precisamente has buscado resaltar más en esta ocasión. Mientras más ángulos tenga tu rostro más fácil te será destacar los pómulos, pero si intentas destacar muchas otras zonas de tu cara con mucho maquillaje es probable que no consigas este mismo efecto.

Para aprender más trucos de belleza y cómo maquillarte para resaltar tus pómulos o cualquier otra parte de tu rostro, no dudes en consultar con los profesionales tanto de salón como de tienda quienes sabrán aconsejarte las mejores técnicas y productos para que tú misma en casa puedas conseguir los resultados que tanto deseas, en este caso, conseguir que resalten tus rostros y crear bonitos y naturales efectos de relieve en tu rostro. Siempre buscando la manera más natural y a la moda de hacerlo, siguiendo todas las tendencias de maquillaje.

Artículos recomendados

Comentarios